“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 31 de julio de 2016

TORREVIJEA, DEL 09 AL 24 DE JULIO DE 2016, Lunes, 18 de Julio de 2016 (Torrevieja, Los Balcones, San Miguel de Salinas, Los Montesinos, Laguna de la Mata, todas las sendas, absolutamente todas y, vuelta por la pista de las Salinas)

 
Quinta ruta con la bici y ésta…., de las buenas…, de las que crean afición. A las 07h.40’ estaba ya preparado para otra ruta por zona costera. En principio, la idea era ir hasta San Miguel de Salinas, Los Montesinos y ya, ir a la Laguna de la Mata, pero hasta que llegase a la Laguna, haría cerca de los 20 kilómetros y hoy, quería utilizar esos kilómetros para no dejarme ni una sóla senda. Por esta razón, he tomado la Pista de las Salinas y en 10 kilómetros me he plantado en La Laguna y ya aquí, ha empezado el disfrute de sendas y trialeras con recovecos, a veces, complicados y bastante técnicos.
Casi me atrevería a decir que es lo más parecido a Chinchilla, pero con el aliciente de tener la Laguna al lado y el Mar a muy pocos cientos de metros.
 




Después de darme, literalmente, una jartá de sendas, he decidido volver a casa, pero antes me he pasado por el Faro de la Cinta de la Sal para ver como un carguero extranjero cargaba, toneladas y toneladas de sal que vienen desde las salinas al puerto a través de una ingeniosa cinta que transporta la sal para, como he dicho antes, ser cargada.















De aquí no he podido evitar la tentación de bajar a la zona de las Rocas, dónde últimamente, Paqui y yo nos vamos a tomar el sol y a relajarnos, zona en, la que te puedes literalmente, echar la siesta mientras el Mar Mediterráneo te de una baño de agua y sal y, también brisa marina.
El sistema como traen la sal desde las salinas, mejor dicho desde las dos Lagunas, la de Torrevieja y la de la Mata, es realmente simple. Una vez que han extraído la sal de las dos Lagunas, sobre todo de la de Torrevieja, la ponen en una cinta transportadora de aproximadamente unos dos kilómetros, que en algunos momentos va incluso por debajo de la carretera y las aceras, hasta que sale al otro lado de Torrevieja, a la Playa del Acequión y es que esta cinta transportadora, separa la Playa del Acequión de la Playa de los Naufrágos.
Una vez aquí, llega a su fin en el dique o muelle de carga donde están amarrados los impresionantes buques cargueros. Su misión, es cargar cientos de toneladas de sal para con ayuda del Práctico del Puerto hacerse a Alta Mar. Una maniobra, por cierto, curiosa de ver.  
  Ruta cumplida, vuelta a casa para pegarme un baño en la piscina y luego, por supuesto, reponer líquidos, ja, ja, ja, “mi hora feliz, la hora de las cañas”.

 
 
Bueno, pues poco más puedo contar de la ruta de hoy, ruta tremenda, muy buena y muy divertida en la que me lo he pasado en grande con tanta senda para arriba y para abajo.
Os dejo los datos técnicos:
 
Longitud de ruta, 33’730 kms
Duración total ruta, 02h.28’43”
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.09’10”
Velocidad Máxima Alcanzada, 29’8 kms/hora
Velocidad Media, 15’4 kms/hora
Velociada Media en Movimiento, 15’7 kms/hora
Pendiente máxima, 4%
Pendiente mínima, -4%

 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



sábado, 30 de julio de 2016

Rutas del calor: Desiertos veraniegos y el Castillo de Chinchilla de Monte Aragón



 Buenos días.


 No soy experto en temas de suelo, pero vaya, a poco que uno vea las fotos de hoy parece que esto se parece cada vez más a un desierto.




 No es un desierto de arena o de piedra, este es simplemente de color amarillo. Todo seco, todo absolutamente seco, es que quedan muy pocas briznas de color verde. Se trata de la salida sureste de Albacete en dirección a Chinchilla que es hacia donde he dirigido mi bicicleta hoy.


 El trayecto que va desde Albacete hasta Chinchilla no tiene un solo árbol. Es así de triste, y no sé la cantidad de rayos que han tenido que caer para tener tan desnudos estos campos, y no se me queden perplejos, ya saben ustedes el estupendo silogismo de nuestro campo, el rayo atrae al árbol, por lo tanto el árbol es malo, ergo tenemos que cortarlo. Parece una broma de mal de gusto pero lo cierto es que tristemente muchos árboles han caído por esa razón. Pero no piensen mal vuesas mercedes, también hay gente que los adora y que sabe que el rayo, cuando tenga que caer, caerá.


 Pues si a esa desnudez de nuestros campos colindantes le unimos que hoy es uno de los días más calurosos de lo que llevamos de verano, está claro que la ruta de hoy no podía ser demasiado exigente. Así que a eso de las ocho y media tome el camino de Chinchilla, el que va paralelo a la vía del AVE pues era la mejor manera de llegar pronto a las estribaciones de las sierra procomunales y Chinchillanas.


 Al llegar a Chinchilla decidí que lo mejor era subir al castillo por la cuesta del Mortirolo, estupendos porcentajes lo que allí se concentran y que además al no ser demasiado largos te permiten algún respiro antes de afrontan los últimos repechos del castillo.


 El primer tramo de la cuesta se dio estupendamente pero el problema lo tuve al ir llegando a la zona alta, donde aparecen los primeros lienzos de la muralla del castillo y donde hizo su aparición un viento caliente, muy caliente, que hizo que rápidamente me lo pensara y que decidiera que lo mejor era dejar por aquellos lares la subida y que lo mejor era bajarme a la plaza mayor del pueblo a refrescarme...ya vendrán días mejores.


 Hete aquí que al llegar a la plaza del pueblo me encontré con Marcial, que al igual que yo, había pensado que lo mejor era refrescarse en la fuente de la plaza mayor de Chinchilla. Hacía bastante tiempo que no nos veíamos así que visto lo visto, la chicharrera que estaba cayendo y la hora que se estaba haciendo, nos volvimos los dos para Albacete para poder compartir ruta y desayuno a la vuelta. Buena persona donde los haya pasamos un rato estupendo, compartiendo la ruta y buenos momentos.


 De paso aproveché para preguntarle por la Cueva del Niño allá en Ayna, pues sé que él ya las había visitado con anterioridad. Os adelanto que antes de que acabe el año tendremos que hacerles una visita pues son un auténtico tesoro las pinturas rupestres que allí tenemos.

 Poco más os puedo contar, mucho calor y esperemos que vaya cediendo poco a poco.

 Como siempre, aquí os dejo las fotos y por supuesto el track.




Saludos...Edu

Para visitar: El Castillo de Chinchilla
 Evidentemente el casco antiguo de Chinchilla tiene mucho que darnos, pero en este caso nos vamos a centrar en su castillo, el cual siempre ha ocupado un lugar muy destacado en la historia, y a lo que además hay que unir su emplazamiento absolutamente espectacular.


En lo alto del monte y dominando todo el llano se encuentra esta fortaleza, que ya en época ibérica se encontraba utilizada como reciento defensivo. Los romanos también utilizaron esta fortaleza, modernizándola y dándole mucho más protagonismo, pues según todos los escritos de la época, se trataba de un emplazamiento vital para las vías que allí transitaban. Los visigodos también ocuparon y utilizaron esta edificación, y a modo de curiosidad, fue el rey Sisebuto quién concedió el apellido Castillo a aquellos que trabajaban allí.


 Sabiendo de su importancia, los árabes también ocuparon la plaza, la modernizaron, la dotaron de más lienzos de murallas y rebautizaron como Ghengalet.


El castillo ha ido incorporando sucesivas remodelaciones y alteraciones, y si tuviéramos que destacar algún siglo, ese sería el siglo XV, donde la construcción tomo la forma que ahora podemos observar, eso sí, con algunos cambios que se han continuando incorporando al mismo, pues en algún momento ha llegado a servir como penitenciaría. El estilo más relevante sería tanto el gótico como el renacentista.


 De entre los elementos que más se hechan en falta, sin duda alguna, se trataría de la torre del homenaje, la cual se encontraba en el extremo norte del recinto, de planta cuadrada de 40 varas de alturas y no menos de de 10 varas de lado. Dado que la vara se corresponden con 0,8359 metros, podemos encontrar una de las torres más altas de la región, con 33 metros de altura y 8,3 de base, ¡casi nada!
 Entre los personajes famosos podemos destacar que aquí estuvo preso César Borgia en 1504, de donde no pudo escapar por mucho que lo intentó, llegando incluso a matar al alcaide.


 El castillo ha sido testigo de innumerables batallas e incluso en la guerra de la independencia jugó un papel decisivo en la defensa de la plaza por parte del pueblo chinchillano contra las tropas francesas.


 Son muchos los elementos a destacar, los dos lienzos de la muralla, su planta poligonal, los emplazamiento artilleros, las arquitectura de las torres, su enorme foso que servía no sólo para defender la plaza, sino como aljibe para la recogida del agua de la lluvia.



 El castillo fue rehabilitado no hace muchos años, consiguiendo que la obra volviera a coger el esplendor que nunca le tuvo que faltar, pero con un pero...Y es que después de realizar semejante tarea, nadie pensó en que ese patrimonio debe ser compartido por todos, y nadie cayó en la cuenta en que el castillo debe estar ABIERTO para que pueda ser visitado por dentro; sirva pues esta crónica de petición a quien corresponda, que seguro que un pequeño esfuerzo más, haría que ese castillo pudiera estar abierto

Para leer
 Si queremos comprender mejor la fascinante historia de este pueblo, os recomiendo sin duda el libro Chinchilla de Montearagón, su encanto y su duende, de Plácida Ballesteros y Joaquín Molina Cantos


jueves, 28 de julio de 2016

TORREVIJEA, DEL 09 AL 24 DE JULIO DE 2016, Sábado, 16 de Julio de 2016 (Torrevieja, Los Balcones, Los Montesinos, Laguna de la Mata y vuelta por la pista de las Salinas)

Allá va la cuarta ruta de las vacaciones. Esta vez, la idea era hacer algo de kilómetros por carretera para llegar a la Laguna de la Mata con las piernas preparadas para sus innumerables sendas y trialeras.

A las 07h.47’ ya estaba encima de “Rosario” en dirección a la Urbanización Los Balcones y de ahí por una carretera, hacia Los Montesinos. En nada de tiempo, me he plantado en el inicio de La Laguna de la Mata, justo al pie de la Torre de Vigía, desde de dónde se pueden hacer dos tipos de rutas, la primera sale a la izquierda y va bordeando la  Laguna y la segunda, sale a la derecha y va bordeando una urbanización pegada a una zona de pinada, desde la cual salen innumerables sendas y trialeras, ¡vaya, a mi a esta zona, me gusta llamarla la “Chinchilla Torrevejense”! Puedes estar horas y horas haciendo sus sendas y nunca terminar de conocerlas y por supuesto, el disfrute está asegurado.



En alguna ocasión ya he hecho esta ruta y la he colgado en este blogg, pero lo cierto es que no te cansas de hacerla..
 
Infinidad de sendas y trialeras, que al final van todas a dar a las dos arterias principales de caminos en las que se remifican las sendas, algunas son sendacas.

Esta laguna de la Mata, ya lo he comentado muchas veces, junto con la de Santa Pola, son las más importantes de toda Europa, por su alto contenido salíneo y por la gran cantida de sal que se extrae de dicha laguna.
 
También los hay que utilizan esta Laguna y su torre de vigiía para observar las aves, que aquí en la Laguna son muy diversas..
 
Lo que también hay que decir es que hay que tener mucho cuidado en acercarse a las orillas de las lagunas, porque en muchos casos, sus orillas son trampas mortales y no es la primera vez que algún animal se queda atrapado en lo que podríamos llamar arenas movedizas, con la diferencia de que aquí, no son muy profundas., pero vamos que el susto te lo llevas.
 
 
 
 


 
 
 
Pues bien de las dos opciones, hoy he tomado la de la izquierda, la que bordea la La Laguna, haciendo alguna que otra senda más bien fácil, para luego subir al Centro de Interpretación de las Salinas y de ahí, al Club Deportivo de Columbicultura de Torrevieja, que por cierto…., la subidita se las trae….
 

 
La ruta estaba hecha y las sendas y la diversión de descubrir nuevas rutas dentro de la Pinada de la Mata, las dejaría para la ruta siguiente.
Después del Club deportivo de Columbicultura, me he tirado por una senda, cuesta abajo que sale de esta zona y entronca con el borde de la laguna, justo la zona que sería la segunda opción en La Mata, hasta entroncar con el Camino de las Salinas y de aquí a Torrevieja a lavar la bici, que ya le tocaba.
 
Os dejo los datos técnicos:
Longitud de ruta, 42’730 kms
Duración total ruta, 02h.39’43”
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.14’10”
Velocidad Máxima Alcanzada, 40’8 kms/hora
Velocidad Media, 16’4 kms/hora
Velociada Media en Movimiento, 18’7 kms/hora
Pendiente máxima, 3%
Pendiente mínima, -2%
 
 

Rutas en miércoles: Seminocturna con todos los predicamentos, ¡faltaría más!



Buenos días.

 Ya hace algunos años que gracias a los focos de led se pueden realizar rutas en plena oscuridad, pequeños, manejables y ligeros son el mejor aliado si lo que quieres hacer es una "seminocturna", y digo seminocturna porque la ruta "nocturna" ya nos queda algo más lejos; que de noche todos los gatos son pardos y a ciertas horas lo mejor es estar de vuelta (y así lo hicimos, doy fé de ello)

 Así que ayer pudimos hacer nuestra tradicional ruta de todos los miércoles trasladando la hora de salida a las 20:30, pues con la ola de calor que ahora tenemos lo mejor es salir en una franja del día en la que la temperatura empiece a ser agradable. Aún así, la temperatura estaría en los "taitantos", tampoco es que ganáramos mucho, pero bueno, uno siempre tiene esa ilusión...ja ja ja


 Para la quedada nos vimos Adolfo, Pedro Lara (el nuestro), Coro y este que suscribe. Echamos mucho de menos a Alex (Patillas Rotas) que en un principio parecía que podía unirse a la ruta, en fin, la próxima será que es un estupendo ciclista y sobre todo, mucho mejor persona.


 Dado el estado de mi rueda trasera decidimos que lo mejor era tomar el camino del Hundimiento que es bastante fácil y hacer kilómetros hasta que el sol se escondiera. Adolfo llevaba mucho tiempo sin salir con lo cual la ruta era ideal para volver a retomar el pulso a la ruta, ¡vaya que si lo tomó! :-)


 Antes de seguir con la narración de los kilómetros viene aquí el momento del primer sentido homenaje, y que no va para una persona, va para un toro que tenemos en una de las fincas del camino de la Bacariza: son muchas las rutas las que lleva allí, tranquilo, sosegado, aguantando los rigores del campo manchego. En fin, a ver si seguimos viéndolo muchas rutas más.


 Después de pasar por el lado de nuestro toro, que al final lo vamos a adoptar si seguimos así, continuamos con buen ritmo hacia Aguas Nuevas. En medio de una buena conversación y risas contenidas transcurría la ruta, no con el ánimo de hacer muchos kilómetros, sino más bien de vernos y poder contarnos que ha dado de sí (y de no) lo que llevamos de verano.

 Y es que el verano acaba descolocando a todos un poco. Viajes, estancias y demás circunstancias hacen imposible el que el grupo se pueda reunir. Eso sí, cada uno por su lado intenta hacer alguna ruta, por ejemplo Pedro Sotos, que se está haciendo unas más que interesantes rutas por la zona del río Júcar y que a buen seguro pronto tendremos que ciclar el grupo entero. Y Pedro Lara (Patillas Rotas) que también tiene sus merecidas vacaciones y también le está dando a la bicicleta.

 Prosiguiendo con la ruta al llegar a El Salobral decidimos que lo mejor era no alargar mucho más la ruta, así que dimos un rodeo por aquellos campos para poder tomar de nuevo el mismo camino sólo que esta vez de vuelta.


 Toda esta zona está llena de maizales, no en vano, durante algunos años esta provincia ha sido la mayor productora de España de este cereal. Dado que son cultivos de regadío, el circular por entre ellos es realmente agradable pues desprenden un más que agradable frescor. Como no, nos acordamos de la película los Niños del Maiz, vamos que ni para miccionar te arrimas al maizal de marras.


 A la vuelta paramos en Aguas Nuevas para avisar a Francho, que ya hacía mucho que no nos veíamos y estábamos deseando poder compartir un buen rato con él. Y es que teníamos que cuidar la hidratación, así que al llegar a Albacete nos fuimos derechos para el bar Río Frío donde pudimos tomar una jarras de cerveza como Dios manda, frías, congeladas las jarras, con su cantidad justa de espuma...una delicia.


 Además, para la ocasión, Francho apareció con su nueva bicicleta completamente restaurada, una aunténtica joya del año 1943 perteneciente al ejército suizo y que como podéis ver en las fotos ha dejado realmente bien.


 Poco más puedo contaros, aprovechamos para hablar y hablar de muchas cosas y sobre todo, para pasar un rato bien bueno.


Saludos...Edu


Pd. El segundo homenaje va para una señora con la que todos, o casi todos, hemos aprendido que rimar podía ser divertido, y que tampoco hacían falta métricas muy estrictas cuando eres un "peque". Hoy 28 de julio de 2016, Gloria Fuertes cumpliría 99 años. Gracias por tantos poemas tan bonitos: yo crecí con muchos de tus poemas y ahora lo hacen también mis hijas. Gracias de todo corazón. Y ahí va una de mis preferidas, que no hay mejor homenaje que volver a leer algún poema tuyo:


Cómo se dibuja a un niño

Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.

Pintarle mucho flequillo,

-que esté comiendo un barquillo;

muchas pecas en la cara que se note que es un pillo;

- pillo rima con flequillo y quiere decir travieso -.



Continuemos el dibujo: redonda cara de queso.

Como es un niño de moda, bebe jarabe con soda.

Lleva pantalón vaquero con un hermoso agujero;

camiseta americana y una gorrita de pana.



Las botas de futbolista - porque chutando es artista -.

Se ríe continuamente, porque es muy inteligente.

Debajo del brazo un cuento por eso está tan contento.

Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.

Gloria Fuertes