/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

jueves, 16 de noviembre de 2017

Rutas en miércoles: nocturna chinchillana




Buenos días.
 

 Los días ya se han recortado bastante y cada vez tenemos más frío, o dicho de otro modo, empieza la temporada de otoño-invierno y nosotros nos tenemos que adaptar, aunque básicamente hacemos lo mismo que con más horas de sol, o sea, reunirnos unos amigos, salir a dar vueltas con la bicicleta, reír un rato y tomar un cerveza a la vuelta, eso sí, vamos más abrigados y con focos...por lo demás, todo igual (o parecido).


 Aunque el hecho de tener menos horas condiciona algo el trazado: es evidente que al final tiene uno que acabar recortando algo la ruta por razones obvias de visibilidad, ¡que se le va a hacer!

 Y basándonos en la teoría universal del equilibrio entre las partes, es evidente que algo tendrá bueno el que los días sean así, y en esta ocasión salimos ganando con los atardeceres que en estas fechas se vuelven espectaculares. Como bien podéis ver en las fotos que os dejo, la llanura albaceteña y Chinchilla en primer plano, que a esta altura el lector más avezado ya se habrá dado cuenta que ayer nuestra ruta tuvo como objetivo las cuestas "chinchillanas"...ja ja ja

 Así que con ese espíritu otoñal, ayer nos vimos nada menos que Pedro Sotos, Josete, Alex, Santi, Nino, Pedro Lara R. y éste que suscribe, siete ciclistas como la copa de un pino. Fácilmente podíamos haber llegado a la decena, pero la lesión de uno y los imprevistos del resto hizo que finalmente no pudieran acudir a la cita.



 Salimos derechos hacia Chinchilla por la vía de servicio del ferrocarril y en breve nos plantamos en las primeras estribaciones del pueblo, subimos hacia él por la zona del cementerio y una vez allí, sopesamos la posibilidad de hacer una ruta por las calles de Chinchilla, pero sabiendo que supone molestias para muchas personas y que éramos siete ciclistas, decidimos que era mejor irse hacia la zona del repetidor, pues estaba atardeciendo y la vista tenía que ser magnifica, como así lo fue.

 Desde el repetidor nos fuimos hacia las "mini zetas" y de camino hacia ellas alguno se despistó por el camino...ja ja ja; sería la falta de luz, tanto que al llegar a la zona de sendas tuvimos que echar el pie a tierra en más de una ocasión porque no se veía demasiado, incluso con los focos a todo rendimiento, que son muchos los obstáculos y de noche ya se sabe que "todos los gatos son pardos".


 En fin, que entre despistes y sendas nos plantamos en el llano de las Gallinas, desde donde decidimos que lo mejor era volvernos hacia nuestro querido Albacete, así que nos pusimos en marcha y del mismo modo que fuimos a Chinchilla, nos volvimos, o sea, siete ciclistas, mismo camino pero algo más rápidos, eso sí...ja ja ja.


 Al llegar a Albacete decidimos que nos habíamos ganado la cerveza de los campeones, la de rehidratación y ese tipo de cosas que tanto nos gusta cuidar en este grupo, así que dimos orden a las bicicletas de que nos llevaran a la Estudiantina, buen sitio donde los haya y más que recomendable si te quieres tomar un cubo de botellines con algo de tapa.


 Poco más os puedo contar, sólo que en mi cuentakilómetros vi que habíamos hecho unos 44 kilómetros, no demasiados, es cierto, pero es que a partir de ahora es complicado el hacer tiradas muy largas por la tarde.




Un saludo...Edu

Pd. Sigue sin llover. Otros años, a estas alturas volvíamos con algo de barro en la ropa; este es el aspecto de la ropa en la actualidad, blanca de la cantidad de polvo que hay en el camino por esta sequía tan brutal que estamos padeciendo.


lunes, 13 de noviembre de 2017

Ciclistas, cazadores y algún loro


 Buenos días.


