“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

lunes, 28 de marzo de 2016

Río Júcar: El puente de "Quitapellejos"


  Buenos días.


 El puente de San Alejandro, normalmente conocido por "Quitapellejos", se encuentra situado en el río Júcar a tan sólo dos kilómetros de Fuensanta y a unos nueve de La Roda. Es un puente del siglo XIX de cuatro ojos con pilares de sillería, en su parte superior podemos encontrar el piso del puente totalmente rematado con tablones de madera y barandillas metálicas.

 En la zona inmediatamente anterior existe una toma de agua, hoy en desuso, que conducía el líquido elemento a una instalación industrial de ribera, a saber: un molino harinero hidráulico, posteriormente una fábrica de papel y finalmente una minicentral hidráulica.




 Este puente y la zona que le rodea merece la pena que realicemos la visita, y si además vienes con tu bicicleta BTT, tienes el acceso a una de las mejores zonas de sendas de toda la provincia, así pues, si no lo conoces todavía, aprovecha esta primavera y haz una escapada. 


 Y si quieres más sitios para visitar no puedes dejar de ver el palacio de los Gosálvez unos kilómetros más arriba, enfrente de Villalgordo del Júcar, la villa de Doña Manolita en Fuensanta, la vía romana próxima a La Roda, donde además podrás comer a base de bien.


 Así pues, dado que hace algunos meses que no me dejaba caer por La Roda, creí que mi primera ruta tenía que pasar por el puente de "Quitapellejos" y así lo hice. Desde aquí tome el camino que va derecho hacia el Galapagar y una vez aquí comienzan sendas y más sendas, de las que son ciclables al 99% y no se cansa uno nunca de pedalear.


 Eso sí, el terreno estaba bastante pesado y esta vez me costó algo más el poder pedalear pues iba cogiendo todo el barro del mundo (ruedas, cuadro, ...)  y cuando la senda picaba hacia arriba era más que difícil poder seguir de pie en la bicicleta, pero claro, la opción de parar era aún peor, a no ser que quisieras que el barro te llegara hasta la rodilla.


 Para lo del almuerzo tenemos un sitio muy bueno en la gasolinera de Villalgordo del Júcar, pero cuando va uno sólo parece que no es lo mismo, que las viandas deben ser compartidas, así que lo dejé para mejor ocasión. Es en este pueblo donde se vuelve a cruzar el río Júcar para volver por la margen contraria, y si no lo has visto nunca,  tienes que hacer parada obligada en el palacio de los Gosálvez.


 Desde aquí el camino transcurre por una pista al lado del río, donde existen algunas variantes que te pueden hacer muy divertido el camino, pero que en mi caso y dada la hora que era, dejé para mejor ocasión. ¡Ojo! algunos charcos te pueden cubrir hasta la altura de la bota, puedo corroborarlo.



 Para la vuelta nuestro querido amigo Eolo me tenía reservado un plato especial en forma de viento en la cara y con rachas de 40-50 km/h, en fin, lo de siempre por estas tierras, en el momento que sales del valle protector, hay que prepararse para la paliza del viento.


 Pues poco más os puedo contar de esta, mi primera ruta de semana santa en La Roda. Os dejo para mañana una segunda entrega con el descubrimiento de la "senda prohibida".



 Añadiros tiene unos 40 km desde La Roda, aunque en el track hay una pequeña parte de cinco kilómetros recortada. Os dejo la ruta y como no, un enlace a todas las fotos.





9 comentarios :

  1. Bueno Edu, excuso decirte la envidia que me da leer la ruta y ver las pedazo de fotos que te has marcado, porque de alguna manera, aún me acuerdo del rutón que nos metimos hace..., creo dos o tres años, por aquéllos lares y además creo recordar, que nos juntamos del orden de 10 a 12 ciclistas.

    Lo del terreno pastoso..., es un coñazo, hablando en plata, porque tienes la impresión de no tener fuerza ni energía para el pedaleo..., eso cuando no tienes la sensación de haber pinchado y si además, aglutinas barruzo en ruedas y bici....., pues acabáramos.

    Lo de Eolo, ya te he dicho, que para mi es un asunto que ya casi que no le doy ni la más mínima importancia, porque hagas lo que hagas, siempre lo tenemos presente..., es cuestión de apretar los dientes y poco más.

    Gran ruta con gran crónica, por supuesto. Nos vemos, sino pasa nada el Miércoles.

    Saludos Edu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je Je Je, ¡como no te vas a acordar con la "jartá" de sendas que nos dimos en aquella ocasión! La verdad, es que aunque el sitio es privilegiado prefiero cuando hago las rutas acompañado por el resto del grupo. ¡Ea! Tantos años pedaleando juntos hacen lo suyo... ja ja ja

      Y el viento, es que no veas tú la rabia con la que me sopló a la vuelta, en fin, lo de siempre, pero había que contarlo ;-)

      Bueno amigo, el miércoles nos vemos y nos metemos un buena ruta, ¡como Dios manda!

      Saludos...Edu

      Eliminar
  2. Habrá que hacer una escapada por esos lares. He oído hablar mucho de esa Zona del río próxima a Villalgordo y el Palacio de Los Gosalvez muy cerca de casa y todavía no la conozco. Una vez hace ya algún tiempo estuve en Galapagar, pero no disfruté de esas sendas. Ojalá podamos hacerla juntos, desde el lado oscuro por supuesto.
    Sobresaliente crónica dicho sea de paso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Nino, pues tendremos que montar una para el mes que viene, de esas que acaba uno diciendo -¡pero todavía quedan sendas por hacer!-...ja j aj ja

      Y lo que he comentado antes, la verdad, es que esto es más divertido si se va con gente. ;-)

      Pues nada, a ver si nos vemos el viernes y lo hablamos.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  3. Habrá que hacer una escapada por esos lares. He oído hablar mucho de esa Zona del río próxima a Villalgordo y el Palacio de Los Gosalvez muy cerca de casa y todavía no la conozco. Una vez hace ya algún tiempo estuve en Galapagar, pero no disfruté de esas sendas. Ojalá podamos hacerla juntos, desde el lado oscuro por supuesto.
    Sobresaliente crónica dicho sea de paso

    ResponderEliminar
  4. Buena ruta y buena crónica, estupendos parajes como se aprecian en las fotografías, aunque el terreno un poco barroso, que incordio, hay que apretar dientes, pero lo importante es disfrutar de esos parajes y descubrir de nuevos. un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que cuando el terreno está tan blando cuesta mover todo, y más si pica un poco para arriba, pero bueno, merece la pena.
      A ver si antes de que empiecen los valores hacemos algunas más por allí.
      Un abrazo...Edu

      Eliminar
  5. Buena ruta por buen terreno. Y efectivamente faltó alguna que otra senda por la que pasar, entre ellas una muy buena, el circuito de la arena.
    El problema es la vuelta para La Roda, que siempre sopla el aire en contra. Aunque por el camino asfaltado de la romería de la Virgen no se va mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La senda del arenero es la más divertida, al menos para mí, tiene de todo, creo que este finde volveremos por allí a ver si se animan los compañeros.
      La vuelta, como bien dices, por el camino de asfalto...menuda ventolera.
      Saludos y buena ruta... Edu

      Eliminar