/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

lunes, 3 de abril de 2017

De Albacete a La Roda por el río Júcar


 Buenos días.

 El pasado sábado 1 de abril, el amigo Coronado y éste que suscribe nos hicimos una ruta de 98 km para ir preparando la ruta a Cortes por un lado, y para hacer una ruta que ya teníamos ganas de afrontar, por otro. Se trata de un trazado que te lleva desde Albacete hasta La Roda pasando por el río Júcar, una ruta que da mucho juego y que es como para realizar de vez en cuando.

 Y precisamente el sábado era un día especialmente indicado para realizar la ruta, pues el viento soplaba fuerte y además venía desde el noroeste para dar justo en nuestras caras; pero Eolo no sabía que esta vez teníamos un aliado, nada menos que el río Júcar y toda su depresión, que te permite ir por ella desde La Marmota hasta casi La Roda siempre por el lecho del valle y nada menos que a través de kilómetros y kilómetros de sendas.

 Así que con esos mimbres nos vimos las caras a las ocho de la mañana tanto Coronado, como el bueno de Pedro Lara (el nuestro) que se pasó a saludar nada menos que a esas horas, y por supuesto yo mismo.


 El viento soplaba frío pero todavía con no mucha intensidad, así que decidimos tomar rápidamente el camino hacia el paraje de La Marmota, yendo por la espalda del cementerio hacia el Camino real del Villar de Pozo Rubio. Una vez allí el viento fue subiendo de intensidad poco a poco de modo que unos kilómetros antes de llegar al paraje de San Isidro el amigo Eolo se hizo notar a base de bien, pero por suerte para esa hora de la mañana nosotros ya estábamos al abrigo de las lenguas de bosque por donde circula el camino.

 Al llegar al paraje de San Isidro paramos para aligerar algo de peso en forma de micción y además, comprobar como no le había puesto la tarjeta de memoria a la cámara de fotos (otra vez más), en fin, que hacía mucho tiempo que no la echaba para hacer fotos en ruta, y que es mucho más cómoda para esos menesteres; de cara a la ruta del Santuario de Cortes será una más que buena compañera para poder hacer fotos en movimiento, sin tener que parar como con el móvil.

 Aquí empieza la parte más bonita de la ruta, pues da comienzo un auténtico frenesí de sendas, fáciles de hacer, vistosas, al lado del río, plenas de vegetación; de esas rutas que no quieres que acaben nunca. Y es que pueden ser casi 20 kilómetros de sendas consecutivas, con un nexo común como es el río Júcar y que permite disfrutar de la BTT a base de bien.


 Eso sí, con un "pero", y en el mapa os muestro la finca en la que el dueño tiene a bien dejar suelto un mastín que se preocupa muy mucho de guardar la finca; no tenemos nada en contra de un perro que te persigue y te ladra y enseña los dientes y te gruñe, y que te tira incluso algún que otro bocado, no, no, si tenemos algo en contra es en el descerebrado que es capaz de dejar suelto a ese animal, sabiendo que obra de ese modo con quien pasa por allí. Y para quien tenga dudas, quiero aclarar que se trata de un camino público, nadie se mete en la finca, es el perro el que persigue porque está suelto y ha sido educado para atacar. Bueno, ahí queda dicho.


 La ruta la continuamos hasta el puente de Quitapellejos en la finca del Galapagar y aquí nos encontramos con un compañero de BTT, Fernando (de La Roda), que estaba con una rueda pinchada y lo que es peor, con la cámara de repuesto también pinchada. Y aquí os puedo decir que perdimos alrededor de 20 minutos en ayudarle, pues por suerte yo siempre suelo echar también parches...¡y son los mejores 20 minutos perdidos de toda la ruta! La solidaridad la tenemos que practicar siempre que veamos a alguien en apuros, ¡siempre! Era la primera vez que nos veíamos pero os aseguro que si nos encontramos de nuevo el saludo será de los buenos.


 Desde aquí subimos hacia las canteras y siguiendo el canal del trasvase Tajo-Segura nos plantamos en La Roda con algo de esfuerzo, pues el viento nos estaba esperando para soltarnos todo lo que se había reservado allí abajo. En fin, que con mucha paciencia llegamos al pueblo donde nos fuimos derechos para Los Morunos, que allí daríamos cuenta de un almuerzo de los de cerveza, bocata y café que ya llevábamos hambre suficiente. Buen sitio y muy buen trato el que allí nos dan, ¡y no os digo nada lo bien que se come allí!


 Terminado el almuerzo y una alegría en el cuerpo de las buenas, retomamos el camino hacia Albacete, eso sí, con el viento de espaldas y soplando con toda intensidad, por una vez lo habíamos hecho bien, el viento no había cambiado de dirección y el trazado que habíamos elegido se adaptó a las condiciones de Eolo. Así que nos plantamos en Albacete sin mucho esfuerzo, con el velocímetro casi siempre por encima de los 30 km/h pero sin apretar y conteniendo algo el ritmo, pues estamos preparado la ruta de Cortes y ahora importan los kilómetros de calidad, como así lo fue la ruta que acabábamos de completar.

 En fin, que poco más os voy a contar. Al llegar a la ciudad cada uno se fue por su lado pues ya era algo tarde y lo mejor era llegar cuanto antes a casa, pero eso sí, con una sonrisa de oreja a oreja tras la ruta realizada esa mañana.


 En resumen, una ruta que merece la pena ser tenida en cuenta sobre todo los días que aprieta el viento, pues tiene muchos kilómetros de sendas y bastantes de llaneo, con una carga de casi 100 kilómetros, ideal para hacer piernas.





Saludos...Edu

6 comentarios :

  1. Buenas Tardes Edu. Bueno..., pues ya era hora de comentar el rutón TOP TEN del Sábado pasado y no ha sido por falta de ganas..., más bien, por falta de tiempo, pero todo llega.

    Una ruta de casi 100 kms, con todo lo que gusta a todos y cada uno de los bikers, pisteo, caminos, asfalto, bajadas, subidas, sendas, trialeras, mastines, río, selva, etc..., en fin, creo que no nos faltó de nada y además, con el plus de nuestro amigo Eolo.

    Bien pudiéramos meter esta ruta, como ya he dicho antes en el TOP TEN de las rutas de 40 Rutas y mira que ya tenemos muchas de este estilo (Ruta del Cojonazos, Pétrola, La Herrera..., sin embargo lo que me gustó de ésta es la utilización de la sensatez y de la cabeza la hora de poner un ritmo que nos permitiese afrontar los casi 100 kms. He de decirte que me dolía más el culo que las piernas al terminar lal ruta. Normal, estuvimos 5 horas encima del sillín.

    Buenísima ruta, llena de sendas por el río que nunca defraudan. Muy bonita la ruta. A esto hay que añadirle el detalle de compañerismo que tuvimos con Fernando de La Roda. Le salvamos la ruta..., ja, ja, ja, seguro que aún se acuerda de esos dos bikers, perdidos por esas sendas....

    Bueno Edu, la próxima más y mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Coronado, esta ruta la debemos empezar a tener muy en cuenta en cuanto el viento nos sople fuerte de esa dirección, te da kilómetros, sendas, llaneo, buen sitio donde almorzar y una vuelta a todo trapo; no se le puede pedir mucho más.
      Además el paisaje del río es una pasada, siempre tan verde y con el agua al lado; es una ruta que tendremos que hacer más veces, bien seguro.
      Y como bien dices tuvimos nuestro momento de ser solidarios, que es como tienen que ser las cosas.
      Seguimos progresando adecuadamente y parece que los 100 km no me pasaron factura, ya veremos como vamos avanzando en estos días y a ver si no perdemos este puntico de forma que estamos cogiendo, que lo de Cortes ya está cerca.
      Pues eso, la próxima ruta con los mismo, ¡o más kilómetros!
      Un abrazo...Edu

      Eliminar
  2. Buena ruta cargada de kilometros y ademas por la vega del rio Jucar. Y que mejor que uniendo la capital con La Villa de La Roda.
    Pues en el sitio que señalas ese perro suelto no es la primera vez que está suelto, a mi en otra ocasion tambien me salió para atacarme, y me tocó salir huyendo de esa zona.
    Lo importante es acabar lleno de satisfaccion al haber completado una buena ruta con esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una muy buena ruta para días de mucho viento, que anda que no se nota cuando vas al lado del río, es que te quita todo el viento y luego a la vuelta, ¡mamma mia! en un pis pas en Albacete.
      Lo del perro es como siempre pasa en este país, que mientras no pase nada no hay ningún problema, pero claro es que hay ocasiones en que sí que ocurren accidentes y entonces nos echamos las manos a la cabeza...el problema no es el perro, es el dueño que lo deja suelto en un camino público y no lo ha educado.
      Bueno, pero como dices lo importante es terminar rutas de este tipo que siempre le suben a uno la moral.
      Un abrazo...Edu

      Eliminar
  3. Ah, por cierto, el mundo es un pañuelo, tengo que daros las gracias de parte de Fernando, al que ayudasteis el Sábado con el pinchazo. Es uno de mis mejores amigos, y cuando hablas en la crónica de un tal Fernando de La Roda, pensé que era él.
    Acaba de contarme la historia y está plenamente agradecido de encontrarse con alguien como vosotros en el camino.
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, si es que el mundo es muy pequeño para estas cosas. Me alegro de que pudiéramos ayudarle, y es que está en el ADN de los beteteros el ofrecer ayuda cuando hace falta.
      Pues eso, que fue todo un placer.
      Un abrazo...Edu

      Eliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */