“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

lunes, 10 de octubre de 2016

Balazote: Construcción minimalista y muchos kilómetros



 Buenos días.


 Balazote es sin duda alguna otro templo de la BTT, sendas y más sendas, el inicio de la sierra, el río Jardín, la vía verde; son muchos los alicientes que proporciona Balazote para el disfrute de nuestro deporte preferido.


 Pero como nada es perfecto y Balazote no podía ser menos, para llegar allí tienes que meterte primero tus correspondientes 35 kilómetros que es la distancia que nos separa, y además por uno de los tramos más anodinos de la vía verde. El resultado es que llegar a Balazote puede hacerse desesperante para muchos...excepto para nosotros, que contamos con Pedro "GPS" Lara.


 Y es que ayer se sacó una ruta muy especial para ir hasta Balazote, de esas que uno piensa que está perdido continuamente, y que sin embargo, va uniendo tramo tras tramo de una manera muy divertida. Eso sí, tuvimos mucha suerte de que no hubiera cazadores, pues de otro modo hubiera sido imposible realizarla.


 Así que ayer, domingo 9 de octubre nos vimos nada menos que Pedro GPS Lara, Paco Lara, Nino, Pedro Lara R., Coronado y este que suscribe para hacer ese pedazo de ruta que nos tenía preparada Pedro. Como iba a ser una tirada larga decidimos que lo mejor era quedar temprano, así que a las 7:45 y con puntualidad manchega nos vimos las caras en el inicio de la vía verde los seis "beteteros" que nos dimos allí cita.


 Ya desde la salida Pedro nos llevo por caminos alternativos a la vía verde; tenía la pretensión de tocar lo menos posible la vía verde y a fe mía que lo consiguió. Os he dejado la ruta en el pie de la crónica para que le echéis un vistazo, como podéis ver el trazado iba continuamente saltando de una a otra vía.
 Al llegar a la zona de monte bajo teníamos mucha precaución por si empezábamos a oír tiros, pero como ya os he dicho antes tuvimos mucha suerte y pudimos meternos por una maraña de pequeños caminos que hicieron la delicia de los que allí íbamos.


 Dentro de este bosque pudimos visitar un recinto que llamó poderosamente nuestra atención. Se trata de una especie de refugio en medio del bosque, en una singular construcción minimalista que en ningún momento destaca sobre el medio que le rodea, es más, incluso dentro del cuerpo de la construcción han logrado respetar una encina de grandes proporciones y que hace que el recinto sea absolutamente vistoso.


 No sabemos bien cual es el uso que se le da a la construcción, aunque ya os podéis imaginar que la imaginación en momentos así da para mucho, con lo que pudimos pasar un buen rato haciendo suposiciones de los usos que se da a aquella construcción. Os dejo algunas instantáneas y así podréis sacar vuestras propias conclusiones.


 Desde aquí nos fuimos derechos al puente de la vía verde sobre el río Mirón para subir y ver a la Virgen que allí se encuentra, y de paso, charlar con un señor que nos indicó que el río está seco por dos motivos, uno es la tremenda sequía y el otro es que desde que han puesto una granja de regadío unos kilómetros más arriba el río ha desaparecido. Nadie duda que es necesario regar para cultivar, pero si es cierto lo que dice este señor, llegar a secar un río es una salvajada.

 Antes del almuerzo aún dio tiempo a hacer una subida a unos de los montes de Balazote, fácil, de monte bajo que se dejaba hacer y que de no ser porque más de uno llevábamos hambre, hubiéramos continuado haciendo hasta quien sabe cuando.

 Buen almuerzo el que tomamos en el Bar Máscara en el centro del pueblo. He de decir que los bocadillos eran grandes, nos los sirvieron muy rápidamente así como el resto de cosas que pedimos. Algo más de precio que en otros lugares pero el local está bien y creo que es una buena opción si lo que llevas es prisa. Deciros que el bueno de Francho se acercó al bar para pasar un rato con nosotros. Él estaba en Tiriez pues son las fiestas y siempre son momentos muy buenos para verse con el resto de la familia.

 Para la vuelta aún se guardaba Pedro una carta en la manga para no tocar la vía verde en unos cuantos kilómetros, pues fuimos por una serie de caminos adyacentes a ella para ir ganando kilómetros en dirección a Albacete, hasta que, como era lógico y natural, tomamos la vía verde para volver a nuestras casas lo antes posible.

 El viento comenzó a soplar y cada ver lo hacía con más intensidad, si bien, fue a escasos kilómetros de Albacete cuando empezó a hacerse notar a base de bien. Pero por suerte la ruta estaba terminada y nosotros con ganas de tomar algo fresco. Derechos al Badil donde tomamos una cerveza fresca, fresca de verdad y vuelta a casa que no se hiciera tarde.

 Poco más os puedo contar de una ruta singular, como he dicho antes, para ir a Balazote. Deciros que es una ruta de unos 78 km. aproximadamente y que no presenta ningún tipo de dificultad técnica.



Saludos...Edu



2 comentarios :

  1. Lo cierto Edu, es que ir a Balazote...., como no vayas con buena compañía, se hace pesado, incluso para mi que me gustan las tiradas largas y que ya en alguna ocasión he ido y he venido solo, incluso a mi, se me hace pesado...., SIN EMBARGO, la ruta a Balazote del Domingo pasado, tuvo un plus y es que la ruta no tocó apenas la vía verde, todo caminos, monte bajo, pedregales, raíces, pinadas, alguna subida que otra por montes..., en fin, hay que decirlo, me gustó. Aquí Pedro Lara (el nuestro) se portó y bien además. Un 10 para Pedro.

    Del resto, decir, que descubrimos esa construcción en medio de la nada que rompía el paisaje, que presentamos nuestros respetos a la Ermita, que vimos el río seco por los caprichos de un agricultor, que subimos un monte con una bajada jodidilla, que vimos un parque chulo, con una mini vía con palos, etc. ¡Que coño! A mi me gustó.

    Saludos Edu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, pues claro, yo creo que fue del gusto de todos. Seguro que alguno echo en falta alguna subida más, pero claro, es que si te lías a hacer montes no vuelves hasta las cuatro. En fin, que para la próxima seguro que se nos ocurre algo nuevo, y si no, al tiempo.

      El almuerzo tampoco estuvo mal, buen bocadillo y rapidez, y todo bastante limpio, que es de agradecer. Se puede repetir en ese sitio.

      Bueno, pues nos veremos este fin de semana, ¿vale?

      Saludos...Edu

      Eliminar