“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

viernes, 16 de septiembre de 2016

De sendas por Chinchilla

 
 Buenos días.

 La feria va llegando a su fin, y nosotros también. Este es el último fin de semana y nuestros cuerpos ya se están acartonando de tanto bocadillo de morcilla, tanto miguelito, cervezas, mojitos, gambas, jamón, colondros, rabo, oreja, queso frito, bocata de guarra y así hasta que el cuerpo dice basta, que esto es un no parar.


 Menos mal que tenemos Chinchilla para ir desengrasando nuestro cuerpo poco a poco. Ayer, Pedro Sotos y este que suscribe nos dedicamos a ir dejando por el camino algunos gramos de grasa acumulada en estos días.


 Con puntualidad manchega a eso de las cinco nos vimos para salir escapados hacia Chinchilla. Pedro necesita ir conociendo más lugares de este santuario del BTT, así que dado que no teníamos mucho tiempo fuimos rápidamente hacia nuestro destino por el Cordel de Chinchilla.


 No pusimos un ritmo muy fuerte pues llevábamos algo de tiempo sin salir, pero aún así nos plantamos bien pronto en la finca de labores de la sierra de la Cabrera. Aquí no tuvimos más remedio que parar, pues merced a las últimas lluvias una de las charcas se había llenado de agua y hacía mucho tiempo que no la veíamos así.


 Desde aquí fuimos hacia el puente romano y desde él enfilamos nuestras bicicletas hacia Chinchilla por la primera carretera que sube hacia la falda del castillo. Continuamos por las calles del pueblo hasta tomar la carretera que sube al repetidor, pero sin llegar a él pues cogimos la primera salida, por la senda que te lleva al llano de las gallinas.


 Una vez allí nos fuimos derechos a la senda del agua en la que disfrutamos a base de bien, y en vez de continuar por ella, cuando llegamos a la altura de la senda del Open nos salimos para tomar ésta, y de nuevo hacia arriba por esta excepcional senda donde uno puede poner en práctica su habilidad en el pedaleo.



 De nuevo en el llano de las Gallinas y dada la hora que se nos estaba haciendo, decidimos que lo mejor era volver para Albacete, así que tomamos la segunda senda, la inferior,  que te devuelve a Chinchilla por el mismo cerro del repetidor.


 A la vuelta aún paramos en una de las zonas donde podemos encontrar "bolas", o dicho de otro modo, esférulas de arenisca, ya que Pedro no conocía el fenómeno. Desde aquí el viento empezó a soplar a base de bien pero como el camino pica hacia abajo no nos resultó demasiado complicado el volver a Albacete con una hora realmente buena...¡teníamos que ir a la Feria! ...ja ja ja


 Poco más dio de sí la ruta, aquí os dejo las fotos y claro está, la ruta.



 Un abrazo...Edu

4 comentarios :

  1. Buena tarde de sendas en el templo de los bikers manchegos que no es otro que la incombustible Chinchilla, con sus numerosas sendas que hacen el delirio de los bikers, y asi quemar un poco los buenos manjares que se toman por feria que están riquísimos, estupenda galería de fotos como siempre, y la ultima impresiona la gran noria de la feria, una buena tarde de bici y una buena noche de feria, reponiendo seguro lo perdido en la ruta, de esos buenos manjares,je,je, saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, la feria, que son muchos días lo que dura...hasta diez, uno detrás de otro, menudo estómago y menuda cartera hay que tener...ja ja ja

      Pero eso sí, lo bien que lo pasamos no está escrito, y es que, para poder entenderla bien tienes que ser albaceteño, aunque eso sí, la gente enseguida se entera de lo que va esto...¡faltaría más! Pero lo diez días de feria, eso hay que vivirlo.

      En cuanto a CHinchilla que vamos a decir, siempre es un alivio tener ahí al lado esta maravilla. Por cierto, están cerrando sendas para regenerar el monte y claro está, la polémica está servida. No sé, creo que varios cientos de ciclistas pasando día sí y día también al final tiene su impacto, eso es innegable.

      Un abrazo...Edu

      Eliminar
  2. Muy buena ruta Edu y además, enseñándo a Pedro Sotos todo lo que tiene Chinchilla, que por cierto, uno nunca acaba de conocerla.

    La foto del charco de agua en la Finca de Labores, impresiona de verdad, parece una piscina. Otra a la saca, otra ruta hecha y otros kilómetros machacados y lo que yo digo siempre, todas las rutas y todos los kilómetros hay que hacerlos.

    Saludos Edu. El Miércoles que viene, sí o sí, toca vernos las caras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te iba a gustar la foto de la charca, no la hemos visto así muchas veces.
      Creo que Pedro quedo contento después de tanta senda.
      Y este miércoles, sí o sí, salimos...ja js ja
      Un abrazo...Edu

      Eliminar