“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 24 de abril de 2016

De laguna a laguna, voy dónde me lleve la fortuna

Pues sí, hoy ha sido una ruta de laguna a laguna, en concreto de la Laguna del Acequión a la Laguna del Algibarro.

Os cuento, como ya puse a principios de la semana, mis previsiones eran de salir todo el fin de semana, hoy Sábado con mi amigo Fran y mañana hacia Las Capiruzas. Al final, mi amigo Fran no ha podido salir y yo he decidido que en casa no me iba a quedar, sobre todo porque tenía ganas de bici.

A las 08h.00' he salido de ruta. La mañana estaba algo fresca pero no parecía que fuese a llover, por lo que la ruta decidida era ir hacia el Acequión y de ahí hacia El Algibarro, La Gineta y vuelta.

Pues..., he empezado a darle al pedal en dirección al Parque de la Fiesta del árbol, para tomar la vía verde y coger el túnel que me llevaría hacia la zona de La Laguna del Acequión y la finca de labores que lleva el mismo nombre.

La mañana fresca y el viento, aunque tímido soplaba de frente a una velocidad de 15 a 189 kms/hora. No era mucha la velocidad pero lo suficiente para molestar y es que este Eolo amigos, no descansa.

En menos de una hora ya estaba en la Laguna del Acequión. Estaba seca...., muy seca, lo que antaño era una laguna con cantidades industriales de agua y que abastecía para los riegos de cereales a la Finca que lleva su nombre, ahora se tornaba en sequedad con matojos y piedras, sin vida alguna, pero con su acueducto intacto, su pozo con agua y la aldea de nuestros ancestros en el centro de la misma...., ahora un paraíso de los conejos.





 
Desde aquí y después de ver algunos caminos que me pudieran llevar a Las Tiesas, he decidido acercarme a ver la Laguna del Algibarro para saber si ésta, al menos, traía algo de agua o estaba yerma como la del Acequión.
Pues menuda sorpresa cuando he llegado pensando en que algo de agua tendría...., ¡ni gotazo! en su lugar crecía un frondoso y enorme manto verde y lo que en otros tiempos era un torrente de agua, sobre todo en su acequia, ahora estaba seco, pero eso sí, muy verde.
 




 
 
 
Visto lo visto, me puse en marca de camino a La Gineta y de ahí, por la vía de servicio, hacia Albacete.
 
Hoy ha sido una ruta, nuevamente rodadora, pero interesante con una carga de kilómetros que no está mal.
 
Os dejo los datos técnicos aquí mismo:
 
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.36'26"
Distancia recorrida, 52'980 Kms.
Velocidad Media, 20.2 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 44'1 Kms/hora
Calorías quemdas, 3.193 ja, ja, ja, 



2 comentarios :

  1. Otra vez 53 kms, muy buena distancia.
    En los años setenta murieron ahogados un padre y un hijo en la laguna del acequión...desde finales de los ochenta está seca. Y es que tanto regadío pasa factura.
    Bueno amigo, vamos hablando durante la semana, ¿vale?
    Saludos... Edu

    ResponderEliminar
  2. A mi ritmo, pero lo cierto es que esta semana me estoy desquitando de tanto parón. La ruta me salió redonda, visitando los sitios que hacía ya algún tiempo no visitaba y buscando nuevos recorridos por esta zona. Lo único malo, como siempre, es el dichoso Eolo, que no hay manera con él.

    Un saludos Edu.

    ResponderEliminar