/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

miércoles, 5 de octubre de 2016

Rutas por Riópar: Los Chorros, San Juán y Arroyo Miraflores. Nutrias.

 Buenos días.

 Con esta crónica, os voy a relatar la que ha sido la última ruta en BTT por Riópar durante este verano, pero no acaba aquí la serie dedicada a esta maravilla, pues aún nos queda por enseñaros más parajes de este tesoro que aquí tenemos, muchas excursiones y como no, tendremos una cita obligatoria con las especies vegetales y animales que allí nos podemos encontrar, pues son ellas sin duda alguna, las que prestan esa singularidad tan especial a este lugar.


 En general, esta ruta que he realizado trata de unir algunas pistas con unas cuantas sendas y de paso, circular por sitios de paisajes que merecen la pena ser visitados. No es ni mucho menos complicada, excepto algunos pequeños tramos pero que no suponen un gran problema.

 En esta ruta hemos comenzado por remontar el río Mundo desde la altura del paraje de la "viga" hasta el nacimiento del mismo. Como ya os indicamos en la segunda crónica de la serie, es este tramo fácil y asequible, que se puede hacer andando o en BTT sin mayores problemas, siendo apropiada hasta para los más peques de la casa. Recordaros que existen puertas a lo largo del camino que tendremos que abrir y cerrar; hay ganado vacuno pero no debemos tener miedo (respeto sí...je je je). Y si es época de cría no es muy recomendable acercarse al ternero.



 Este camino va ascendiendo poco a poco hacia los Chorros por una serie de sendas que discurren al lado del río Mundo. Aquí la vegetación es abundante y la cantidad de especies vegetales que podemos contemplar es interminable. Tampoco podemos dejar de fijarnos en la cantidad de arroyos que van cayendo de la montaña para añadirse al curso del río y sobre todo, en lo cristalina y pura que es el agua por aquí.


 Una vez que llegamos al nacimiento, tenemos que tomar la carretera que parte desde Los Chorros hacia el puerto del Arenal (vamos, la única carretera que hay), para unos kilómetros más adelante volver a tomar otra senda que nos llevará precisamente hasta la cima del puerto. Esta senda es asequible y excepto algún pequeño recodo es totalmente ciclable.


 Llegados a este punto me gustaría indicaros que todas las sendas que utilizamos están señalizadas por las autoridades del parque, o bien, son o han sido caminos utilizados durante toda la vida. En ningún momento vamos abriendo caminos o nos metemos por sitios donde podamos estropear el medio. Es importante que tomemos conciencia de que la conservación, y sobre todo la mejora del medio, es necesaria para que las generaciones venideras puedan disfrutar como lo hacemos nosotros. No dejar basuras, no romper los caminos, utilizar las sendas y pistas ya marcadas y en general, hacer un buen uso de todo lo que nos rodea se va haciendo cada vez más necesario.


 Al llegar a la cresta del puerto tenemos que subir hacia el campamento de San Juan pero nunca llegaremos a él, pues la pista que ciclamos nos lleva a lo largo del monte Padroncillo por un paraje realmente singular, entre grandes pinadas, helechos, encinas, ...

 Este camino recorre las faldas del monte y se abre paso hasta llegar a la cara norte, donde tenemos un estupenda vista del valle con Riópar Viejo vigilante de todo el lugar.

 Son muchas las fuentes que tenemos a lo largo del camino, en concreto os dejo señalada la fuente Cebea, donde paré a beber y reponer agua, un agua muy fresca y que me supo a gloria.


 Desde aquí parte otra senda que está señalizada por algún tipo de prueba deportiva que han realizado con anterioridad, así que basta con seguir el trazado marcado y que nos va a llevar hacia la zona del arroyo de Miraflores.


 Aquí hay diseminadas unas cuantas pequeñas aldeas, ya abandonadas de las que tienen todavía sus nogales, higueras y alguna que otra parra; dan ganas de echarse la manta a la cabeza y de irse a vivir por allí una buena temporada: tranquilidad, tranquilidad y más tranquilidad.


 Llegados a este punto hay bastantes sendas y se trata de cruzar el arroyo Miraflores, pero no es nada fácil pues son caminos abandonados y cuesta encontrar el trazado bueno. En esta zona he tenido que echar el pie a tierra en más de una ocasión para poder encontrar el punto de vadeo del arroyo.


 Una vez que cruzamos el arroyo tomamos una pista asfaltada que nos lleva por la aldea el Molino del Cura hasta la carretera CM-412 y en escasos kilómetros llegamos a Riópar, donde acaba nuestra ruta. Si vamos con precaución podemos encontrar un cartel en el camino en el que se nos indica una buena ruta que pasa por allí y llega hasta Villaverde de Guadalimar, quién sabe si la próxima que hagamos bien podría ser esa.

 ¿Y cuál es la sorpresa? Bueno, a nadie le ha pasado inadvertido que en el título hablamos de nutrias, y así es, en plena ruta pude encontrarme con un ejemplar de nutria jugando en el agua, un animal bonito y alegre, una auténtica preciosidad. 


Cuando voy con la bicicleta suelo ir en silencio y al pasar cerca de un curso de agua pude oír como había unos ruidos de chapoteos. No quería molestar al animal así que me acerqué muy poco a poco y me parapeté detrás de una zarza para que no me viera; al cabo de unos instantes allí apareció la nutria, sin parar de nadar, juguetona y que no hacía más que salir y entrar del agua. Siento no indicaros el sitio donde la encontré, pero es la única manera de proteger a estos animales. En las fotos he intentado quitar cualquier pista de donde puede encontrarse el animal, por eso están recortadas para que sólo aparezca ella.

 He de deciros que era la primera vez que observaba a este animal en libertad y os aseguro que fue todo un descubrimiento para mi. ¡A ver cuando veo la siguiente!


 Poco más puedo añadir a la crónica, como siempre aquí os dejo un enlace a todas las fotos y por supuesto, la ruta.




Para saber: La reproducción de la nutria.

 Leyendo sobre este animal no puedo  disimular que me ha llamado poderosamente la atención que están en celo continuamente, y que por lo tanto pueden tener crías durante los 365 días del año. 

 Normalmente nacen de 2 a 3 crías, totalmente ciegas hasta la cuarta semana, y que serán amamantadas hasta la semana número 14. Pueden ser vistas fuera de su hogar a partir de la séptima semana y a partir  de la 10 es probable que su madre las enseñe a nadar.

 Del sexto al octavo mes abandonaran el hogar y comenzarán una nueva vida, que podrá durar desde 8 hasta 14 años.

 Cuando una pareja de nutrias se une para procrear, se olvidan bastante de las precauciones y podemos ver a la pareja jugando y chapoteando en el agua.y durante la cópula se les puede oír silbar fuertemente. El período de gestación es de 9 semanas.

2 comentarios :

  1. Edu, no me voy a extender mucho por una cuestión de prisas, pero te diré que si todas las rutas por la zona de RIOPAR, han sido muy buenas, ésta tiene el añadido de las nutrias..., ¡vamos, que si nos las veo no me lo creo! Nutrias en Albacete, lo que me faltaba por ver.

    Por lo demás, las fotos, simplemente, son impresionantes. Muy buenas y muy elección a la hora de darle al obturador. Si, señor.

    Saludos Edu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un día muy especial para mí pues se trataba de la primera vez que veía a este animal.

      Sin duda alguna el hecho de ir en silencio absoluto jugó en mi favor, de otro modo el animal se hubiera asustado y se hubiera marchado, pues eso, la suerte.

      Antes o después tenemos que hacer una ruta por aquellos lares, que son impresionantes.

      Bueno, a ver esta semana como la tenemos para salir, que parece que el miércoles va a llover algo...¡ojalá! Aunque no podamos salir.

      Un abrazo...Edu

      Eliminar

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */