/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

viernes, 29 de abril de 2016

Rutas en Miércoles: Uno más en 40 rutas




  Buenos días.


 Al César lo que es del César, así que el primer párrafo se lo tiene que llevar Coronado, siendo quien es y de quien se trata: nuestro mejor escudero, capaz de enfrentarse a molinos de viento, y si hace falta hasta ciclar por encima de ellos, que quien bien lo conoce sabe que es capaz de alegrarte la tarde por mala que esta sea, amigo de sus amigos y lo mejor de todo, hemos tenido y tenemos la suerte de pedalear con él. Pues eso, que hoy falta un día menos para que dejes el dique seco y vuelvas otra vez para darle al pedal. Por cierto, no pienses que nos hemos olvidado de los cubos que te debes (que por algo somos tus amigos...ja ja ja).



 Y el segundo párrafo se lo lleva Pedro, un nuevo fichaje de 40 rutas. El pasado miércoles fue la primera vez que se unió a nosotros y ha sido todo un acierto. En buena forma, con ganas de descubrir sitios, sin poner problemas por la ruta y además gustándole los sitios por los que nos metimos. Pues lo dicho, que con esos mimbres seguro que vamos a compartir muchas tardes más  (también queda pendiente la cerveza que a buen seguro caerá en la próxima...ja ja ja).



 Así que hechos los previos podemos entrar ya a la ruta que nos dimos el pasado miércoles 27 de abril. Como ya sabéis somos animales de costumbres fijas, unos se ponen los lunes al sol y nosotros los miércoles nos ponemos el traje de ciclista y nos vamos a darle a la bicicleta. Y la cuestión es que cada vez vamos siendo un grupo más nutrido, ¡que tendrán los miércoles!


 En esta ocasión nos vimos Pedro Lara, Nino, Teo, Paco Lara (toda una alegría en verlo en miércoles), Pedro y éste que suscribe, y a las cinco y sin que las autoridades dijera nada, nos pusimos en movimiento hacia Chinchilla, eso sin, sin un rumbo fijo que casi siempre salen buenas rutas.


 Salimos por el cordel de Chinchilla y dado que venía Teo y hacía tiempo que no lo llevábamos por los caminos de arena que tanto le gustan, lo pasamos por el camino rambla que lleva hacia la Sierra de la Cabrera por la zona de las canteras, para mayor algarabía suya; no sabemos si fue el viento o Teo, pero al final del trayecto se pudieron oír unos epítetos especialmente dedicados a los que llevaban la ruta en ese tramo...sería el viento...ja ja ja


 Desde aquí, y antes de empezar un segundo tramos de camino roto, se nos unieron Luis y Alin, del grupo de Patillas Rotas. Hay que decir que para Alín era la primera vez que ciclaba en semejantes pistas, así que en cierto modo tuvimos que ir midiendo algo los lugares por los que nos metíamos, aunque hay que decir que los hizo todos sin mayores problemas.


  Pasamos por los molinos de viento y tomamos camino del Pozo de la Peña, tramos de buena conversación y risas hasta llegar a Chinchilla. Aquí nos despedimos de Teo que tenía algo de prisa por volver, mientras que nosotros decidimos que lo mejor era dar una vuelta por la sierra procomunal, así que tomamos el camino que parte hacia las barbacoas, y una vez allí, subir de nuevo hacia Chinchilla para bajar por la rambla del Agua.


  He de deciros que Paco disfrutó bastante de esta bajada, pues la verdad, la primera vez que la haces es todo un descubrimiento, eso sí, con un pequeño incidente que tan sólo quedó en un arañazo. Desde aquí pensamos en que lo mejor era volver hacia Albacete, así que tomamos el camino de la vía del AVE para llegar a Albacete en un pis-pas.


 Poco más puedo contaros, excepto que, como ya os imagináis nos tomamos nuestra buena cerveza en el Estadio, donde además nos pusieron un estupendo revuelto de trigueros y ajetes tiernos de tapa con los botellines, así da gusto.


