“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

lunes, 1 de junio de 2015

Por los campos de Pétrola: la laguna y su monte bajo



 Buenos días.

 Este pasado domingo, 31 de mayo, hemos realizado una ruta que podríamos tildar de maratoniana, pues nada menos que un total de 98,4 km nos hemos metido en las piernas, que para ser BTT no está nada, pero que nada mal.


 En esta ocasión la idea era visitar gran parte del monte bajo de la zona de Pétrola, su laguna, restos del camino de Aníbal, la zona de Pozo Moro, una antigua cosntrucción para la recogida de aguas y una presa de posible origen romano, ¡casi nada!


 Es esta una zona singular dentro de la provincia y no podemos olvidar que toda ella ha estado jalonada de poblados íberos, de vías y emplazamiento romanos y que sin embargo, con el transcurrir del tiempo, ha ido viendo mermada esa importancia. En relación a los poblados íberos, esta mañana hemos pasado muy cerca del yacimiento funerario de Pozo Moro, donde se encontró el monumento más importante de la península en cuanto a ese tipo de restos y que en estos momento es pieza fundamental en el Museo Arqueológico Nacional. De las vías romanas podemos asegurar, nada menos, que tres son las que discurren por estos campos, al norte la que que desemboca en Almansa, por Pétrola tenemos el camino de Aníbal y desde Chinchilla hacia Pozo Cañada la vía Complutun-Carthago Nova.


 Y por supuesto, no podemos dejar en el tintero la laguna de Pétrola, una laguna esteparia de una gran importancia para la cría en estos últimos años del flamenco común. Son muchas las especies de aves acuáticas las que por aquí se pueden encontrar y merece la pena el dejarnos caer por estos campos para poder ver todo el complejo lagunar que por aquí tenemos.


 Así que con estos mimbres nos pusimos en marcha nada menos que Ramón, Josete, Paco Lara y Pedro Lara, con los que hacía mucho tiempo que no ciclabamos y Coronado y éste que suscribe por parte de 40 rutas. A las siete y media salimos hacia Chinchilla, y aunque era algo pronto, merecía la pena pues eran muchos los kilómetros que nos esperaban. La idea era avanzar lo más rápido posible en los primeros kilómetros para poder llegar cuanto antes a la zona del monte bajo que comenzaba para nosotros desde la zona del polvorín.


 Al pasar las edificaciones abandonadas del Polvorín comenzamos a adentrarnos poco a poco en el monte bajo, un auténtico ejemplo de vegetación mediterránea por donde mires. Hemos de decir que son muchos los caminos que poseen cadena: una recomendación es que en época de caza no se os ocurra pasar con vuestras bicicletas por aquí, son cotos privados.


 Así que después de regalarnos kilómetros y kilómetros entre una encinas, romeros, tomillos, jaras, pinos y no sé cuantas especies más, empezamos a divisar la laguna de Pétrola, de la cual os dejo varias fotos. Si queréis visitarla, existen puestos de observación repartidos por la laguna donde podéis ver las aves acuáticas que por allí habitan.





 Dado que ya llevábamos algo más de cincuenta kilómetros, decidimos que lo mejor era almorzar en Pétrola, cosa que hicimos para mayor gozo de los allí presentes. Terminado este nos pusimos otra vez en marcha para seguir cumpliendo con lo previsto en la ruta. Sólo que nos quedamos Coronado y yo para poner la pica en Flandes, pues el resto del grupo tenía que estar pronto en Albacete.

 Siguiendo el camino de Santiafgo, que se supone que sigue el trazado del camino Aníbal fuimos en dirección a Horna, quedando esta a un lado pues el camino pasa al norte de esta aldea. Continuamos por unos excepcionales campos de cereales, con unas estampas realmente bonitas que nos iban llevando poco a poco hacia la salida para buscar Pozo Moro.


 Hemos de decir que no pudimos encontrar restos visibles de la calzada romana, y exceptuando algunas piedras sueltas que por allí pudimos encontrar, en ningún momento se puede asegurar que quede nada de la calzada.

 Tocaba la búsqueda de Pozo Moro, pero la hora se nos estaba echando encima y además la temperatura iba en aumento, así que decidimos (con muy buen criterio) que iríamos en búsqueda de la construcción para la recogida de agua y que en otra ocasión nos encargaríamos de Pozo Moro.


 Esta construcción para la recogida de agua está en Cerro Vicente, y se trata de una zona de piedra semicircular, donde el agua cae desde una pequeña cascada y sólo cuando hay tormentas, el agua se recoge en la zona superior del monte y baja hacia esta depresión. ¿Qué hicieron los pobladores antiguos? Pues un muro de contención de piedra par evitar avenidas y regular la salida del agua en las proximidades de la cascada seca, y unos cientos de metros más adelante otro muro, con una salida en el lateral a modo de acequia que desemboca en un aljibe; un sistema fácil y tremendamente efectivo.




 Desde aquí tomamos la cañada de Cuenca a Cartagena que nos llevaría derechos a lo que puede ser una pequeña presa de origen romano; incluso se ha llegado a apuntar que podía haber servido de abrevadero a la vía de Aníbal. La talla de las piedras y su disposición apuntan en las misma dirección, además, no podemos olvidar que la presa se encuentra totalmente llena de tierra, es decir, durante muchos siglos esta presa se ha ido colmatando sin ser dragada lo cual nos vuelve a indicar la antigüedad de esta construcción. Aquí os dejo unas fotos.



 Poco más os puedo contar, desde aquí nos dejamos caer por la carretera hasta la estación de Chinchilla para llegar lo más rápido posible a la propia Chinchilla y tomar de ese modo la vía de servicio para llegar a Albacete, a las 14:30 entrábamos en Albacete Coronado y yo, con los dichosos 98 kilómetros en las piernas,



 Para ser más exactos, 98,5 km, a una media de 19,2 km/h, mñas de cinco horas de recorrido y con unos 800 metros de acumulado.


 Por supuesto aquí os dejo el enlace fotos y como no, el track de la ruta


 

Saludos.



Pasa saber: Laguna de Pétrola
 Sin duda alguna, es éste el complejo lagunar que mayor interés faunístico reúne de toda la provincia, pues se habla de un total de 45 las especies que allí se pueden contar. En primer lugar cabe destacar que se trata de una laguna salada y todavía se pueden ver los restos de una factoría que se encargaba de la extracción de sal de esta laguna hasta el siglo pasado.

 En cuanto a las principales especies debemos destacar flamencos, cigüeñuelas, avocetas, gallinetas e incluso malvasías.

 Es esta la laguna principal de la zona pero existe toda una red de charcas y lagunas en toda la zona, donde podemos destacar la laguna de Horna, del Salobrejo, Grande y Chica de Corral Rubio, del Saladar, Hoya Rasa, Casa Nueva, Los Hojicos, La Higuera, Casa de la Zarza y Cervalera.

Para saber: Pozo Moro-Cerro Vicente
 Ya os conté en la visita al MAN la importancia de Pozo Moro, pero me gustaría fijarme esta vez en Cerro Vicente, que es el monte que corona precisamente la zona de Pozo Moro.

 Esta sierra parte desde Pozo Cañada con una orientación Norte-Sur y nunca supera los 1000 metros de elevación, quedando todas las cumbre alrededor de los 900-950 metros. Estan surcados estos montes por multitud de caminos, de Aldea Nueva, de Pozo Cañada, la cañada Real, de Horna, etcétera.

 Sin duda alguna es una zona que tiene mucho para ver, y sobre todo, rutas muy exigentes para nuestras BTT's.

 Aldeas abandonadas, posibles poblamientos íberos por la zona (Pozo Milla), construcciones específicas para aljibes hacen de la zona un sitio con un encanto realmente especial.

 Si queréis pasar por allí os recomiendo que llevéis GPS, y sobre todo, que lo hagáis fuera de temporada de caza, todo aquello es un inmenso coto de caza.



4 comentarios :

  1. Menudo rutón, menuda carga de kilómetros, pero es lo que tiene ir a visitar esos sitios, o adelantarse unos cuantos kms en coche, o hacer una gran proeza como la que habéis logrado, estupendo, como estupendo los sitios visitados, la laguna espectacular, como toda la ruta, esas jarracas de cerveza muy bien merecidas y ganadas, también teneis buenos sitios que visitar, pero que poca sombra para cobijarse de esas calores, un gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigos Ginetas, menuda envidia pasamos cuando vemos vuestras rutas, ¡con sombra! Por aquí es muy complicado pillar sombra, ¡como no te vayas para la sierra o el río! En estos llanos se talaron los árboles hace mucho y mira lo que ha quedado :-(

      En fin, que nos sentimos la mar de bien cuando terminamos la ruta y aún hubiéramos seguido pero era demasiado tarde. Eso sí, la cerveza de lo campeones cayó, que el la hidratación es clave en momento así...jajj aajja

      Pues nada, a ver cual es la siguiente.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  2. Sencillamente genial la ruta, TOP TEN dentro de 40Rutas, sí o sí.

    Disfrute la ruta una barbaridad, aunque al principio tenía algo de miedo pensando en que la ruta del día anterior me pasaría factura, temor compartido por Yellow, y que sin embargo, al final resultó que lejos de penalizarnos, nos preparó para esta gesta...., o bueno...., RUTÓN RUTÓN, y lo digo con la boca muy grande.

    La carga de kilómetros ha sido enorme, de hecho, es la ruta con más carga de kilómetros que he hecho, pero me alegro de haberla realizado y máxima por los parajes por los que con GPS presto, tanto GPS Lara, Edu y Yellow, nos habéis llevado.

    La primera parte de la ruta, absolutamente bonita y en cuanto a la segunda parte, tres cuartos de lo mismo. Siento que esta segunda parte no la hayan podido hacer el resto de los compañeros, sobre todo Yellow, pues localizamos una aldea perdida de las que le gustan a él.

    Dos cosas quería puntualizar, una, el acierto en salir ten pronto, pues la ruta venía cargada de kilómetros y la segunda, la sensatez a la hora de parar las veces necesarias para dar un respiro a las piernas y a la vez, tomar un reconstituyente.

    En cuanto a los compañeros, está todo dicho...., ja, ja, ja, no quiero que les suba a la cabeza el hecho de que han sido un verdadero apoyo ciclar a su lado, compartiendo chascarrillos y otras cosas a lo largo de las más de cinco horas de tiempo efectivo de pedaleo, más la casi hora del almuerzo, tremendamente merecido.

    Como contrapunto, decir que ya desde Chinchilla a Albacete, Eolo..., nos sorprendió con su soplido y el Dios del Sol, con su subida de grados, lo que hizo que no llegásemos al Bar El Estadio a hidratarnos.

    Saludos a todos y ......, RUTON RUTON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, ¡rutón, rutón! Yo tan sólo he pasado con BTT un par de veces de esa distancia. Y lo mejor de todo es que al día siguiente me encontraba muy bien, nada cargadas las piernas y ¡con ganas de repetir! Ahora sólo tenemos que poner fecha.

      Pero es que aunque teníamos el viento de cara, viniendo para Albacete marcaba casi siempre la velocidad por encima de 28, y sin apretar nada de nada, después de 90 km en las piernas...vamos, que muy bien. Se ve que con los años lo que se pierde de explosividad lo ganas en resistencia.

      Bueno, pues a ver como lo hacemos para vernos en esta semana.

      Saludos...Edu

      Eliminar