/* Añadido en 2017-11-10 para Slider */ /* Fin Añadido en 2017-11-10 para Slider */
“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 23 de agosto de 2015

Estirando piernas con la familia

¡Hola de nuevo 40 Ruteros! Después de la ruta de ayer por Chinchilla, la idea era madrugar también hoy y marcarme otra Chinchillada por otra zona bien distinta a las dos anteriores, pero al final ha quedado en agua de borrajas porque la ruta de hoy a petición familiar, ha sido compartir ruta con Paqui y los peques.

No hemos madrugado como yo suelo pero a las 09h.00' ya estábamos saliendo por la puerta del garaje con destino a Aguas Nuevas, más no me atrevería a meterles y máxime hoy, en que el aire hasta Aguas Nuevas nos ha soplado de frente.

Hemos salido tranquilos y con una muy buena temperatura por el Camino de la Bacariza hasta la pista asfaltada que nos lleva prácticamente a la carretera que va de Aguas Nuevas a Santa Ana.




Pues poco a poco y pedal a pedal hemos llegado a Aguas Nuevas a un ritmo tranquilo, pues ya os digo que el viento soplaba fuerte hoy y todos lo hemos notado.







 Pues ya una vez aquí y dado que hacía bastante tiempo que ni los peques ni Paqui habían cogido la bici, hemos decidido tomar un tentempié y que mejor sitio que el bar donde tan bien nos tratan en Aguas Nuevas, el San Isidro.

Rápidamente hemos llegado allí y hemos metido las bicis como siempre, en el porche que hay a la izquierda de la puerta del bar, para pasar a tomarnos un merecido almuerzo, en fin, lo típico, tostadas, café, zumo de naranja.

Cuando hemos terminado y ya saliendo de Aguas Nuevas para volver a Albacete, justo por el camino por el que habíamos vuelto, nos hemos encontrado a Pacuy al que hace un montón de meses que no veía.

Nos hemos puesto al día de todos los asuntos, ciclistas y mundanos, pero es sí...., con educación y mucho sentido del humor. Me comentaba que el había salido temprano para hacer su ruta y que ahora iba al encuentro por la vía verde de su mujer y sus hijas, así que nos ha acompañado hacia Albacete por la vía verde hasta efectivamente nos hemos encontrado con su progenie.

Durante el camino hemos hablado de una ruta que lleva bastante tiempo con ganas de hacer con nosotros y que me ha asegurado que es una maravilla para parar y hacer fotos. Es la ruta que va desde La Marmota hasta Motilleja y que desde luego me ha asegurado que nos va a encantar, por lo que he recogido el testigo y le he dicho que por mi de acuerdo y que hablaría con el resto de mis 40 Ruteros, así que dicho está..., cuando queráis, un fin de semana se lo decimos y nos merendamos dicha ruta.

Más tarde nos hemos despedido porque Pacuy también iba con la Family hacia San Isidro para almorzar y nosotros, pues hemos seguido hacia Albacete por la vía verde hacia la Fuente de El Palo, donde hemos parado a tomar un sorbito de agua y aquí he caído en la cuenta de que el canal iba más seco que el ojo de un tuerto.... Cuanta falta hace la lluvia.




 
Bueno amigos, pues aquí termina la crónica de una apacible y simpática mañana de bici con la familia, cosa que ya me apetecía y creo, que en el fondo todos necesitábamos.

Paso a poneros los datos técnicos de la rutilla:

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.10'59"
Distancia recorrida, 28'870 Kms
Velocidad Media, 14'1 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 32 Kms/hora
Calorías quemadas, 269 ja, ja, ja, ja, jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

sábado, 22 de agosto de 2015

Partido de vuelta, 2ª Chinchillada. Eolo... 5, Koro....0, pero hoy he sufrido menos.

¡Hola 40 Ruteros y Globeros! Nueva Jornada por Chinchilla y sus caminos, pistas, sendas y demás vericuetos para gran goce de este ciclista o proyecto de ciclista, je, je, je.

Ayer por whatsapp My Berme y creo que Juancar, habían quedado para rutear con las gordas aunque no habían puesto ruta..., supongo que irían a Chinchilla....., el caso es que habían quedado a las 08h.30' y a mi esta hora me venía un pelín mal porque tenía una mañana del Sábado algo ajetreada, así que esta mañana he madrugado bastante con la intención de estar de vuelta en Albacete a eso de las 10h.30' y terminar las sendas y alguna pista por investigar que este Martes pasado se me quedó pendiente.

Muy temprano he salido de casa con una temperatura muy agradable y un terreno muy compactado, gracias a la lluvia del día anterior. Me he dirigido como siempre al cartel de anuncios de la rotonda que da  a la Lonja y de aquí hasta la Finca de Labores, haciendo un giro a la derecha para tomar las culebras. Una vez hechas he seguido recto por unas pistas que me llevarían a otras sendas, que caracoleaban en los molinos de aire de La Losilla.


Desde aquí he llegado a la vía del tren y he pasado por debajo de ella y de la autovía, ya con la intención de dirigirme hacia Chinchilla y pronto El Pozo la Peña me salía al encuentro, dónde he parado un momento para beber agua de la fuente que hay en esta aldea.
 
 Desde aquí, por breves momentos no sabía que hacer, si subir directamente por la carretera que daba a Chinchilla o seguir hacia la derecha de la aldea para seguir unos cuantos kilómetros hacia la vía del tren.

Pues al final, he seguido hacia la derecha, en dirección a Forte, pero sin llegar a él, ya que un kilómetro antes me he desviado hacia la izquierda con la intención de llegar a la aldea en la que se encuentra un molino de viento manchego o una réplica al menos,

Deciros que en todo momento el viento, Eolo nuestro inefable amigo, ha soplado en dirección SSE, es decir que he tenido el viento de cara y también deciros, que aunque soplaba menos que el Martes pasado, las rachas de viento, en algunas ocasione superaban los 30 kms/hora.

Pedalada a pedalada, cuando me he dado cuenta ya estaba prácticamente llegado a Chinchilla y desde el punto en el que he parado para decidir cuál sería el camino a tomar, se divisaban los dos puntos que tanto me gustan de Chinchilla, por un lado, El Castillo, que ya recorrí suficientemente el Marte pasado y, por otro lado, El Centro Emisor, Repetidor o Antena y la antenilla que a su derecha hay, cerca de este Centro Emisor, y éstas dos últimas antenas eran mi objetivo de hoy, subir a ellas y por supuesto, sendear por sus aledaños.




Una vez llegado a Chinchilla, he entrado por la zona del Bar Emporium y después de atravesar la zona baja del pueblo y subido al Centro Emisor, Repetidor o Antena...., ja, ja, ja, a gusto del consumidor. Allí, nueva parada para tomar una bolsita de gel de frutas del Mercadona, fotos y a seguir con la faena.



 Después un mini descanso, tenía dos opciones, bajar como alma que lleva el diablo del Repetidor hacia el pueblo y dirigirme hacia la Piscina, el cementerio y Albacete o ser algo más creativo...., pues lo segundo ha sido, ser más creativo e investigar era lo que tocaba hoy dentro del tiempo que tenía.

He bajado del repetidor principal hasta la pista que hay a la izquierda y que me ha llevado a la segunda antena. De ésta salen unas sendas muy chulas que ya hice tiempo atrás con Edu, Teo y Nino en una de las salidas vespertinas que solemos hacer.

Aunque la tierra estaba muy suelta en estas sendas, he de decir que se ciclaba de lujo y sin ningún tipo de riesgo. Pedal a pedal y con la sonrisa de un niño en la boca y la alegría de haber perdido de vista al Dios Eolo, he llegado a la explanada de las gallinas para acometer la Senda del Agua, pero en esta ocasión no la he tomado como siempre, sino que a la izquierda del cercado donde están las gallinas, sale una pista que me ha dado muy buenas sensaciones y que hasta hoy no conocía. La he tomado y he de decir que en todo momento picaba cuesta abajo con multitud de curvas. Al cabo de unos kilómetros esta pista se bifurcaba a la izquierda y a la derecha, pues he tomado a la derecha, sabedor que en algún momento, la senda que ya tomaba entroncaría con la Senda del Agua, como así ha sido, pocos cientos de metros más adelante, ¡aquí aparecía la Senda del Agua!

He tomado la Senda del Agua, he atravesado la Finca de Labores, me he dirigido hacia la Senda del Arenero y aquí por debajo de la carretera, me he dirigido hacia la parte trasera del polígono industrial de Chinchilla para salir a la vía de asfalto y desde aquí torcer por la vía del tren hasta Albacete, llegando a casa a las 10h.35'..... ¡Objetivo cumplido! Hoy tenía algo de prisa y la ruta ha sido como solemos decir ....., una Express Chinchillana.

Os dejo los datos técnicos;

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.35'40"
Distancia recorrida, 48'990 Kms
Velocidad Media, 18'3 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 42'6 Kms/hora
Calorías quemadas, 698 ja, ja, ja.

viernes, 21 de agosto de 2015

Peñascosa: Ruta por el arroyo de la fuente del Roble



 Buenos días.


 Ruta maratoniana la que tenía preparada para hoy, de muchos kilómetros, de muchos metros hacia arriba y sobre todo, de visita al arroyo de la fuente del Roble, un pequeño desfiladero allá en lo alto de los montes y que además posee una fuente que da un agua realmente fresca y clara. Así pues con estos mimbres me puse rápidamente en marcha pues el día iba a ser largo.


 Para empezar salí por la pista forestal que surge al lado del camping y que te lleva a un antiguo vivero en ruinas y que bien pronto te pone el cuerpo a tono, pues en  escasos kilómetros empiezas a subir por unas buenas cuestas hasta alcanzar la carretera que va hacia Los Catalmerejos.