 En la ruta de este fin de semana hemos tenido varios encuentros con unos cuantos grupos de cazadores, nada que destacar pues siempre hemos intentado ir por caminos públicos o por aquellos donde uno no cause molestia...aunque da la sensación que este año estoy viendo más cazadores que nunca, y al final pasa como con todo, es cuestión de estadística el que antes o después tengas problemas con alguien, como también pasa entre los ciclistas, ¡ojo!


Y es que, el sentido común es quien tiene que dictar que ruta hacer y cómo hacerla, y dejarse los experimentos para hacerlos con gaseosa, que es lo mejor que uno puede hacer en ciertas situaciones. Nunca pasa nada, hasta que un día pase y es en ese momento cuando todos se echan las manos a la cabeza y se preguntan que ha podido pasar.


 Esto me recuerda a la pobre señora de 80 años, gallega, que ha perdido las dos piernas porque los perros del vecino, de razas peligrosas, estaban sueltos y decidieron atacar a la mujer; todo el mundo se lo había advertido, pero el dueño no quiso hacer caso... ¿tenemos que esperar siempre hasta el final? Es que parece que la gente no quiere hacerse responsable de sus actos, y aún encima tiene muchas veces la desfachatez de justificarlos por no sé que cuestión de orgullo y de paso, quitarle la razón a quien nos advierte de que nuestra actuación no es la más cabal. Recapaciten, no se enfaden y piensen que una advertencia puede ser un gran consejo, es tan sólo cuestión de sentido común.


 Y dicho lo dicho, vamos con la narración del día.


 Nada menos que Pedro Lara, Paco Lara, Juan Carlos Lara, Nino, Coronado y yo mismo, nos reunimos el domingo a las ocho de la mañana para hacer una buena ruta por la zona de la Marmota, así que con puntualidad manchega nos vimos las caras en la gasolinera Tamos, y con un 50% de Lara's en el pelotón, iniciamos la marcha con algo de frío a esas horas y con el amigo Eolo presente también, fiel como siempre su cita.


 Bien pronto tomamos el camino de la finca de Puñoenrostro, aunque unos metros antes nos encontramos con una ganadería de res brava que por allí campea y claro está, tuvimos que parar para hacer alguna que otra foto a estos animales: realmente una criatura bonita, o al menos, eso nos parece a los allí presentes.


 Al continuar la marcha pasamos la finca de marras y nos encontramos con una serie de campos donde habían recogido brócoli. Lo curioso de este campo es que tenían situadas unas cabinas de servicios portátiles, algo que es obligatorio para estas labores y de lo cual me alegro...lo que no me alegro tanto es como han dejado el campo alrededor de las cabinas, llenándolo todo de basuras: latas, botellas, bricks y no sé cuantas inmundicias más ¡hay que joderse! Hombre, que digo yo que podía cada uno recoger su basura, que tampoco pasa nada por hacerlo, ¿o también tenemos que llevar contenedores? En fin, que continuamos nuestro periplo hacia la Marmota, esta vez por la cañada real donde tenemos un camino realmente bonito que discurre entre pinos y encinas hasta llegar al paraje de San Isidro.


 Nosotros nos desviamos unos kilómetros antes para ir hacia la casa de los Portones, de la que sospechamos tiene los días contados, pues estaban aparcadas dos palas mecánicas al lado de los restos de la construcción, y dado el estado en que se encuentra esta, me parece que en breve la casa va a desaparecer y con ella las tinajas que siempre hemos visitado cada vez que nos hemos dejado caer por allí.


 En fin, que a esa hora nuestros estómagos empezaban con la función de centrifugado y pensamos que lo mejor era poner dirección a La Gineta, y más con el nutrido grupo de cazadores que por allí se estaba congregando; así que nos pusimos en marcha hacia allá, donde nos esperaba un más que merecido rato de buena charla y mejores risas. El lugar elegido en esta ocasión es el café Bar Chely, un sitio tranquilo donde los bocadillos están en su justa medida, los carajillos bien quemados y el precio acompaña a lo pedido, la idea es que volveremos por allí si la ocasión se repite.


 Además el dueño del bar es aficionado a los pájaros, siendo varias las jaulas que por allí hay, y destacando por encima de todos un precioso loro gris de cola roja o yaco (Psittacus erithacus - africano) y además otro hermosísimo ejemplar de loro verde (Coronadus Maximus - manchego), de los cuales os dejamos sendas instantáneas. Existen ciertos rasgos en el comportamiento que permiten diferenciarlos notablemente, sobre todo en los hábitos alimenticios: uno come pipas, ¡y el otro no!



 Bueno, bromas aparte cerca de las 12 nos pusimos de nuevo en marcha para volver a Albacete por la vía de servicio de la autovía; esta vez con el viento de espaldas y con mejor temperatura, así que no tardamos mucho en llegar a Albacete donde, como no, nos esperaban unas inmejorables cañas en La Oficina para terminar una más que buena mañana de ciclismo.

 Algo más de 60 kilómetros en algo más de dos horas donde ya vamos viendo como poco a poco, Juan Carlos le va tomando a esto cada vez más el tono.

 Os dejo con este enlace al resto de fotos, y con este vídeo de Nino con la ruta.




 Un abrazo...Edu

sábado, 11 de noviembre de 2017

"Un paseo por las nubes"...., trasconejado y empentado.....

¡Ja, ja, ja, ja.....! Lo que nos hemos podido reír con nuestro gran, rico y amplio diccionario de la Real Academia de la Lengua Española...., ¡parece mentira que haya palabras que pensamos que las hemos inventado o que sólo se dicen en determinados sitios recónditos de nuestra geografía y, en realidad existen! Luego paso a daros la explicación. Ahora toca contar la ruta de hoy, que como he puesto en el título..., más bien...., más que ruta ha sido "un paseo por las nubes".

VHoy nos tocaba exprés y a mi no me apetecía madrugar mucho y a Edu, no le apetecía forzar mucho la máquina, así que hemos quedado en la puerta de mi casa a las 08h.30' para hacer algo suave, ir hacia Aguas Nuevas, de aquí a la Valla del Marqués de Larios, seguir por la misma hasta la Torre de la Finca, llegar a Chinchilla, a la Finca de Labores y desde aquí venirnos a Albacete para almorzar con nuestro incombustible Pedro Lara (el nuestro) que por cierto...., a las 08h.30' nos ha pasado revista.


Después de los saludos y demás, hemos tomado el Camino de la Vaqueriza..., hoy sin saludar a nuestra queridísima Margarita, ya que hacía frío para pararse, pero que sepáis que el animal en cuanto que nos ha visto, ya se disponía a bajar a la valla para que la acariciásemos....., je, je, je.

Pronto hemos salido a las obras que se están haciendo para hacer la AB 20, que por cierto, están muy avanzadas. De aquí hemos tomado una camino a la izquierda hasta atravesar la carretera que viene desde la carretera de las Peñas hasta Aguas Nuevas y ya, rápidamente, teníamos el inicio de la Valla del Marqués de Larios, con sus imponentes edificaciones y su no menos, impresionante Torre.

Por cierto, mira que es grande esta finca..., entre los dos municipios de Aguas Nuevas y el término municipal de Chinchilla, y entre medias de los municipios y pertenecientes a esta finca, infinidad de cultivos, ya no sólo de lavanda, sino todo tipo de cultivos de secano y de regadío. ¡Qué barbaridad!

Os dejo unas fotos.





















Poco más os puedo contar ya, desde la finca nos hemos encaminado hacia la Finca de Labores de Chinchilla, la que ésta en la encrucijada de subidas y sendas, para tomar el camino de la izquierda y de bajada hacia Albacete y almorzar con Pedro, con el que..., como ya he dicho, habíamos quedado para almorzar.

Hoy el almuerzo, ha sido bastante light, no nos ha dado tiempo ni a sudar, pero eso sí, en El Badil nos hemos reído lo nuestro con las dos palabrejas arriba reseñadas, "Trasconejado y Empentar". No explicaré en este blog el significado de las dos palabras ni la orientación que a dicho significado le hemos dado los tres contertulianos, pero si os puedo decir que ha dado mucho de sí, para hablar, pero sobre todo para partirnos de risa. Insisto, que amplio es nuestro lenguaje y que rica en nuestra lengua. Ahí lo dejo.

Os pongo los datos técnicos de esta ruta de relax:

Tiempo efectivo de pedaleo, 01h.57'51"
Distancia recorrida, 34'280 kms
Velocidad Media, 17'4 kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 31'5 kms/hora




viernes, 10 de noviembre de 2017

Ruta por Yeste para el próximo 07 de diciembre



Buenos días.

Como ya teníamos planeado para este Otoño-Invierno le debemos una ruta a la zona de la sierra que se nos ha quemado este verano.


Raspilla, Los Collados, y tantos otras pequeñas aldeas...son muchos los buenos momentos que nos han dado estos sitios, se lo debemos.

Así que la ruta que hemos planteado va a pasar por el corazón del incendio y no creo que vaya a ser precisamente la ruta más bonita que uno pueda hacer, ¡pero da igual! Allá que iremos.

También tendremos otra gran parte de la ruta que discurrirá por otras zonas realmente excepcionales y que no se vieron afectadas por el incendio; en total tendremos nada menos que 66 kilómetros y 1800 metros de acumulado, muchos carreterines para que las piernas no se carguen pues seremos un grupo bastante nutrido y alguna que otra opción de ruta por si uno va mal.

Esta ruta no la he realizado con este trazado, e incluso el trozo de Arguellite no lo he hecho todavía, pero en cuanto al resto lo he podido hacer y simplemente tiene la dificultad de los puertos que se suben, ¡se pone el molinillo y listos!

Aquí os dejo el mapa:





Un saludo..Edu

lunes, 6 de noviembre de 2017

La ruta del "Moñeco"

 

Buenos días.

 Nombre raro para una ruta y para una crónica, pero es que no hay nada como describir las cosas tal y como las ve uno, "moñecos". Y es que el término "moñeco" lo vimos por primera (y única) vez acuñado en Santa Ana, en la parte trasera de una casa donde una pintada enorme, rezaba la siguiente frase: "Quiero pasar el resto de mi vida contigo, moñeco".


 No sabemos si es que el receptor del mensaje tenía de mote "moñeco", o que el pintor (o pintora) de turno se puso nervioso y en vez de escribir "muñeco" le salió el término de marras, "moñeco", pero sea como fuere ya se ha convertido un clásico en nuestras rutas, y como no podía ser de otra forma, prestarse para dar nombre a esta ruta clásica para nuestro grupo.


 Con el paso de los años la pintada va desapareciendo, que el tiempo no perdona, pero aún así merece la pena pararse para ver esa joya del castellano que a buen seguro tendrá detrás alguna historia. En fin, que ayer domingo 5 de noviembre nos juntamos nada menos que Pedro y Paco Lara, Coronado y éste que suscribe, cuatro "moñecos" para hacer una ruta cargada de kilómetros, completamente llana, y con mucho viento.


 Y es que, por estas fechas nuestro amigo Eolo suele soplar a base de bien, y casi siempre con componente NO, lo que hace que tengas que elegir muy bien tus rutas si no quieres llevarte una paliza innecesaria. El salir hacia La Herrera en días así te asegura un viento cruzado que si bien, de ida te puede molestar, a la vuelta te compensará "sobradamente"


 Pues a eso de las 08:15 nos pusimos en marcha por la vía verde, tranquilamente fuimos ganando kilómetros en dirección hacia Aguas Nuevas, donde se toma un camino que te lleva hacia Santa Ana. A mitad del camino entre ambos pueblo nos apareció un perro realmente simpático que estuvo con nosotros un buen rato; no sólo no nos ladró sino que quería jugar con nosotros... raro, raro que al vernos un perro en bicicleta no nos ladré y aún encima sea tan simpático.


 En fin, que al poco llegamos a Santa Ana y pudimos ver como la pintada sigue estando en su sitio, eso sí, algo deteriorada; deberían ir pensando en la Concejalía de Cultura en como proteger semejante tesoro, ¡faltaría más!


 Desde aquí se llega en muy poco tiempo al canal del trasvase Tajo-Segura, el cual no llevaba agua...¿o sí? La cuestión es que llegando a La Herrera nos encontramos con un muro de piedra, lo mismo las ha llevado la corriente del agua (ja jaj aj), ¡vaya usted a saber! Por que es raro que hayan puesto semejante barrera, tan mal puesta, y dentro del canal...bueno, seguro que tiene su explicación, como explicación tiene que nos vayamos a almorzar a La Herrera siempre que hacemos esta ruta. ¡Y es que es uno de los mejores sitios para almozar! Sin duda alguna. Se trata del Bar La Báscula y os aseguro que no vais a quedar defraudados en ningún momento, buen tamaño de montados, medios bocadillos o bocatas, con materia por dentro más que suficiente, buen café y por un precio de los que quedan pocos lugares.


 La vuelta empezó con el amigo Eolo ayudando, que ya era hora que lo hiciera, y bien pronto cogimos una buena velocidad media, eso sí, con cuidado de donde escoges el trazado que la caza está abierta y por allí son muchos los cotos que existen, de hecho, pudimos ver un nutrido grupo de cazadores con galgo y tan sólo unos kilómetros más adelante,  estuvimos hablando con los dueños de una de las fincas de caza del lugar. Lejos de llegar a cualquier tipo discusión o malentendido, estuvimos charlando unos minutos sobre el tema y claro está, sin problemas, indicando cuales son los caminos públicos y cuales no, y no sólo eso, asegurándonos que una vez que termina la veda, no tiene problema alguno de que utilicemos aquellos caminos privados que se distribuyen por su finca. A veces, las cosas son muy fáciles pero nos empeñamos en complicarlas.

Cuatro "moñecos"
 Poco más os puedo contar, simplemente que llegamos a Albacete después de 73 kilómetros a casi 20 km/h, una ruta muy rodadora que nos vino a todos estupendamente para hacer "piernas"...je je je


 En esta ocasión no hemos grabado la ruta, así que os dejo sin el track...pero con algunas fotos en este enlace...je je je.


 Un abrazo para todos...Edu


Pd. La cerveza la tomamos en La Oficina (sólo una)...ja jaj aj 








Para visitar: La Iglesia de la Herrera

 Esta iglesia es de única planta, planta salón (hallhircher) con una tipólogía ad triangulum (más alta que ancha) y que podría recordar al estilo opus francigenum (arte ojival francés, gótico).

 La iglesia se divide en dos cuerpos en la fachada, marcando el eje de la construcción una soberbia torre de cuatro cuerpos y ático, coronando un chapitel piramidal el cual está flanqueado por cuatro machones que sujetan la balaustrada y cuya interpretación iconológica podría representar los cuatro evangenlios o bien, los cuatro puntos cardinales.

 En cuanto al triángulo piramidal del la cúpula nos recuerda al Dios Trino, poseedor de la luz y el conocimiento, de ahí que si prolongamos la pirámide hasta nosotros, Él siempre queda arriba como el ojo que todo lo ve.  La torre simbolizaría, además,  la custodia de la puerta central.

 Así pues, tras ella, nos encontramos el primer cuerpo que es de estilo renacentista. Ese primer cuerpo va desde la base de la construcción hasta la primera cornisa, la cual perpendiculariza con la verticalidad de la torre y le da una mayor prestancia al conjunto. La puerta es adintelada así como los vanos de este primer cuerpo.

 El segundo cuerpo va desde la cornisa hasta el frontón de estilo clásico, y se incorporan elementos como arcos de medio punto rematados con alfiz de influencia musulmana.

La torre presenta decoración de arquería cegada, medallón conmemorativo incluido así como decoración de esgrafiado, y una arquería de tipo mixtilíneo o triangular en la penúltima parte de la torre. El conjunto finaliza con unos arcos de medio punto que acogen el campanario.

 Así pues, la iglesia es un ejemplo claro de arquitectura ecléctica y pensamos, que su fecha de construcción debe pertenecer al siglo XIX.

 Para finalizar, esta iglesia dedica la advocación a Nuestra Señora del Pilar.




 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */