“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

viernes, 29 de enero de 2016

Puñoenrostro y sus alrededores...., ¡mira que le dimos vueltas!

Ja, ja, ja, ja......, si que le dimos vueltas a la finca de Puñoenrostro...., y menos mal que al final vimos la luz, que sino, seguimos dando vueltas por esos lares, ja, ja, ja.

Os cuento, amigos, ayer Jueves (cambiamos el Miércoles por el Jueves por motivos logísiticos), nos dimos cita a las 17h.00' en el Kiosko de L Tamos, Juanma y yo, bueno y nuestro incombustible Pedro Lara, que se acercó a saludarnos y desearnos buena ruta, como suele ser habitual en él. La idea era rodar por la zona de Puñoenrostro, de aquí tomar y experimentar por caminos hasta llegar a La Gineta y vuelta por la vía de servicio para estar pronto en Albacete, lavar las bicis y tomar la cervecita de los campeones.


Después de los saludos y de esperar para ver venía algún compañero más, salimos en dirección al Hotel Santa Isabel, giramos a la derecha y buscamos el paso inferior del ferrocarril para llegar a un puente y de aquí dirigirnos a Puñoenrostro. Por supuesto, pasamos por los vallados de los toros y llegamos a la Finca, que dejamos a nuestra izquierda para seguir tomando caminos y aquí, nuestra brújula ya se nos empezó a marear, bueno, mi brújula se empezó a descojonar, tanto es así que tomé un camino equivocado de un pivot, que nos sacó de nuevo a la Finca...., ¡ufffffff! Ni nos dimos cuenta, entre que íbamos despistados y despacio y más preocupados por sortear los charcos y el barro de los camino, pues eso....., que me equivoqué de camino y dimos varias vueltas de más, hasta que Juanma tiró de teléfono y ubicación y conseguimos orientarnos, ¡menos mal!




De aquí y después de tener las cosas claras en cuanto a los caminos a seguir, decidimos seguir uno que Juanma había visto en su móvil y que nos llevaba hasta unas fincas y de ahí, rodeándolas, en teoría, iríamos a otra finca y de aquí a un puente.

Pues nada, dicho y hecho, nos pusimos a dar pedales en las bicis y llegamos al camino esperado, llegando a esta finca que rodeamos y después a otra finca, que ya de paso diré, que nunca había visto y por la que nunca había pasado o, al menos, no recuerdo haber pasado por ella, aunque luego en comentarios, Antonio me ha dicho que sí, que por esa finca habíamos pasado alguna que otra vez.

Pasada esta finca, vislumbramos otra y a lo lejos, se ´veía el puente por el que teníamos que subir para llegar a otro puente y de aquí a la vía de servicio. Era interesante, volver porque la noche se nos echaba encima y en mi caso, no tenía muy claro si el foco estaba a tope de carga o no.

Sea como fuere, llegamos a la segunda finca y aquí hicimos una para obligada ya que descubrimos un molino o noria, muy antigua a juzgar por los aperos de madera con el palo mayor que se unía, probablemente, a un burro, asno u pollino, y digo esto porque la altura de la mencionada noria y el palo de arrastre, no tenían mucha altura con respecto al suelo, pero si vimos perfectamente un habitáculo de unos 7 u 8 metros de diámetro con la noria en medio, y el círculo destinado al tiro del animal. Os dejamos unas fotos para que juzguéis y ya abusando de nuestro querido Edu y su férrea amistad con el profesor Joseph Von Eduarden, invitaría a ambos a editar está crónica y añadir algo más de culturilla histórica y lugareña a la noria de madera con tracción animal.

Hete aquí las instantáneas de semejante descubrimiento.










Después de esto, salimos a la vía de servicio, subimos un puente y tomamos el otra lado de la vía de servicio para llegar a Albacete sobre las 19h.15', lavamos las bicis y nos fuimos a tomar las cervecita de los campeones, que por cierto, nos metimos en un bar, en el que la alegría brillaba por su ausencia y en cuanto a las cervezas, menos mal que  a la segunda cambiamos a tercios de la marca Victoria.

Por lo demás, tarde perfecta en compañía de Juanma, que como él dice "...yo me amoldo a todo...."

Os dejo los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.10'00"
Distancia recorrida, 45 kms
Velocidad Media, 20 ksm/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 39 kms/hora.

-------- Ruta ---------------------------
Con permiso de Coronado añado la ruta para el compañero que quiere realizar la visita a la noria. Un saludo.

lunes, 25 de enero de 2016

Campos de Pozo Cañada



  Buenos días.


 La zona de Pozo Cañada es toda una garantía de buenas rutas en BTT, una pena que esté a 30 kilómetros de Albacete, pues cada vez que se plantea una ruta sabes que si la hora te apremia al final siempre tienes que apretar algo a la vuelta. Esta zona posee muy buenos montes, pistas, sendas y recovecos realmente bonitos, pero como siempre, sólo pueden utilizarse fuera de la época de caza, que por esta zona parece que bastante abundante.


 Y así pasaba este fin de semana, queríamos hacer algo por Pozo Cañada, pero con la condición de estar a la una de vuelta, y para ello nos vimos a las ocho y cuarto My Berme, Francho, Corona y éste que suscribe.


 Por supuesto con puntualidad manchega nos vimos y dejados los cinco minutos de cortesía nos pusimos en marcha. Algo de niebla al comienzo pero que desapareció en cuestión de minutos. La temperatura era realmente agradable  y no hacía falta abrigarse mucho. Pronto empezamos con la primera dificultad, que es nuestro querido y apreciado camino-rambla, ese que la arena se te sube por la rueda y a veces se hace muy difícil mantener la vertical, pero que una vez que le has cogido el gusto, te apetece hacer unas y más veces. Tanto es así que Coro quería hacerlo otra vez más, hasta que lo convencimos de que era mejor seguir, que aún nos quedaba algo más de arena.


 Y así es, en escasos kilómetros tomas otra pista que asciende poco a poco hacia la sierra de la cabrera, también con algunos tramos de arena que hacen una subida muy divertida. Es esta pista la cañada real de Andalucía y que la continuamos hasta un par de kilómetros más adelante, donde tomamos una vía directa hacia la finca de Aldea Nueva.


 En toda esta zona empezó a soplarnos el viento de cara que unido a un terreno bastante "pestoso" nos hizo bajar algo el ritmo que llevábamos. En la aldea pudimos para a ver algún resto de la calzada romana que por allí atraviesa y pudimos charlar con dos señores realmente amables, que confirmaron nuestras sospechas; todas las casas que por allí se construyeron reciclaron las rocas de la vía para colocarlas en los muros que allí se pueden ver. Bueno, es una manera de reciclar el material, supongo que hay opiniones para todos los gustos, pero en los años en que se construyeron esas casas todavía no existía el afán protector que ahora existe en la sociedad, era simplemente otra manera de ver las cosas  y dicho sea de paso, siempre es una muy buena opción el reciclar. Al fin y al cabo, las piedras siguen estando allí.


 Desde aquí nos fuimos derechos hacia Pozo Cañada siguiendo lo que en su momento tuvo que ser vía romana y de la no queda vestigio alguno hasta llegar a Pozo Cañada. Es este uno de los retos que tenemos planteados para este año, el poder encontrar nuevos tramos de esta vía Complutum-Carthago Nova.


 Nobleza obliga, y habíamos quedado con Pascuy por un lado, y con Pedro y Paco Lara por otro a las diez y media en Los Cañetes, así que apretamos algo la marcha para llegar de nuevo con puntualidad manchega, y así fue, incluso llegamos algún que otro minuto antes, cosa de agradecer que Pascuy llegara al mismo tiempo que nosotros y es que, no hay nada como la puntualidad bien entedida, "la manchega" para más señas.


 El almuerzo fue muy divertido y entre risas, chistes, chascarrillos y más de una rima con el número cinco y con las "gaviolas" pasamos un rato muy bueno. El almuerzo en Los Cañetes estuvo también muy acertado y como siempre nos sirvieron estupendamente y con un precio muy ajustado, seguiremos yendo.


 Para la vuelta, Pascuy decidió que era algo pronto y que todavía le daba tiempo a probar su nueva y flamante bicicleta, mientras que nosotros nos fuimos derechos hacia Albacete y por carretera, pues Pedro y Paco venían con "flaca".


 La vuelta fue realmente rápida, con algo de viento a la espalda, con la carretera en perfecto estado y con gasolina en los bolsillos, enseguida pusimos una marcha muy cercana a los 35 km/h que en más de una ocasión superamos.


 Así que a las doce y veinte ya estábamos de vuelta, y como no, paramos en El Estadio para poder tomar nuestra merecida y rehidratante cerveza de los campeones. Y además, perfectamente sincronizados con Pedro Lara (el de Patillas Rotas) Hans y Vicente, pues llegamos a la vez. Compartimos cubo de botellines y más risas, como debe ser en una estupenda mañana de ciclismo.

 Os dejo todas las fotos en este enlace y claro está, la ruta.



 Tan sólo indicaron que al final realizamos un recorrido de 60 km a una media de 21 km/h, 543 metros de ganancia y con un pico de velocidad de 50 km/h.


Saludos...Edu

Para saber: Pozo Cañada


 No está de más hablemos algo de este pueblo, tan cerca de Albacete y que no permite hacer rutas realmente interesantes.


 Parece ser que tiene orígenes medievales y muy probablemente relacionados con las vías y cañadas reales que por allí existen, pues el agua es somera en esa zona y cuando se trataba de transportar ganado, era fundamental el contar con abrevaderos a lo largo del camino y que fueran fáciles de ser usados como lo era esta zona.

  Allá por 1745 Pozo Cañada pasó de Chinchilla de Monte Aragón a Albacete, y así ha sido hasta el 8 de mayo de 1999, donde por fin se segregó y ha pasado a ser un municipio más de la provincia de Albacete.

 No debemos pasar por alto los restos que por allí existen de la Edad del Bronce, de los íberos y de los romanos. La vía Complutum-Carthago Nova pasaba por allí, y era de extraordinaria importancia dada la cantidad de tráfico que tenía por un lado, y por otro a la cantidad de población íbera que por allí se concentraba.

 Si algún día decides parar por allí recuerda que la comida suele ser rotunda: gazpachos manchegos, atascaburras, pisto manchego, judías con perdiz, ajo de mataero, migas rurelas y gachas pueden hacerte pasar un rato más que bueno a la mesa.


sábado, 23 de enero de 2016

Chinchilla, versión extendida

¡Buenas Tardes Globeros! Hoy hemos tenido una ruta más larga que las que solemos hacer, ¡vaya! que hemos hecho una versión extendida de la ruta por Chinchilla y que por cierto, ha sido una verdadera gozada, aunque a mi las cuestas siguen sin gustarme, ja, ja, ja.


A las 08h.30' nos hemos dado cita en la Churrería de la Avenida de España, My Berme, Antonio y yo mismo con la intención de hacer algo tranquilo, pues mañana la idea era hacer una ruta, si cabe, algo más larga, así que quién ha decidido la ruta, lugar y hora ha sido My Berme, y la ruta hoy nos llevaría a tierras chinchillanas de la mano de Antonio, gran conocedor de todos lo caminos, pistas, recovecos, sendas y demás trazados habidos y por haber de esta nuestra querida catedral de los bikers.



La mañana estaba fresca, pero no con frío, calculo que estaríamos soportando alrededor de los 7º C, sin viento apenas, pero eso sí, una niebla de tres pares de narices,  niebla que cuando hemos salido a campo abierto y a la altura de la pista que va paralela al ferrocarril, en dirección ya hacia Chinchilla, se ha disipado, dando paso a un pequeño y tímido avistamiento del sol.
 
 





Hemos subido por la parte trasera del Polígono, por la zona de la nave de la cebollas, pasado el agujero que nos llevaría a la Senda de la Cantera o del Arenero, como la llamo yo, para ir en dirección hacia la Sierra Procomunal, pero hemos seguido derechos por pistas y sendas que el buen Antonio nos ha indicado.

No conocía estos parajes que por lo que he visto para Antonio, no eran desconocidos, es más, los conocía al dedillo y de ahí nos ha metido por tipo de sitios, pero eso sí, siempre con seguridad y con terreno, que lejos de estar esponjoso por lluvia de esta noche y la neblina, estaba estupendo para darle al noble arte del pedaleo.

Nos hemos cruzado con un montón de ciclistas, unos muy pros y otros muy globeros, ja, ja, ja, yo creo que nosotros estábamos en el termino medio de las dos definiciones.

Después de seguir por caminos y sendas, y cuando ya llevábamos unos cuantos kilómetros de subidas y bajadas, el grito poderoso de My Berme se ha impuesto y oído en todo el monte..., ya sabéis, tengo hambreeeeeeeeeee, y bueno, el tema estaba claro, hemos dejado alguna que otra sin hacer para darle gusto al estómago e hígados, que hoy se estaban ganando la ingesta de sólidos y líquidos.









Como alma que lleva el diablo hemos bajado a todo gas por la pista que pasa por el Cuco de Don Quijote, el monumento a la Perdiz Chinchillana, dejando a nuestra derecha la Senda de las Perdices y metiéndonos en el pueblo por la parte del Cuartel de la Guardia Civil, para subir hasta la plaza del pueblo y hacer parada obligatoria en la Churrería, que todo hay que decirlo, se portan estupendamente con nosotros y, aquí hemos tomado nuestro típico desayuno ciclista, medio bocadillo, una caña de bienvenida, frasca de vino con casera, Belmontes y dos rondas de chupitejos, todo por el módico precio de 5 €.






Una vez terminado el almuerzo, queríamos haber hecho una tourné por Chinchilla, lo típico, subir al Castillo, hacer la senda de la Muralla y alguna cosa más, pero al final hemos decidido, bajar hacia el Nazareno para encarar las bicis hacia la Senda que nos lleva a la explanada de las Gallinas y allí tomar la senda de la izquierda y a su vez, otra mini senda que sale a la izquierda y que nos ha llevado por un trazado que ha terminado en la Senda del Agua y en ésta, en la Senda del Agua, nuestro querido Berme, literalmente ha volado porque le hemos perdido de vista hasta que hemos llegado al final de la senda, donde nos estaba esperando.

De aquí a la Senda de la Cantera o Senda del Arenero con saltito incluido y a todo trapo hacia Albacete para tomar una merecida cervecita, aunque para la hidratación, en esta ocasión Antonio no nos ha acompañado, así que My Berme y yo, nos la hemos tomado a su salud.

Gran ruta con grandes compañeros es la definición del día de hoy, con charla amena y risas en más de una ocasión. Así da gusto y más aún cuando la ruta la terminas con todos los dientes en su sitio, ja, ja, ja.

Os dejo unas fotos que ha mandado Pedro Lara de su ruta de hoy cerca de Pozocañada y que como siempre, ha encontrado nuevas rutas y sendas inéditas que ya nos ha anticipado que mañana nos enseñará en la ruta de Albacete a Pozocañada.



 



Os dejo los datos técnicos de la ruta de hoy:

Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.08'45"
Distancia recorrida, 57'110 Kms.
Velocidad Media, 18'2 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 53'123 Kms/hora.

jueves, 21 de enero de 2016

La Senda de Forte..., por fin

¡Buenas Tardes amigos y globeros! Ayer quedamos como viene siendo habitual, Míercoles, en El Corte Inglés, a las 17h.00' para hacer una ruta por Chinchilla, en concreto, hacer la Senda de Forte, que el pasado Míercoles por falta de tiempo..., bueno..., por falta de luz, no hicimos. Hoy era el día y en este sentido, habíamos planificado ir a Chinchilla por la zona más recta, la Senda de Forte, la cueva de las bolas, la senda que sale cerca de esta cueva, subir a las Barbacoas, explanada de las Gallinas y bajar por la Senda del Agua, la Senda del Arenero y vuelta a Albacete.

A priori, la intención era buena y la ruta podría haberse convertido en una ruta con carga de kilómetros y sendas, pero el día estaba gris y nublado y amenazaba con oscurecer pronto y..., ¿quizás llover?

Sea como fuere, nos dimos cita Antonio, Edu, Teo, Nino y el que suscribe, segura servidor de vuesas mercedes.


Tras lo saludos pertinenetes, encaminamos las bicis hacia la parte trasera de la lonja, cruzando la carretera y en poco tiempo nos plantamos en la zona del puente romano, ya muy cerca de Forte. Notamos que nos caían algunas gotas, pero no le dimos importancia, en la noticias no daban lluvias, así que..., ni caso, sin embargo, si que hicimos caso al Puente Romano que tanto nos gusta todos, sobre todo a Edu, que nos hizo una parada técnica para las fotos obligadas y bien merecidas.





 En este punto deciros que ya descansamos un poco y hablamos de futuras rutas. A mi personalmente me vino muy bien, porque me encontraba ayer por la tarde muy plomizo y las piernas, no sé muy bien porqué no me respondían.

El caso, es que nos echamos unas cuantas risas porque veíamos que se nos echaba la noche y no llegabamos a la Senda de Forte, por lo que, sin duda alguna, el Miércoles siguiente, tendríamos que repetir la ruta hasta conseguir hacerla..., así somos de cabezones e incisivos....., bueno hasta que Antonio nos dió una voz y nos dijoa a todos que llegabamos de sobra si nos poníamos en marcha inmediatamente como así hicimos y no sólo hicimos la Senda de Forte con luz sino que nos hubiese dado tiempo a hacerla de nuevo en sentido contrario.

La Senda de Forte, es como su nombre incida una senda muy limpia con un trazadao fácil que rodea por su parte trasera la empresa de Forte en Chinchilla, insisto, son más o menos unos 920 metros de puro disfrute, sin riesgos ni sobresaltos y que, incluso a Teo, que no es muy amigo de sendas, le gustó...., tanto es así que fue él, el que dijo de hacerla en sentido contrario.

Sea como fuere y dado que eran ya las 18h.30' y oscurecía por momentos, decidimos todos regresar a Albacete y tomarnos unos botellines, y fue la mejor de las decisiones, pues a los pocos metros de iniciar la marcha, nos empezó a caer, primeramente, unas gotas muy finas, que más tarde anunciaban una posible tormenta...., menos mal, que sólo nos llovió escasamente una media hora y no llovía con mucha intensidad, que sino.....

Sobre las 19h.30' llegamos a Albacete y nos encaminamos a el Bar Estadio para tomar un refrigerio..., como no, ja, ja, ja, ja, unos cuantos botellines con sus tapitas, que nos estuvieron la mar de buenas.




 De aquí, cada mochuelo a su olivo y quedamos emplazados para la próxima ruta, no sin antes dar las gracias a los compañeros que me han pasado las fotos para poder ilustrar esta crónica. Hay veces, que uno este baguete.

Paso a poneros los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.10'00"
Distancia recorrida, 45'980 Kms
Velocidad Media, 20'6 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 38'00 Kms/hora