/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 13 de agosto de 2017

Albacete, Cerro Vicente, Pozocañada y vuelta

¡Buenas Tardes amigos! La crónica de hoy ha sido una muy buena ruta, exigente físicamente, pero muy buena y muy bien llevada, como siempre, por GPS Lara.

Dado que todo el mundo está de vacaciones, o en el pueblo, o en las parcelas o..., dónde sea que tengamos que estar, quedar todos juntos es harto difícil por no decir imposible, así que vamos quedando como podemos y con quién podemos para seguir cubriendo rutas y añadiendo crónicas a este, nuestro blog.

Hoy a las 07h.30', he quedado en la puerta de El Corte Inglés con Pedro Lara (el nuestro) para hacer una ruta que antes del verano ya hizo Edu, la de Cerro Vicente.

Hemos salido hacia la mitad del trayecto hacia Pozocañada por carretera, muy poco transitada hasta llegar a un punto en el cual nos hemos desviado para ya tomar pistas de tierra y menos mal, porque este tramos de asfalto...., se me hace pestoso, pastoso..., muy lento..., es como si no se avanzase y no lo digo ya por el aire, que por cierto, lo teníamos en contra o porque todo el rato vamos subiendo, sino porque la sensación que uno tiene es de no avanzar, de tener las piernas cargadas...., no sé, no me gusta....., ufffff, que suplicio.



Como he dicho, pronto hemos dejado la carretera para dirigirnos a los rompe piernas que nos llevarían a Aldea Nueva y ya desde aquí, dirigir las monturas hasta el corazón de Cerro Vicente.
 


 
Muy pronto hemos empezado a ver los inicios de lo que iba a ser la ruta, sendas y senderos muy secos, muy rotos, pero que ahí estaban invitándonos a ciclar por ellos, como es el caso de la foto de arriba, una senda amplia que pasa por debajo de las torres de la luz y que de haberla seguido, nos hubiese llevado a la pista principal de Los Molinos de viento como más tarde comprobaríamos.


La foto de arriba, es precisamente la subida, muy empinada y sobre todo, muy rota de la que os he hablado antes y que si os fijáis, se inicia por detrás de la torreta de la luz. En la foto de abajo, se aprecia la fuerte pendiente que tiene el camino y que como ya es habitual, es una de "las cosicas" de Pedro Lara.


Así..., subiendo y bajando sendas, pistas, caminos, hemos estado un buen rato, siempre teniendo los molinos como telón de fondo. Una verdadera maravilla el monte bajo ciclable que hay en la zona de Cerro Vicente y lo mejor, hoy no había caza, aunque sabíamos que se había autorizado en esta zona un descarte de conejos......, pero nada......, ni un tiro.


Después de subidas y bajadas, todo era buscar sendas y más sendas, sobre todo la "Senda del Pincho" que la hemos hecho a patita y con la bici del ramal por lo complicado de la misma. Al parecer, de bajada es mucho mejor aunque es técnica y hay que hacerla extremando las precauciones.




Hoy ha sido un entrar y salir de la pista general de los molinos y meternos en caminos más angostos.

Salíamos del camino y vuelta a empezar, para meternos por pinadas, en una de las cuales, no hemos visto salida y nos hemos tenido que volver por nuestros pasos, pero claro...., la habíamos hecho de bajada, dando saltos y botes entre las piedras y las raíces..., y ahora tocaba subir...., pero esta vez, ya sin tantos saltos y ni tantas risas, antes al contrario, tocaba sudar y apretar los dientes para no perder la rodada de la rueda delantera y que no fuese la bici la que ordenaba el giro y el sitio a pasar, sino el ciclista.

Deciros, que en varias ocasiones, este que suscribe esta crónica, ha esta a punto de besar el suelo...., la rueda delantera no dirigía y la trasera no traccionaba ni abarraba.

Al final..., menos mal que uno ya tiene tablas y todo, como siempre queda en un susto, ja, ja, ja.

De todos modos y a pesar de todo lo que os digo de mala tracción, siempre y en todo momento se ha impuesto la sensatez y cuando hemos visto que había que poner pie a tierra, lo hemos puesto.

Ya sabéis que nuestra premisa, es legar cono todos los dientes a casa, sin lesiones o caídas que nos amarguen una buena mañana de bici.

Deciros también que hoy nos hemos merendado, nada más y nada menso que casi 18 kilómetros de monte bajo, con todos sus piedras, zarzas, bancales, arenuzas, subidas, muchas subidas, bajadas, sendas, caminos, pistar y todo aquello digno de nombrar en monte bajo, eso sí, disfrutando de cada metro conquistado a Cerro Vicente, que hoy ha visto como dos bikers, se han mentido en sus entrañas para disfrutar de un día de bici,  con una temperatura bastante agradable..., bueno, lo único el aire como siempre, je, je, je.





 Bueno amigos, aquí os dejo la crónica de hoy en la que como siempre, Pedro me ha guiado con rueda presta y pedal seguro, hasta Pozocañada, dónde nos hemos encontrado con Pascuy que también estaba desayunando allí, pero ya terminaba por lo que, después de cruzar unas palabras, él ha marchado para Albacete, con la promesa de llamarle para tomar las cañas a nuestra vuelta.

Una muy, muy buena ruta, exigente físicamente por tanta subida y una considerable tirada de kilómetros, técnica en algunas sendas, pero tremendamente divertida.

Os dejos los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 04h.16'39"
Distancia recorrida, 74'320 kms.
Velocidad Media, 17'6 kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada,  46'7 kms/hora

2 comentarios :

  1. ¡Que buena ruta! Es que aquella zona es un auténtico lujo para la BTT, el problema es que para llegar hasta allí tienes que hacer unos cuantos kilómetros que no aportan mucho a la ruta, pero lo que es una vez que llegas, tienes muchísimo juego...claro, siempre que no haya caza, pues es un coto donde no sólo hay caza menor, sino que también se hacen monterías.
    En fin, yo creo que mañana saldré con la BTT, a ver si se apunta alguien y hago Chinchillada, ¡que tengo mono de aquella zona! jaj ajaj aj. Tengo que prepararme para la ruta de Nerpio y esta semana es fundamental en la puesta a punto, a ver si hago algo que voy justito.
    Bueno, amigo, pásalo bien estos días y nos vemos en una de estas mañana para desayunar.
    Un abrazo...Edu

    ResponderEliminar
  2. Si que ha sido una muy buena ruta, complicadilla y técnica en algunas ocasiones, pero absolutamente recomendable de hacer con una buena grupeta.

    Ya he visto que te ha venido la equipación nueva y la cámara. Madre mía, ya no te falta de nada para ilustrar las crónicas y las rutas...., ja, ja, ja, ahora ya filmadas en vídeo.

    Pues nos vemos esta semana para desayunar y sino, mañana toca semi nocturna y cervecita de los campeones. En función de la temperatura, yo te diría de quedar a las 20h.00' en El Pincho de la Feria y tirar para La Gineta, pero lo vamos viendo mañana. Un saludos.

    ResponderEliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */