/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 11 de diciembre de 2016

Frío, viento, niebla cerrada, escarcha y relente y..., barro..., mucho barro.

Desde luego que hay días que es mejor quedarse en casa y dejar la bici aparcada en el garaje o, simplemente, no salir a la puerta de la calle....., hoy era uno de esos días. La temperatura no subía de los 2º C, el viento soplaba (no con mucha fuerza, pero ahí estaba), la niebla...., cerrada, cerrada, y con la escarcha y el relente de la noche, el suelo estaba empapado y las zonas de hierva, con agua, mucha, pero que mucha agua y del barro, bueno del barro...., ni hablamos.

Por cierto, cuando yo iniciaba mi ruta, me he cruzado con Pedro Lara (el nuestro) que hoy tenía salida con flaca y su intención y misión era llevar a sus compañeros de ruta al Lado Oscuro, ja, ja, ja. Desde aquí estoy seguro que lo has conseguido Pedro. Saludos.

 



He salido de casa a las 08h.17' con la intención de ir hacia Valdeganga por el Paso del Riachuelo, o mejor dicho, llegar hasta dicho paso para saber si se podía atravesar o no y, en el caso de atravesarlo, ir hacia Valdeganga. Esa era la ruta, una ruta que tantas veces hemos hecho, pero que con las últimas lluvias, éste paso..., mejor dicho este riachuelo, siempre lleva agua y barro, y pasarlo tiene su complicación.

He subido los dos puentes, atravesado el cementerio y llegado hasta la Finca de Miralcampo, pero hasta aquí, ha sido todo un verdadero suplicio de frío y sobre todo de niebla, muy cerrada, diría que a más de 8 metros no se veía nada, así que tocaba extremar la precaución.


Después de Miralcampo, he encaminado mis pasos hacia la Pinada previa a Los Yesares, y vuelta a emprezar, todo era barro y escarcha, que cuando pisabas la hierba, ésta te iba poniendo perdido de pequeñas gotas de agua, que mezcladas, con el barrillo del camino, me han puesto perdido.



 
La niebla no se iba, antes al contrario, se hacía más espesa....., menos mal que aquí coches no iba a encontrar, pero el temor era que algún tractor saliese al camino y entonces...., el asunto se complicaba.

 Fijaros como estaba el día, que ni perros he oído ladrar hoy, pero ni a la ida ni a la vuelta de la ruta, nada de nada, salvo alguna liebre perdida que se me ha cruzado.



Cuando he llegado a Los Yesares, el camino estaba tremendamente esponjoso y blaquecino de la escarcha que ha caído de madrugada y eso hacía que los caminos lejos de secarse, siguiesen manteniendo sus charcos de agua y sus zonas de barro.



Del Camino de Los Yesares, he hecho un giro a la izquierda y nuevamente, he hecho un giro a la derecha para hacer las sendas de monte bajo que hay antes de llegar al Paso del Riachuelo. Ya os digo que lo que antes conocíamos como sendas o caminos de monte bajo, estaba como arrancado y labrado.



 Estaba claro que los tractores se habían metido en los caminos para ganar metros a sus cultivos y lo habían dejado todo lleno de reguerones y cárcavas con profundidades en algunos casos de más de 40 centímetros. Imaginaros...., metes la rueda en el reguerón y la torta que te metes esta asegurada.




Después de mantenerme en la bici y no perder la verticalidad, he llegado al Paso del Riachuelo y ya os digo que estaba lleno de agua y barro. Además, me he acercado para ver la profundidad que podía tener y tranquilamente, en su parte más honda, podía superar casi el medio metro. No creo que ni bajando a toda velocidad, se pudiera pasar.





 Como veis, no bromeo, entre el barro y el agua, este paso estaba impracticable, por lo menos por aquí..., no sé si por otro lado habrá otro paso, pero desde luego hoy no era el día de probar cosas raras.

Además os diré que mientras estaba haciendo las fotos, se oían tiros, no muy lejos de donde yo estaba con lo cual, insisto, no era el día para investigar nuevos pasos y caminos.

Ya antes, por la zona de Los Yesares, había visto huellas de todo terrenos, que supongo que irían a su coto de caza a practicar su deporte, pero además hoy, lo que si me he encontrado es infinidad de huellas de herraduras de caballo y estaban frescas, sin difuminar y con buena profundidad en el barro. Estaba claro que a los equinos los habían sacado hoy a pasear.

Visto lo visto y dado que continuar era una temeridad, me he vuelto por mis pasos y subido otra vez hasta Los Yesares, para tomar el camino que va al Aula de la Naturaleza hasta la carretera. Como he podido me he quitado el barro de las botas, porque las calas no entraban en los pedales y he tomado la vía de servicio que va paralela a la carretera nacional hasta Albacete.

Ahora el viento me daba de cara y aunque no soplaba con mucha fuerza, si he notado que venía muy frío. La temperatura no había subido mucho y no pasábamos de los 6º C a las 10h.30' de la mañana.

Poco a poco he ido ganando metros hasta llegar a la Maltería de Malta Mancha y de ahí, hasta el tercer puente, el cementerio y a Albacete, directamente al lavadero de la gasolinera de Alcampo para lavar la bici, que aunque le había quitado gran parte del barro con palos y piedras, aún le quedaba lo suyo.


 


Bueno amigos, pues mucho me temo que hasta que pasa algún tiempo, no podremos ir ni a Valdeganga ni a Motilleja, al menos por este paso que nos lleva al río, justo en el puente viejo y ya sabemos, que desde aquí, ya decidimos si vamos a alguno de estos dos pueblos. Una pena, pero el tiempo es el que manda y rutas hay muchas, 40 Rutas por lo menos que yo sepa, ja, ja, ja.

Os dejos los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.55'59"
Distancia recorrida, 52'690 Kms.
Velocidad Media, 17'9 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 35'900 Kms/hora

2 comentarios :

  1. Amigo Coronado, yo sé que tú sabes que yo sabía que aquello estaba así, sobre todo porque ya había pasado antes por esa zona. Es un terreno con zonas muy arcillosas y por lo tanto es difícil que se vaya el agua en una temporada, para ir a Valdeganga habrá que tomar la vía verde...no pasa nada, se toma y punto.

    En cuanto a la caza es otro factor que hay que tener muy en cuenta, en cuanto uno escucha tiros y muy cercanos es mejor quitarse de en medio, por si las moscas.

    Por cierto que menuda pinta tienen los caminos, llenos de barro y con los surcos de las maquinarias agrícolas, como para descuidarte por allí, menuda torta te puedes meter.

    Bueno amigo, nos vemos el miércoles.

    Un abrazo...Edu

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que la intención, como ya he dicho, era ver si el Paso del Riachuelo estaba accesible o no, pero no me imaginaba ni por lo más remoto, que todo el camino, en unos sitios más y en otros menos, estaría así. Como bien dices, habrá que dejar esas dos rutas para tiempos mejores.

    En cuanto a los cazadores, pues más de lo mismo...., oigo tiros, pues media vuelta y almorzar, ja, ja, ja.

    Nos vemos el Miércoles, sí o sí.

    ResponderEliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */