“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

sábado, 7 de enero de 2017

La Valla del Marqués, Finca de Labores y Sendas por Chincchilla

Ayer, día 04-01-2017 nos dimos cita Edu y yo para hacer una ruta tranquila, una exprés de las que nos gusta hacer de vez en cuando y que nos da mucha vidilla para luego irnos de comida o atender nuestras respectivas vidas sociales.

A las 08h.00' quedamos en la puerta de mi casa, pues lo ruta nos llevaría hacia Aguas Nuevas por el Camino de la Vaqueriza, de aquí buscaríamos el Invernadero de Plantas en la Ctra. que va a El Salobral y ya, aquí, empieza la Valla del Marqués hasta su finca.


La mañana pintaba mal, con frío (bajas temperaturas, creo que estábamos a 1 º C) y sobre todo mucha niebla, otra vez esa niebla espesa que se mete en el cuerpo y no te la quitas ni queriendo.


 

Bueno, pues con éste talante iniciamos la marcha hacia Aguas Nuevas, con tranquilidad e intentando entrar en calor porque con la niebla la temperatura había bajado bastante. A un ritmo constante, hemos llegado a Aguas Nuevas y rápidamente a la Valla del Marqués. Aquí, el terreno estaba bastante húmedo y embarrado, así que como hemos podido, hemos llegado a la finca.

De la finca, a la carretera de Pozohondo, ha sido coser y cantar y aún más, sin darnos cuenta nos hemos plantado en la Finca de Labores, la famosa Finca, desde la cual tantas veces hemos orientado las bicis a la sendas de Chinchilla.

Aquí, hemos reparado en el Pozo o Algibe, que tiene dicha finca y que....., miras que hemos pasado veces y veces a su lado, y..., nunca nos habíamos asomado a él...., pues tiene agua...., ya lo creo. Menudo pozo o Algibe.


 
 





  Aquí la temperatura seguía igual de baja, el frío nos estaba atenazando y la niebla volvía hacer acto de presencia. No sabíamos que hacer, si volvernos por el camino de la Finca hacia Albacete, si subir hacia las antenas y bajar por la Senda de la Oveja o Culebrilla o subir por la Senda de los Escalones y empalmar con la Senda de las Culebras.






Pues después de pensar un poco, decidimos hacernos la Senda de los Escalones y una ver terminada ésta, empalmarla con la Senda de las Culebras, en la que Edu en uno de los giros de esta senda, casi besa el suelo al irse en una cárcava. Menos mal, que supo reaccionar a tiempo y  al final, todo quedó en un susto. La verdad y para ser sincero, hoy las sendas se podían hacer perfectamente, pero eso sí, tenía un plus añadido y es que el terreno estaba tremendamente resbaladizo y las ruedas si iban que daba gusto. Insisto, que todo ha quedado en un susto por la rápida maniobra del Sire, sino al suelo se había ido sí, o sí.
 
Tras este incidente, hemos terminado toda la senda y hemos vuelto a la Finca de Labores y ya desde aquí y dado la hora que era, hemos decidido volver para Albacete.
 
El terreno seguía muy espeso, muy pastoso, muy mojado meced a la niebla, muy espesa durante todo el recorrido. De hecho, hemos tomado unas cuantas fotos para que veáis que no mentimos.




De camino hacia Albacete, y ya llegando a la ciudad, nos hemos encontrado con Pedro Lara Rubio y dos compañeros más que, supongo que irían hacia Chinchilla para hacerse sus buenas sendas. Hemos hablado un poco con ellos y nos hemos ido a El Badil a tomar un café, pues la exprés ya estaba terminada.

Una ruta tranquila que he disfrutado mucho, con su ración de sendas y la verdad es que me he quedado con ganas de más, pero hoy había que hacer lo que hemos hecho ni más ni  menos.

Aquí os pongo los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.00'47"
Distancia recorrida, 36'980 Kms.
Velocidad Media, 18'3 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 34'4 Kms/hora

2 comentarios :

  1. La verdad es que me faltó poco para darle un beso al suelo, suerte que decidí irme derecho hacia la cárcava y frenar allí, pie al lateral y listos. Y es que se me fue la trasera con el terreno tan blando.
    La ruta fue corta pero muy provechosa, además con ración de sendas, que también hace falta.
    Bueno amigo, ya nos dirás como sigue todo.
    Por cierto, como siempre buena ruta, buena crónicas y esas fotos que adornan cada crónica, que son buenas, ya lo creo.
    Un abrazo...Edu

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, la ruta fue corta, pero mira...., me lo pasé muy bien, sobre todo en la zona de las sendas, aunque es cierto que con el terreno tal y como estaba, todas precauciones son pocas y hay que extremar los cinco sentidos.

    Un saludo Edu.

    ResponderEliminar