 Esta carretera la tomo en innumerables ocasiones pues funciona a modo de distribuidor de caminos, aunque como ya os comenté, parte de estos han sido vallados por el tema de las reses bravas. Así que una vez más me llevó hasta la aldea de Los Catalmerejos desde donde sale una pista forestal que va paralela a la cuerda de la Almenara, entre ésta y Paterna del Madera, con unas vistas realmente bonitas.


 Si sigues esta pista acabas alcanzando la pista que discurre por la cuerda, pero eso sí, tienes que subir de nuevo un buen puerto. Una vez arriba del todo se sigue la cuerda hasta tomar un camino que sale a la izquierda en el sentido de la marcha y que nos vuelve a regalar unas vistas excepcionales de toda la sierra. 


 Continúas por él hasta tomar otra variante de nuevo a la izquierda que sale antes del desvío del refugio del Lagarto, y que te lleva al desfiladero del arroyo de la fuente del Roble. Como ya os estáis imaginando se hace una bajada fulgurante hacia el lecho del arroyo (que lleva algo de agua) y de nuevo empiezas a subir, lentamente pero sin descanso, hasta llegar a la fuente del Roble, donde claro está, se hace obligatoria la parada para refrescarnos con una agua realmente buena.


 Después de unos minutos de descanso continuamos por la misma pista que va en dirección al Cortijo de Tortas, sólo que, en vez de bajar hacia él, comenzamos el retorno hacia nuestro origen, dando una vuelta completa al monte que llevamos a nuestra derecha.



 Las vistas desde aquí son de nuevo impresionantes, el pico Muleto, la Almenara, en fin, toda la sierra que podemos contemplar desde aquí merece la pena.



 Después de tantos metros picando la carretera hacia arriba, ya va siendo hora de poder hacer unos cuantos kilómetros hacia abajo, y quitando algunos subidas sueltas que todavía quedan, ya casi todo el camino va picando hacia abajo.



 Pasamos por el cruce del camino a Vianos, nos dirigimos hacia el río de la Masegosa, refugio del Lagarto, campamento del Malpaso y de nuevo en Peñascosa; todo en un santiamén, pero ya con unos cuantos kilómetros en las piernas que se van notando al final de la etapa.



 En definitiva, una ruta ciclable cien por cien, pero que necesita de algo de forma física, pues tiene unos 54 kilómetros y 1230m+ de ascensión, con alguna rampa de subida al 26% de desnivel. Al final la velocidad media que me salió fue de unos 14,9 km/h, con lo cual y dado que iba yo solo, acabé muy contento de semejante ruta.



 Como siempre, os dejo un enlace a todas las fotos y como siempre, la ruta.



Saludos...Edu

jueves, 20 de agosto de 2015

Peñascosa: Por la cañada del Pino-Roble hasta la cuerda de las Almenaras




Buenos días.


 Otra ruta más que contar por la zona de Peñascosa, y en esta ocasión me quiero centrar en una curiosidad de la zona y que todavía podemos contemplar, una auténtica maravilla de la naturaleza pues se trata del Pino-Roble. Estos dos formidables árboles viven en una especie de simbiosis y es que, parece ser que en su momento el roble albergó la semilla del pino, esta nació dentro de él y poco a poco fue creciendo en el hueco central del roble, de modo que, después de pasar años y años podemos encontrarnos un árbol dentro de otro, viviendo en perfecta armonía. Aquí os dejo alguna foto de ambos y desde luego, si tenéis oportunidad y sois amantes de la naturaleza, no podéis dejar de visitarlos si pasáis por aquí.


  Así pues, y pensando en que me estaba dejando para un par de días después una ruta de las realmente grandes, decidí que en esta día lo mejor era hacer una ruta fácil y no demasiado larga. Lo mejor por tanto era tomar la cañada del Pino-Roble y seguirla hasta llegar a la cuerda de Almenara.



 Aunque esto parezca fácil, tiene una dificultad este camino y es que el ascenso a la cuerda siempre hay que hacerlo, y salen unos cuantos kilómetros de buen ascenso y en algunos momentos con unas rampas de porcentajes muy fuertes.



 Una vez que llegué a la zona de arriba me dediqué a buscar el camino que mañana tomaría para llegar al arroyo de la fuente del roble, y vaya si lo encontré. Al llegar a su punto más alto hay unas vistas realmente bonitas de todos los montes que van quedando por abajo.


 Desde aquí y viendo la hora que era, me dejé caer por el refugio del Lagarto y de nuevo tomé la senda del río Portelano par volver a tomar éste hasta llegar a un camino que une la cañada del portelano con la del río Cortes.



 Poco más puedo contaros, tan sólo deciros que hice unos treinta kilómetros con unos 600 m+ de desnivel a una media de 13,4 km/h.


 Os dejo un enlace a todas las fotos y como no, la ruta.


Saludos...Edu

 
/* Añadido en 2017-11-15 para Slider */ /* Fin de Añadido en 2017-11-15 para Slider */