 Como no, os dejo un enlace a las fotos y la ruta.


Saludos...Edu

domingo, 24 de abril de 2016

Albacete, El Hundimiento, Las Capiruzas, aledaños y vuelta, 2ª Parte

Hace una semana hice la primera parte de Las Capiruzas, pero en esa ocasión tenía algo de prisa y me sentía también algo más cansado de lo normal, así que no llegué a subir a la Cantera de la Evaporita, ni a visitar la Cueva del Pastor ni a seguir el Cordel de Las Capiruzas, por eso esta ruta la dejé para posteriores salidas, salida que sería la 2ª parte de dicha ruta, pero hoy tampoco la he podido acabar.


El caso es que hoy tenía más tiempo y más ganas que la primera vez, pero al final la ruta ha variado
algo más, pues he salido con Pedro Lara (el nuestro) y nos hemos dedicado a investigar por aquélla zona, la del Hundimiento y Las Capiruzas, sin llegar a subir al Cordel y, tampoco hemos visitado la Evaporita y La Cueva del Pastor.



Este fin de semana, estaba algo extraño para las salidas; por un lado Antonio y My Berme, no tenían claro si iban a salir o no hoy, y si salían a que hora lo harían. En cuanto a mí, al final, ayer hablé con Pedro Lara, del que no sabía nada casi hace ya un mes y al final, hablando hablando, quedamos para la salida de hoy.

Nos hemos dado cita en la gasolinera de Carrefour a las 08h.00' para dirigir nuestras bicis hacia la zona del Hundimiento, pero Pedro me ha comentado que quería ver algunos caminos por los alrededores, así que la ruta se ha variado ostensiblemente. Lo cierto es que a mí casi que me ha venido mejor, porque hoy pocas ganas tenía de subir sendas y cerros y caminos empedrados.

Hemos empezado a tomar caminos y caminos. En uno de ellos por cierto, nos hemos puesto de barro hasta arriba...., los riegos que no dejan de funcionar y sí además, a esto le sumamos las lluvias de ayer por la tarde, pues que el barruzo nos esperaba.

Ciclando, ciclando hemos llegado a una zona en la que nos ha parecido ver una especie de cauce de río o al menos algo parecido a un río con contrafuertes de piedra en sus curvas, para evitar que en caso de desbordamiento el agua anegase los campos de cultivo que por esta zona se encontraban. Os dejos unas fotos.





 Después de aquí hemos seguido tomando caminos y pistas, carreterines y empedrados, siempre viendo los molinos, pero sin acercarnos a ellos, hasta que hemos llegado a un cerrete donde nos ha llamado la atención una balsa construida con inmensas planchas de cemento vertical para el almacenaje de agua. La balsa en sí es descomunal, muy cerca del Cordel de Las Capiruzas.




Una vez investigado el cerrete y al balsa de agua, hemos salido al carreterín con la intención de continuar investigando esa zona, cuando nos hemos tenido que parar para dar paso al menos, a unos 100 ciclistas de varias peñas que por allí pasaban con bicis de BTT. Supongo que se habrá organizado alguna quedada entre los distinto grupos de ciclismo de Albacete.

De aquí hemos vuelto a tomar unos caminos que iban por lo alto de ese posible río seco que nos hemos encontrado al principio. Los hemos seguido un kilómetro o dos hasta que ya ha sido imposible continuar y hemos atravesado el cauce desmontados de las burras para tomar los caminos del margen contrario y salir justo al tramos del trasvase que nos llevaría a Los Anguijes y al Hundimiento.



Una cosa que hoy me ha llamado la atención cuando ciclábamos por asfalto, es la cantidad de caracoles que había por las carreteras...., vaya...., que podríamos habernos traído las mochilas llenas de caracoles serranos y habernolos comido en Albacete.

En poco tiempo nos hemos plantado en El Hundimiento dónde hemos buscado alguna senda para hacer, pero nada de nada, por allí poco hay que rascar, así que el plan estaba claro..... No hemos ido hacia Aguas Nuevas, al San Isidro para almorzar y luego camino a Albacete.



Deciros también y como no, que Eolo hoy nos ha vapuleado de lo lindo, girásemos para donde girásemos, daba igual, allí estaba el gran Dios del Viento soplando y soplando. Por lo demás, una buena mañana de bici, que he compartido con Pedro Lara, al que no veía desde la ruta a Pétrola. Buena charla, mejor, ruta, inmejorable almuerzo y nos vemos emplazados para la próxima ruta...., todos los globeros. Saludos y hasta la próxima ruta que pueda compartir con todos vosotros.

Os dejos los datos técnicos de la ruta de hoy:

Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.15'25"
Distancia recorrida, 64'980 Kms.
Velocidad Media, 19'5 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 29'69 Kms/hora
Elevación ganada, 578 metros
Elevación perdida, 571 metros.
Calorías quemada,  3.000 ja, ja, ja.

De laguna a laguna, voy dónde me lleve la fortuna

Pues sí, hoy ha sido una ruta de laguna a laguna, en concreto de la Laguna del Acequión a la Laguna del Algibarro.

Os cuento, como ya puse a principios de la semana, mis previsiones eran de salir todo el fin de semana, hoy Sábado con mi amigo Fran y mañana hacia Las Capiruzas. Al final, mi amigo Fran no ha podido salir y yo he decidido que en casa no me iba a quedar, sobre todo porque tenía ganas de bici.

A las 08h.00' he salido de ruta. La mañana estaba algo fresca pero no parecía que fuese a llover, por lo que la ruta decidida era ir hacia el Acequión y de ahí hacia El Algibarro, La Gineta y vuelta.

Pues..., he empezado a darle al pedal en dirección al Parque de la Fiesta del árbol, para tomar la vía verde y coger el túnel que me llevaría hacia la zona de La Laguna del Acequión y la finca de labores que lleva el mismo nombre.

La mañana fresca y el viento, aunque tímido soplaba de frente a una velocidad de 15 a 189 kms/hora. No era mucha la velocidad pero lo suficiente para molestar y es que este Eolo amigos, no descansa.

En menos de una hora ya estaba en la Laguna del Acequión. Estaba seca...., muy seca, lo que antaño era una laguna con cantidades industriales de agua y que abastecía para los riegos de cereales a la Finca que lleva su nombre, ahora se tornaba en sequedad con matojos y piedras, sin vida alguna, pero con su acueducto intacto, su pozo con agua y la aldea de nuestros ancestros en el centro de la misma...., ahora un paraíso de los conejos.





 
Desde aquí y después de ver algunos caminos que me pudieran llevar a Las Tiesas, he decidido acercarme a ver la Laguna del Algibarro para saber si ésta, al menos, traía algo de agua o estaba yerma como la del Acequión.
Pues menuda sorpresa cuando he llegado pensando en que algo de agua tendría...., ¡ni gotazo! en su lugar crecía un frondoso y enorme manto verde y lo que en otros tiempos era un torrente de agua, sobre todo en su acequia, ahora estaba seco, pero eso sí, muy verde.
 




 
 
 
Visto lo visto, me puse en marca de camino a La Gineta y de ahí, por la vía de servicio, hacia Albacete.
 
Hoy ha sido una ruta, nuevamente rodadora, pero interesante con una carga de kilómetros que no está mal.
 
Os dejo los datos técnicos aquí mismo:
 
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.36'26"
Distancia recorrida, 52'980 Kms.
Velocidad Media, 20.2 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 44'1 Kms/hora
Calorías quemdas, 3.193 ja, ja, ja, 



viernes, 22 de abril de 2016

Un paseo hacia el Hundimiento..., lo que mi Teo quiera....

¡Buenas Tardes! Con un poco de retraso os comento la ruta de ayer Jueves, que se cambio del Miércoles a este día por la dichosa lluvia.

Ayer, a las 17h.00' quedamos en El Pincho de la Feria, Teo, Edu y yo mismo para realizar una ruta de las típicas de entre semana, para romper el ritmo y dejar preparadas las piernas para el fin de semana.



La ruta no la teníamos muy clara, si ir al Hundimiento, hacia La Gineta, hacia Chinchilla...., hasta que Teo se pronunció y nos comentó que hacía tiempo que no se dejaba caer por la zona del Hundimiento, así que.... "ni 500 palabras más", hacia El Hundimiento que nos fuimos.

De camino hacia La Baqueriza, Antonio nos llamó para decirnos que llegaba un poco tarde, pero que nos alcanzaría, como así pasó, a los pocos minutos nos dio caza y todos juntitos fuimos hacia Aguas Nuevas primero y luego, hacia El Salobral, para..., en poco más de 50 minutos plantarnos en El Hundimiento..., también hay que decir que Eolo nos ayudaba ligeramente.






Aquí en este zona, nos llamó la atención un árbol frutal del cual habían colgado una botella de plástico..., que no sabíamos muy bien para que era. Alguno decía que era para determinar el tipo de insecto o bicho que atacaba a este árbol frutal, un ciruelo creo, otro que era para espantar avispas, otro...., en fin que se yo, cada uno teníamos una opinión. Aquí os dejo la foto, curiosa por cierto.

 

Si alguno averigua para que es la dichosa botella, que nos lo diga, porque yo he mirado en algún manual de protección de arboles frutales y lo cierto es que no he visto nada que arroje algo de luz a este instrumento colgado del árbol. En fin, sigamos.





Después de descansar un rato y tomar un trago de agua, decidimos investigar alguna senda en esta zona, sin meternos en monte bajo..., no vimos nada y decidimos volver para Albacete, porque..., aparte de tomar la cerveza, Edu quería dejar la bici en el taller para que le hicieran un revisión de todo y tenerla  preparada para futuras rutas.

La vuelta se nos planteó de otra manera porque nuestro querido e inestimable Eolo, nos estaba esperando y soplar...., soplaba prácticamente de cara y por encima de los 24 kms/hora...., ¡qué aburrido sería salir con la bici sin Eolo!

Tomamos las carreteras locales de Los Anguijes, hasta llegar a una de esas aldeas abandonadas que tanto le gustan a Antonio, con horno moruno incluido y claro, tuvimos que hacer otra parada para hacer fotos a una de las aldeas..., probablemente más grandes de la zona-










 
Aquí os dejo un enlace de las fotos que hizo Edu y que complementan las que veís aquí en la crónica. Gracias Edu y gracias a Antonio por las suyas, que me pasó por whattsap.
 
 
 
De aquí  nos fuimos ya para Albacete y con el aire, como ya he dicho en contra, pero poniendo un ritmo bastante bueno, a pesar del viento, no bajábamos de 23 a24 kms/hora.
 
Llegados a Albacete, pasamos por el taller para que Edu dejase la bici y nos fuimos a las tascas a tomarnos una merecida cerveza, que por cierto, las cervezas buenísimas, pero lo que son los caracoles y el forrete....., en fin....., no estaban muy allá, al menos esa es mi opinión.
 
 


 
Pues todo ésto es lo que dio la tarde de ayer, una tarde que al final se tornó en tarde algo fresquita pero que nos quitó el mono de la bici, ese mono que tenemos por salir entre semana y prepararnos para el fin de semana.
 
Os dejo los datos técnicos de la ruta:
 
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.55'50"
Distancia recorrida, 54'06 kms.
Velocidad Media, 21'6 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 31'7 kms/hora
Elevación ganada, 448 metros
Elevación perdida, 439 metros
Calorías quemadas, 3.339 ja, ja, ja, ja.

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */