/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

sábado, 22 de abril de 2017

Descubriendo una cantera...., una de tantas de Chinchilla

¡Buenas Tardes amigos! La ruta de hoy no tiene nada de especial, salvo por el descubrimiento de la cantera..., bueno..., que no la hemos descubierto...., siempre ha estado ahí, pero hoy hemos decidido "bacinear" como bien se dice en esta tierra manchega a lo que es "curiosear", ja, ja, ja.


No teníamos intención hoy de hacer una gran ruta, más bien la idea era estirar piernas, almorzar y charlar y darle forma a la ruta de mañana por Pétrola, que será de tirada larga a buen seguro.

Con esta idea nos hemos dado cita a las 08h.00' Edu y un servidor en la puerta de El Corte Inglés. Tras ver que Pedro Lara (el nuestro) no nos pasaba lista, como en él es habitual, hemos iniciado la ruta hacia Chinchilla sin un rumbo, pero eso sí, con la idea de estar sobre las 10h.00' en El Badil para almorzar con Pedro.

Hemos salido por nuestros caminos habituales, para salir por la Lonja de Albacete, atravesando la carretera y el camino de siempre, hasta que..., un poco pasada la bifurcación que nos lleva, por un lado a la Finca de Labores y por otro, al Camino Rambla, hemos tomado un camino que nos llevaría a la zona del Paraje de CansaLobos, desde el cual hemos hecho está foto de la izquierda con Albacete al fondo.


Aquí, hemos hecho una parada para hacer alguna foto más, pues Edu ha visto vestigios de la antigua calzada romana, de la cual creo que luego incorporará a la crónica algunas fotos más. Os dejos alguna foto más con Albacete al fondo.




Tras terminar este camino, hemos salido a la pista asfaltada que baja de la Cantera del Cerro de la Antenilla y aquí no sabíamos si investigar unas sendas que hemos visto tras una cantera o bajar por el camino-seda que nos lleva a la Finca de Labores y ya poner rumbo a Albacete. Afortunadamente, hemos decidido investigar las sendas que estaban a la espalda de la Cantera y aunque las sendas, hemos visto, que no llevaban a ninguna parte, si....., que nos ha deparado el descubrimiento del día..., La Cantera, eso sí, abandonada, pero que ha dado mucho juego a estos dos ciclistas por lo curioso de las formaciones que hemos visto abajo del todo. Os pongo unas fotos.



















Tras ver la cantera y cosas muy curiosas de la misma, como por ejemplo, que en una de las paredes de "piedra madre", hemos podido ver un Búho Real que salía probablemente de su nido, hemos vuelto hacia la senda original y ésta nos ha sacado nuevamente a la pista asfaltada..., por ella hemos subido hasta la otra cantera, la de la antenilla, que ésta si que está activa y cerrada para que nadie entre y, ya desde aquí, hemos bajado hacia la Finca de Labores con el aire a favor para dirigirnos hacia Albacete, hacia El Badil, donde habíamos quedado con Pedro Lara para almorzar, como así ha sido, con puntualidad manchega, a las 10h.02' estábamos metiendo las monturas en El Badil.

Como siempre, cada uno ha tomado lo que ha querido. En el caso de Edu, su tostada con te y en nuestro caso, nuestro medio bocadillo, regado con vino con casera, carajillo bien quemado de ron y chupitejos......., Olé, que no falte la alegría.

Pues esto es todo, un gran día de bici, sin mayores pretensiones que la de investigar por Chinchilla y las de almorzar con Pedro Lara, para hablar y preparar la ruta a Pétrola.

Os dejo los datos técnicos de la ruta de hoy:

Tiempo efectivo de pedaleo, 01h.49'21"
Distancia recorrida, 32'800 Kms.
Velocidad Media, 18 kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 39'1 Kms/hora

-----------------Añadido en 24/04/2017 por Edu. Fotos de los restos de calzada romana -------------------



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios :

  1. La verdad es que no podemos decir que fue una ruta muy cargada de kilómetros, pero eso sí, de descubrimientos sí que fue. Y es que es curioso como puede haber algo escondido en cualquier rincón, en cualquier parte y alegrarte la mañana.
    Estuvimos un buen rato visitando la cantera, pero merecía la pena el poder ver las formas que va tranzando el agua así como esas paredes de roca madre; si además le unimos el buho que por allí apareció...una pasada.
    Supongo que algún día tendremos que volver por allí, estoy seguro que a más de uno le llama poderosamente la atención esas cárcavas que vienen desde la parte alta de la cantera. lo dicho, una pasada.
    Bueno, que ya va quedando menos para Cortes.
    Un abrazo...Edu

    ResponderEliminar
  2. Si es verdad que la ruta fue lo que tuvo que ser, pero desde luego lo de la cantera, si que fue un verdadero descubrimiento, sobre todo las lenguas y cárcavas que la arena, el viento y el agua han ido dibujando en esta cantera con el paso del tiempo.

    Muy buena ruta y muy bien aprovechada.

    ResponderEliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */