/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 7 de junio de 2015

Albacete, Aguas Nuevas, Dehesa de los Llanos, Valla del Marqués, Monte Bajo, Chinchilla y vuelta

Pues sí, hoy ha sido uno de esos días que realizado una ruta de las que a mi me gustan, rodadora, pero con con alguna senda que otra para no perder la costumbre.

He salido de casa a las 08h.14' y aunque había comentado mi intención de salir, el resto de compañeros o bien estaban de viaje el fin de semana, o bien, han preferido hacer otro tipo de ruta, así que nada, yo a mi ruta...., ruta que por otro lado, este pasado Jueves intenté hacer, pero no pude terminar debido a las molestias que arrastro desde el pasado Domingo....., ¡hoy era el día!

Como he dicho, he salido de casa a las 08h.14' y encaminado mis pasos, bueno...., mis ruedas hacia el Camino de la Bacariza y de aquí hacia Aguas Nuevas. La temperatura fenomenal, pero el viento, ya  a estas horas ha hecho acto de presencia, soplaba ya por encima de los 20 kms/hora. 

De camino a Aguas Nuevas, en el camino he visto una oveja moribunda y aunque he buscado al pastor para comentárselo, no he conseguido encontrarlo, así que supongo que al animal... R.I.P. Lo que si me he dado cuenta es de la cantidad de "gallinejas o aves semi acuáticas" que había en el canal, lo cual me ha hecho pensar que venía lleno de agua, pero nada..., seco como el ojo de un tuerto.


Rápidamente me he plantado en Aguas Nuevas y de aquí he hecho un giro hacia la Dehesa de los Llanos, donde por cierto he visto una gran plantación de adormideras de uso farmacéutico...., espero.



He seguido en dirección a coger el camino que nuevamente sale a la derecha y que nos lleva a la Planta Potabilizadora de Agua de Albacete justo al lado de la Valla del Marqués.




De aquí he bajado hacia la finca de labores que hay más abajo, giro a la derecha y vuelta a retomar la Valla del Marqués, donde he parado momentáneamente a ver una balsa de agua que en esos momentos estaba siendo llenada con una caudal de salida de la bomba hacia la tubería de expulsión que realmente me ha dejado impresionado.



Siguiendo paralelo a la valla y sin previo aviso me ha salido una culebra de agua, sin cabeza triangular a la que no he podido esquivar y a la que creo que le he dado el R.I.P., una pena porque era un bonito ejemplar.


Una vez he encarado el camino de los campos de Lavanda que tan bonito lucirán de aquí a un mes aproximadamente, me he dado cuenta de la cantidad de hectáreas que por esta zona se han dedicado al cultivo de adormideras, ¡impresionante!



La idea era proseguir por el camino pero el riego estaba puesto y la bici recién lavada y engrasada, y aunque he intentado pasar por algún paso rápidamente me he dado la vuelta...., tan solo eran unos 500 metros los que atravesar, pero solo al intentar pasar en los primeros cinco, ya me he puesto chorreando, así que media vuelta que era lo sensato, sin embargo he conseguido hacer una foto de un fingido arco iris, y es que el agua de los riegos al pasar por los rayos del sol de la mañana, han conseguido eso...., un ARCO IRIS. Creo que lo podréis ver ne las fotos de abajo.



Cuando me he dado la vuelta, he tomado algún camino que he visto que podía atravesar estos campos de adormideras y que me ha llevado justo al Monte Bajo, pero a la parte vallada, menos mal que la susodicha valla no era muy alta y he podido saltarla y hacer algo de monte bajo por esos lares, que dicho sea de pasa me ha sabido a gloria, porque he podido encontrar alguna senda que otra, unas fáciles y otras algo menos fáciles debido a que le terreno estaba tremendamente suelto.



Después del atracón de monte bajo, me he dispuesto a marchar en dirección a Chinchilla, pues había quedado con algunos compañeros para almorzar en El Desván. Ellos han preferido hacer otra ruta por Chinchilla, supongo que con más sendas, amén de que habían quedado a otra hora, así que hacia la cantera de Trialsa me he dirigido para subir hacia la cantera de la Antenilla y bajar como un tiro hacia los dos puentes, subida por la cara Este de Chinchilla y almuerzo con Marcial, Bermejo y Juancar. Almuerzo correcto y bien merecido pues he llegado ya con unos 42 kms en las piernas y vapuleado por Eolo de mala manera. Por el camino, no he tenido por menos que parar para fotografiar un conjunto de florecillas amarillas con color verdaderamente intenso y que dicho sea de paso, me ha llamado poderosamente la atención.


Después del almuerzo y con el viento a favor nos hemos encaminado los cuatro hacia Albacete a velocidades que no bajaban de los 33 kms/hora y deciros tengo, que las culebras, las hemos bajado a esa velocidad, incluso en alguna ocasión a más velocidad, lo cual luego hemos caído en la cuenta que bajar a esa velocidad ha sido una locura dado lo roto del terreno y lo seco que estaba. 

Al llegar a Albacete, caña rápida y a casa. La ruta la he disfrutado porque ya tenía ganas de ciclar por esta zona y si a eso le añades la carga de kilómetros con sendas por monte bajo, pues...., mejor que mejor.

Bueno pues aquí os dejo los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.34'17"
Distancia recorrida, 62'170 Kms
Velocidad Media, 20'1 Kms/hora
Velocidad Máxima alcanzada, 47 kms/hora
Elevación ganada, 397 metros
Calorías quemadas, 899 ja, ja, ja,

5 comentarios :

  1. Amigo Coronado, supongo que llegarías a Chinchilla con la sonrisa en la boca, a mi por lo menos, cuando paso por esos campos de flores de adormidera, se me pone una de oreja a oreja, ¿qué tendrá?

    Buena crónica de una ruta que como bien dices es muy rodadora y que viene muy bien cuando andas algo tocado.

    Y en cuanto al arbusto de flor amarilla te diré que es una aliaga, una auténtica preciosidad tal y como se ve en la foto.

    Pues nada, a ver si esta semana se normalizan las cosas y podemos vernos el miércoles. ;-)

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salieron como ya he puesto casi 65 kilómetros, pero hechos con mucha cabeza y parando cuando la contractura me daba la lata, pero aún así la ruta estuvo muy bien.

      La Alíaga estaba impresionante, en uno de los caminos que me llevaba a Chinchilla, después de atravesar la Ctra. de Pozohondo, estaba todo plagado de este tipo de arbusto con sus flores de amarillo chillón, pero muy molón, ja, ja, ja.

      Esta se ruta, se puede hacer en otra ocasión, incluso llegando a Chinchilla y marcarnos unas cuantas sendas, unas cuantas más por lo menos de las que yo hice y, sin despeinarte te vas a los 70 kilómetros.

      Un saludo Edu.

      Eliminar
  2. Buena ruta con esos campos de cultivo de lavanda, por aquí también cultivan de eso, y están preciosos con ese colorido, menudo ejemplar de reptil, una lastima la perdida de este ejemplar, dicen que cuando salen es por que va a llover, dicen los mayores de por aquí, buena jornada de Btt, con todos los ingredientes, para pasarlo bien, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque le toca a Coro dar la respuesta, lo que sí os digo es que nos son campos de lavanda...je jej ej. Es más, cuando vas ciclando al lado de estos campos se te pone una sonrisa de oreja a oreja, son campos de opiaceas, que por aquí están plantando bastantes en los últimos años.

      Saludos...Edu

      Eliminar
    2. En efecto GINETAS, las platanciones de florecillas blancas, no son de lavanda sino de adormideras u opiáceas, y se cultivan con una autorización especial del Ministerio de Agricultura y el de Sanidad conjuntamente, aparte, la recolección está controlada por la Guardia Civil.

      Un saludo desde El Llano.

      Eliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */