/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

martes, 11 de julio de 2017

11-07-2017, 5ª Ruta, Hoy tocaba diversión y tranquilidad....., ¡SIN MÁS!

Pues sí amigos, hoy tocaba diversión y tranquilidad, sin más anhelos que los que ya he dicho..., salir a darle al pedal, sin prisas, pero sin pausas, parar la veces que hiciese falta para captar el momento adecuando en una situación inesperada, sin marcar récords, sin subir la media de velocidad, sin llegar a toda leche a los destinos...

Hoy tocaba salir en bici y pasear, no perderse detalle de casi nada, hacer fotos, admirar los paisajes, hacer fotos, y sobre todo..., relajar un poco las piernas, que también viene bien..., tened en cuenta que en 10 días de vacaciones, me he merendado 5 rutas.

Hoy he salido pronto, más pronto que ningún día, a las 07h.12' ya estaba encima de la  bici dispuesto a bordear la playa, el mar y todos los acantilados habidos y por haber.

A la hora que ha salido, prácticamente, el sol empezaba a despuntar hoy en Torrevieja, algo raro porque estos días atrás sobre las 06h.40', el sol ya se veía en el horizonte..., pero hoy no, hoy parece que me ha esperado. Os dejo unas fotos de la salida del sol.



 No me negaréis que la foto de arriba no es una pasada.

Insisto, no sé que fenómeno climatológico se ha dado hoy, pero el sol ha salid más tarde de lo habitual.

No obstante, y como la ruta de hoy se desarrollaba por toda la costa, sus playas y acantilados, me he dirigido al Acantilado de los Náufragos que lo tengo a unos 300 metros de donde vivo y desde ahí, mi primer destino era Cala Ferris, pero siempre por la Costa.

Después de Cala Ferris, he llegado a Cala Capitán, Cala Piteras y Punta Prima. En esta tres calas, se ha hecho algo complicado ciclar debido al terreno y lo pedregoso del mismo. A esto se ha sumado, en muchos momentos, bancos de arena que hacían casi imposible mantener la verticalidad en la bici, no pasando en muchos momentos de los 7 kms/hora.




Aún así, he conseguido llegar a Punta Prima y Playa Flamenca, dónde el terreno se hacía algo más agradable de ciclar, no exento de baches y piedras en forma de escalón, pero que de alguna manera te dejaba llevar un rito algo más alegre.


La zona de La Zenia se dejaba ver en la lontananza y aquí, ya empezaban un sinfín de paseos marítimos, verdaderamente bonitos y además, a éstas horas de la mañana, se podían recorrer sin miedo a atropellar a algún peatón, aunque he de decir, que la zona de bici, en estos paseos, está muy bien marcada, pero..., ya se sabe, que los ciclistas tenemos que emplear la precaución cuando se habla de peatones, aunque éstos circulen por zonas habilitadas para la bicis.

En el paseo de La Zenia, he encontrado un reloj solar muy parecido al que tenemos en Albacete en el Parque de la Pulgosa y de hecho, la hora que marcaba con la que marcaba el velocímetro de "Rosario", prácticamente coincidían.



De La Zenia me he dirigdo a mi próximo destino, Cabo Roig. Aquí he bajado al puerto deportivo y si por poco me caigo al agua, mirando como volaba una gaviota a escasos 2  metro por encima de mi cabeza y que me venía acompañando desde hacía unos dos kilómetros más o menos.



De Cabo Roig, me he dirigido a la Dehesa de Campoamor con la intención de llegar con la bici hasta el espigón de piedras que hay en la zona baja de esta Dehesa o Playa y que se hizo en su momento para romper el oleaje del mar contra la zona de bañistas. Bueno, pues ya os digo, que no he podido ir al final del espigón montado en la bici. Os pongo unas instantáneas.





 Una vez aquí, en Cabo Roig, mi próximo objetivo era encontrar el cuartel militar de las C.O.E.S. (Compañía de Operaciones Especiales), ubicado en este Cabo donde realice la fase de agua hace ya 30 años, que se dice pronto.

Es un destacamento que el Ejército Español tiene para las C.O.E.S. y sus fases de agua, donde entre otras cosas, te enseñan a bucear, por supuesto, resistencia en el agua, embarco y desembarco en lanchas tipo zodiac, poner cargas submarinas, vida y movimientos acuáticos..., en fin, un sinfín de cosas que en mi caso, me ocasionaron la sordera parcial en mi oído derecho.

En fin, es lo que tiene jugar a RAMBO, ja, ja, ja.

Después de 30 años, la memoria falla, pero los pequeños detalles se quedan en la retina, en la memoria residual, y es curioso, pero detalles insignificantes, te van guiando hacia zonas que vas recordando y que, después de 30 años, las recuerdas como si fuera ayer cuando viste o hiciste ésta u otra cosa.

El caso amigos es que al final, he dado con el Destacamento de las C.O.E.S. en la que los guerrilleros realizaban sus actividades acuáticas y aunque no me quiero poner meloso ni sentimentalón, os diré que me ha dado un sentimiento de añoranza tremendo que ahora comparto con vosotros a través de estas fotos.






Poco os puedo contar ya de mi ruta, salvo que era tiempo y hora de regresar a Torrevieja. Con la alegría de haber hecho una ruta tremendamente bonita, tranquila y que me ha traído a la memoria hace 30 años mi servicio militar.

Con aganas aún de ciclar me he dirigido al centro del Paseo Marítimo de Torrevieja, el Paseo de Vista Alegre, en el que he parado un poco. Ciclar por la costa, aunque parezca mentira cansa y mucho.



De aquí, me he dirigido a casa. Realmente,  aunque la tirada de kilómetros no ha sido mucha, si me ha cansado lo suyo. Ciclar por piedras, despacio, por arenales, paseos marítimos, etc...., y todos los cambios de ritmo pasan factura. Os dejo unas fotos de la zona por la que vivo y el palmeral que tengo que atravesar hasta llegar a casa.



                               

 Os dejo los datos técnicos de la ruta de hoy:

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.19'08"
Distancia recorrida, 38'900 kms.
Velocidad Media, 16'7 kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 32'5 kms/hora


Por cierto, después de la ruta me he ido a la Playa en una de las zonas en las que me suelo bañar, casi que me comen los peces y menudos peces. Generalmente los peces que hay en las orillas de las playas son pequeños, pero en la zona dónde voy yo, es zona de rocas y con una profundidad respetable, pues esto es lo que me he encontrado. Si los llego a pescar, tengo comida y cena para uan semana, ja, ja, ja.















2 comentarios :

  1. Bueno chaval, ¡pedazo de ruta la que te has metido! Que bonita, que sitios y que distinto el ciclar por allí a hacerlo por estas llanuras. Desde luego que a tenor de las fotos ha tenido que ser una ruta realmente buena, acantilados, playas, espigones, puertos...en fin, que una maravilla.
    Y además has encontrado un antiguo acuartelamiento tuyo, joeee, si es que al final siempre tenemos un momento para ver lo que no está escrito en la ruta, que así es como tiene que ser.
    Me gusta mucho la crónica y algunas fotos..lo único que me parece raro es que el sol haya salido a otra hora...mira bien tu reloj que es más fácil que se te haya ido unos minutos...ja jajj ajaj
    Bueno, bromas aparte me parece una ruta de 10.
    Cuídate y ya sabes que en breve nos vemos.
    Un abrazo...Edu

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que tengo unos minutos de tiempo...., acabo de incorporarme a trabajar y antes apenas si he podido hacer nada.

    La ruta ha estado muy pero que muy bien, sobre todo muy vistosa. En el fondo cuando visitas algo que no es lo habitual, todo sorprende y gusta, pero en concreto ésta ha merecido la pena.

    Un saludo Edu.

    ResponderEliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */