“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

jueves, 7 de enero de 2016

La impresionante ruta del Cojonazos, viento, viento, más viento y una buena comida con los Patillas Rotas




 Buenos días, algo largo el título de la crónica pero es que no me quiero dejar nada en el tintero, ¡vaya ruta la que no estaba esperando!


 El pasado cuatro de enero estrenamos el año en cuanto a rutas se refiere, y para tal ocasión nuestros querido compañero de rueda, los Patillas Rotas, habían preparado un evento especial, nada menos que una ruta por Valdeganga de sendas y muchas subidas (pero muchas); y claro está, para terminar nada menos un buen arroz caldoso en el bar Flax. Estábamos invitados a ello y la verdad es que nos apetecía mucho el poder empezar el año de este modo, y sobre todo si es con estos compañeros tan buenos de BTT.

 Pero además,queríamos empezar el año con alguna ruta emblemática del grupo, así que nos decidimos por ir en BTT hasta allá haciendo nuestra querida ruta del "Cojonazos"...¡en que hora!








 Y es que el Sr. Coronado y el Sr. Gil (éste que suscribe), quedaron a las diez menos cuarto para hacer una ruta "tranquila" y cargada de kilómetros, y efectivamente, la ruta que hicimos fue cargada de kilómetros, pero de todo menos tranquila, pues resulta que ese día se levanto la alerta naranja por fuertes vientos...¡huracanes, diría yo! Pero quien nos iba a decir a nosotros que nos esperaba aquella ventolera cuando estábamos delante de la taza de café que tomamos con el bueno de Pedro Lara (el nuestro). 



 En fin, que la salida la hicimos hacia el carril bici de Valdeganga, y lo seguimos hasta el cruce con la carretera de La Felipa, donde ya empezamos a meternos por el inicio de lo que se convierte más adelante en el barranco del canal de Mª Cristina. En condiciones normales es una de las rutas más vistosas que se pueden hacer por estas tierras, en condiciones de viento extremo...sólo se padece.


 Era tal el viento que empezó a levantarse que se nos montó hasta una tormenta de arena, los pequeños granos se nos clavaban en la cara y a duras penas podíamos mantener la verticalidad en la bici. Eso sí, en algunos momentos la velocidad era de vértigo...cualquiera no apretaba, si era imposible no ir a todo trapo. Pero claro, en otros a duras penas podíamos movernos.

 Al llegar al cañón el viento cedió bastante su fuerza en la parte baja del cauce, pero claro, como bien digo, en la parte baja, porque arriba nos aguardaba el señor Eolo con todas sus armas preparadas.


 Fuimos parando varias veces por el camino pues la zona merece la pena el ser visitada y fotografiada, la pena es que pille tan lejos para ir en BTT y sean unas pocas veces al año las que se puede hacer.


 Como siempre, fotos a las viviendas cueva y al río Júcar, que por esa zona se encajona y nos regala una de las estampas más emblemáticas de Albacete. Son muchos los kilómetros que se hacen por aquí de sendas encajadas en el curso de río y de las que hacen afición, os lo aseguro. Otro día os contaré algo del origen de estas viviendas, porque ahora es acordarme de la paliza...y que va a ser que no.



 La llegada a Valdeganga fue difícil, os lo aseguro, y aún encima el amigo Coronado besó el suelo en una subida, pues el suelo tenía una trampa en forma de agujero que no se veía y para más inri, un golpe de viento en la parte de arriba de la senda hizo que finalmente cayera, por suerte sin mayores problemas que un buen susto y poco más. Según nos dijeron nuestros compañeros, no fue el único que tuvo caída ese día.

 Y ahora, señores, ahora viene la mejor parte del relato, en la que nos recuperamos, y en la que nuestros queridos amigos Alex, José Luis, Pedro Lara (el otro), Antonio, Javier, Luis, Bernardo y Nino nos preparan una comida de las recias, de las de "a tres platos de arroz por barba", buen vino clarete de la zona, oreja plancha, tomates de la huerta y no sé cuantas cosas más. Bien por el bar Flax que se portaron estupendamente en todo momento, ¡se puede repetir!


 Muy buena la comida y la sobremesa y es que con esta gente he de decir que las cosas son muy fáciles. Sólo espero que en algún momento podamos repetir la comida...pero esta vez nosotros en coche... ;-)


 Y claro, ya sabéis, todo lo bueno se acaba, todo lo que sube baja y ese tipo de máximas que se dicen, pues a eso de las cinco decidimos que lo mejor era "intentar" volver para Albacete...sí, sí, a estas alturas ya sabéis que las mejores y más fuertes rachas de viento se las había guardado el amigo Eolo para nuestra vuelta, como se dice ahora, ¡zas, en toda la cara!


 A la altura de Tinajeros tuvimos que parar, y nos pensamos muy seriamente el ir a merendar un bocata pues ya llevábamos el arroz en los talones, pero bueno, dada la hora que era (cerca de las siete), nos tomamos una barrita y continuamos con nuestro particular "vía crucis".

 Kilómetros y kilómetros de viento, y menos mal que llevábamos los focos pues llegamos a Albacete cerca de las ocho, casi tres horas para 29 kilómetros, no os digo más.


 En fin, que se trataba de una ruta especial, que nos habíamos comprometido y que Eolo nos reservó un postre más especial todavía para la vuelta, pero ¡son estas rutas las que alguna vez hay que hacer!


 Un saludo para todos vosotros. Aquí os dejo un enlace a todas las fotos y simplemente deciros que al final hicimos un total de 85 kilómetros a una media de unos 15 km/h. En cuanto a las calorías gastadas, bueno, tendríamos que hacer una balance un tanto especial. ;-)

 ¡Y la ruta!



Saludos y feliz año 2016...Edu

8 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pfff! Es que son días como estos de los que luego se acuerda uno, si al final hubiéramos optado por coche no habría pasado nada de nada, pero vaya, ya que nos habíamos puesto.

      En fin, que otra más y que además hicimos buenas piernas...jaj j aj a

      Saludos...Edu

      Eliminar
  2. Para nosotros también fue una ruta épica pero en especial destacamos la buena comida y la mejor compañía. Yo me comprometo en repetir otra ruta y comida con vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pedro, buen día el que nos metimos de BTT, entre sendas, pinos, viento...y ese arroz caldoso. Pasamos un mañana estupenda y un sobremesa de cine, tendremos que repetirlo alguna vez.

      Saludos para ti y todos los tuyos...Edu

      Eliminar
  3. Bueno Edu, poco puedo añadir a la crónica de la "Garganta del Cojonazos" que no hayas añadido y contado tú. Si alguno supiero porqué se le llama la Ruta de la Garganta del Cojonazos, se iba a quedar con cara de pocker, ja, ja, ja.

    Buena ruta con buena tirada de kilómetros, pero matadores, el viento nos machacó a base de bien y a pesar, de que podremos contar que tenemos una épica en la saca, he de reconocer que en algún momento estuve tentado de llamar a Antonio Alcaraz o a Pedro Lara (el nuestro), sin embargo estoy de acuerdo con Antonio, sino la hubiésemos terminado..., tendríamos un mal sabor de boca.

    Por lo demás y sobre todo fundamental, aparte de la ruta, la compañía..., genial, tanto por la parte que a vos os toca, como por la parte de los Patillas Rotas, que son gente muy maja y por cierto, menuda comida encargaron. Desde aquí mando un saludo a todos ellos, Pedro Lara, Alex, Nino, Luis, Jose Luis, Javier, Antonio..., espero no dejarme ninguno en el tintero. Muy buena comida y mejor compañia, claro que sí.

    En fin Edu, como siempre..., unn placer ciclar a tu lado y al lado de la buena gente que hace de este deporte un divertimento. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer fue compartido, pero la próxima vez sin tanto viento.

      La vuelta si hizo eterna y además parecía que Albacete se iba a alejando poco a poco, que no había manera de llegar.. ja ajj a

      En fin, que nos acordaremos de este día durante muuuuucho tiempo, seguro que sí.

      Bueno amigo, que seguimos en la brecha. Saludos...Edu

      Eliminar
  4. Muy buena ruta, por todo , paisajística, kilométrica comida con buenos compañeros, que mas se puede pedir, un gran dia de btr, para recordar y repetir, un gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je. Hombre, yo hubiera pedido un poco menos de viento, que tuvimos ración triple...pero bueno, así nos acordaremos más tiempo, eso os lo aseguro...jaj aj j aj a

      Bueno chicos, que otro saludo para vosotros...Edu

      Eliminar