“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 10 de enero de 2016

Albacete, La Ermita, Balazote y vuelta By EOLO

¡Buenas Noches, seres mortales y carentes de coraje o, mejor dicho..., carentes de sensatez! Lo que os voy a contar hoy es la tercera ruta de unos ciclistas que no escarmientan, y digo bien, la tercera ruta....., se piensan que no me entero de lo que hacen y no hacen, de lo que planean y no planean..., ¡Pobres! ¿Es que no saben que soy el Dios Eolo? ¿Es que no escarmientan después de la paliza del día cuatro y la tunda del día ocho....? O..., es que simplemente les gusta que les zurren y pasarlas canutas con mi fétido soplido, en fin, no sé...., soy Eolo y esto que os cuento es lo que les ha pasado hoy después de una semana de vendavales donde me he inflado a soplar para mi regocijo y desgracia y desdicha de estos pobres y desamparados ciclistas.


Me enteré ayer que hoy había, al menos cinco rutas preparadas a distintas horas y en distinto sitios de quedada, ja, ja, ja, se pensaban que no puedo con todos. Por un lado Bermejo y Pedro Ruiz a Chinchilla, por otro Pedro Lara y otro grupo, también a Chinchilla, los Patillas Rotas, creo que también a Chinchilla, los Pura Vida se iban al Moluengo y tres desafortunados a Balazote, dos de los cuales han recibido mi cariñosa atención, como ya he explicado antes, los días cuatro y ocho de los corrientes. Pero centrémonos en este grupo de tres insensatos, que se han  ido a Balazote, a saber, Edu, Juanma y el Koro, a los cuales les he dedicado una especial atención.


Sé de buena tinta y de buenos informadores, que a las 08h.15' habían quedado en el inicio de la Vía Verde para ir a Balazote y sé, además, que estaban tocados de las piernas, uno de ellos tocado del estómago y otro de la espalda..., ¡pobres, que pena me dan y que bien me lo he pasado haciéndoselas pasar putas! Os dejo una instantánea de su feliz carita al inicio de la ruta.



Os habéis dado cuenta de su cara de felicidad, pero también habréis visto el panorama que les esperaba por la foto de más arriba, ja, ja, ja. La trampa esta en marcha.



Han salido por la Vía Verde, confiados, ya que a estas horas tan sólo les he soplado de frente a unos 20 kms/hora, me gusta que los ciclistas se confíen y piensen que cuando salgan a campo abierto la tónica general de la ruta sería igual, sin embargo por comentarios que iban haciéndose entre ellos y que yo desde los cielos, con mis agudos oídos, he escuchado..., ya empezaban a darse cuenta de que el aire y el viento les iba a vapulear. El tal Eduardo, tenía las piernas cargadas, Juanma, se resentía de la espalda y, el más fondón, que hoy parecía un helado de KIWI, el Koro, tenía problemas estomacales, ja, ja, ja, eso no era nada para lo que les deparaba la ruta hacia Balazote.













Poco a poco iban avanzando, han pasado el primer puente del ferrocarril, el segundo puente también lo han pasado, e incluso, han llegado al tercer puente, el del Apeadero de Santa Ana y, entre lamentos y improperios, sobre todo del fondón, el Koro, me han hecho cara, me han desafiando e incluso en algún momento, me han insultado, sobre todo el tal Edu, que se ha acordado de mi madre en varias ocasiones. Lo tenían claro estos proyectos de ciclistas..., y en este punto he subido la intensidad de mi soplido, de 20 a 30 Kms/hora, pero aún así han llegado al Trasvase del Tajo Segura. No me lo podía creer, se iban a salir con la suya, tan sólo les quedaban unos 9 o 10 kilómetros para llegar a Balazote. ¿Serían capaces de acometer otra épica de viento?

Pues parece amigos, que sí, así que he aumentado mi soplido hinchado mis pulmones y mis carrillos hasta llegar a los 35 kms/hora. Lejos de amilanarse este atajo de descerebrados, se iban descojonando de mí y gritando al aire algo así como "A ver, so tonto, sólo sabes hacer esto....." No daba crédito, se iban aproximando a Balazote y lejos de tomar la carretera para entrar en el pueblo, reconociendo de alguna manera que sus fuerzas, fallaban, se han desviado a la izquierda y se han merendado otros 5 kilómetros hasta llegar a la Ermita de Santa Mónica, una ermita que he de reconocer que es una preciosidad, ubicada en las afueras de este pueblo, encima de un puente de corte romano, por cuyo ojos pasa el Río Quéjola o Mirón. Aquí han parado, destrozados y agotados "pensaba yo", pues no mis queridos mortales, los muy malandrines, han  parado para hacerse unas fotos con la Santa. Sin duda alguna le habrán pedido que a la vuelta esta deidad les ayudase. Por cierto, incluso a mi las fotos que se han hecho me han gustado. Os dejos unas cuantas.





Se han tomado un merecido descanso y he de reconocer que yo en su caso, hoy..., y si fuese mortal, había hecho lo mismo. Les he soplado a base de bien sin darles cuartel y os puedo asegurar que cuando han llegado a la Ermita, mi soplido superaba los 40 kms/hora y sin embargo ellos han seguido echando venablos por la boca y para poder aguantar mis envestidas.

Aún así, visto su padecimiento...., empezaba a pensar en hacerles un bucle a la vuelta y volver a darles de cara hacia Albacete, pero un oscuro sentimiento de culpabilidad me envolvía y hacía de mi un Dios casi magnánimo, ¿sería capaz de putearles a la vuelta? No sé, pero le iba a poner otra prueba, desde la Ermita al pueblo tenían que atravesar el Río Quéjola o Mirón y además, en caso de atravesarlo, había más adelante riego, por lo que o se mojaban o se ponían perdidos de barro, ja, ja, ja, ja,

Ellos por su parte, han seguido haciendo fotos con Balazote y sus campos como telón de fondo, fotos bonitas, muy paisajísticas, ¡coño! Perdón, que los Dioses no hablamos así, vaya, que las fotos me han gustado. Os pongo otras cuantas para que mi verbo y letra os sean más llevaderas y podáis disfrutar.
































Pues ni por esas me he salido con la mía, han atravesado el río por un andamio ( en la foto de arriba, en la parte de la izquierda ) que utilizan muchos ciclistas cuando vienen aquí y en lugar de ir por la zona de regadío y contra mi, de cara, han tirado por una campo de maizales, que por lo menos y esta es mi satisfacción, les ha costado atravesarlo lo que no está escrito, menudos 800 metros se han pegado.

De aquí, ya no les he hecho mucho caso, pero creo que se han ido al Extremeño, un bar de la localidad a meterse un almuerzo, que según me han contado los vientos que vienen y van, les ha sabido a gloria, con todos los parabienes de un verdadero almuerzo ciclista, medio bocadillo, caña, vino con casera, carajillo y chupitejos. Olé, olé y olé.




Les he esperado para saber cómo se encontraban de fuerzas y he visto que estaban estupendamente, además han bajado hacia el pueblo y han hecho una parado en una zona de Balazote, en la cual antiguamente las mujeres, todas las mujeres, se juntaban para lavar la ropa sobre unas pilas o losas rayadas y onduladas, en medio de las cuales había agua para poder luego enjuagar las prendas. Algo curioso de verdad y que puede datar de hace un montón de años. Estos humanos no dejan de sorprenderme. Os dejo también unas fotos, ya me empiezo a parecer a estos globeros con las fotos....., no....., si al final les voy a tener que ayudar a la vuelta.







Después de esto, he de reconocer que me han convencido, han ganado mi corazón ventoso..., tanto sufrimiento no podía terminar con el agotamiento físico y mental de estos tres ciclistas, así que y sin que sirva de precedente, he decidido soplar más y más, alcanzando en algunos momentos casi los 50 kms/hora, para ayudarles a que llegasen a Albacete en buenas condiciones psíquicas y físicas. Mas tarde, me he enterado que han salido del Bar El Extremeño en Balazote a eso de las 12h.20' y han llegado a otro bar (De oca a oca y tiro por que me toca, je, je, je) a las 13h.28', una hora y ocho minutos han tardado, rodando por encima de los 35 a 40 Kms/hora durante todo el trayecto, claro....., que yo le he ayudado bastante, es lo que tiene ser un Dios.....





Cuando han llegado a La Oficina, donde tan bien les tratan y con una gran sonrisa en la cara, se han apretado unas cuantas cañas de las de 1'60 €, si, si, a 1'60 €, que con el nuevo año las cosas suben, a las que muy gentilmente Edu, les ha invitado y os he decir, que por que los Dioses no tenemos dinero ni tarjetas de crédito, sino hoy, yo mismo le hubiese invitado a comer, porque...., hay que decirlo, les he dado una paliza y han llegado a Albacete victoriosos y con todos los dientes en su sitio.



 
Por cierto, algunos de vosotros, mortales, seres inferiores...., ¿sabés de que pueden ser estas semillas? Ellos, los tres ciclistas creen que son yeros, pero yo creo que no y tan convencido estoy, que al que lo adivine, le prometo un año, el 2016, sin viento..., ni a favor ni en contra.
 
En otro orden de cosas, os diré que mi sincera y divina opinión, es que estos tres pájaros se lo han pasado estupendamente, entre chistes, bromas y zarandajas, sin perder el buen humos a pesar de mis soplidos y es que así, da gusto y creo que..., además amenazan estos tres y el resto de sus compañeros, con salir en alguna ocasión.
 
El Koro, con permiso mío, os pone los datos técnicos de la ruta y agradece a Juanma la cesión de gran parte de las fotos expuestas en esta crónica que hoy, me he creído con el derecho y deber de contar yo, por la gracia divina, EL GRAN EOLO.
 
Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.43'47"
Distancia recorrida, 70'710 kms.
Velocidad Media, 18'9 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 45'6 Kms/hora
Calorías Quemadas, 1.267 ja, ja, ja.
Pendiente con un ´- 16% de mínimo y un 15 % de máximo
Elevación, 898 metros de ganancia, con 703 metros de mínimo y 845 metros de máxima.

9 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, se trataba de hacer algo..., esta ruta hacía exactamente una año que no la hacía y la cogí con ganas, ahora lo del aire..., después de la paliza del día cuatro y la del día ocho, si fue temerario. Pero mira, la vuelta fue a velocidades de vértigo. Saludos.

      Eliminar
  2. Ja jaj aj j a, que bueno, el amigo Eolo se nos ha metido a bloguero, jaj aj aj a

    Pues me alegro mucho de semejante intervención, porque ha sido de las buenas, sólo espero que lo veamos más veces por aquí ;-)

    De la ruta, pues eso, que hay que hacerla, que son 70 km de ala y algo más de la mitad con el viento de cara, ¡vaya paliza!

    Porque la ruta no es que tenga mucho que ver si quitas la ermita, pero vaya, que se me han quedado las piernas que parecen de madera. Ahora a descansar unos días, que si no me veo que me voy para el dique seco.

    A ver si va bajando un poco la intensidad del viento. Y es que, en una zona así, completamente llana, sin árboles y sin nada que te proteja, el viento se hace especialmente fuerte.

    Pues nada chico, apúntate una con la crónica, que todavía tengo la sonrisa en la boca.


    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del viento tiene guasa, vaya semana que nos ha pegado. No sé si se nos va a ir tan pronto tan insigne Dios, mira ayer en Albacete, alcanzó rachas de hasta los 90 kms/hora y encima con lluvia, que yo salí por la mañana y entre las 09h.45' a las 10h.20', creía que salía volando y eso que yo peso.

      Bueno esperemos que mañana nos respete un poco para hacer nuestra cotidiana ruta del Miércoles. Saludos Edu.

      Eliminar
  3. Estupendo rutón,el que os habéis metido entre pecho y espalda, a pesar del inestimable amigo Eolo, eso es luchar contra las fuerzas, sois unos maquinas, el almuerzo como siempre a la altura de unos buenos ciclistas, los parajes visitados estupendos, ya se ve en las fotos, pues otra mas a la saca, buen comienzo de año, saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que empezamos el año con una ruta el día cuatro, de 89 kilómetros en la que el viento nos vapuleo. Para que os hagáis una idea, la vuelta de esta ruta que era de unos 30 Kms, tardamos en hacerla Edu y yo, sobre las tres horas. El día ocho, también salimos y nos merendamos otra ruta de 62 kilómetros, la vuelta con el viento en contra y ahora está del Domingo. En fin, que vamos a ver si reponemos piernas, que falta hace.

    Saludos desde El Llano.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó la ruta, para ser una ruta aburrida pero el viento le dio un puntillo de emoción y de aventura, el almuerzo bien,la compañia mejor y la crónica especial.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Juanma! Espero que no terminases con la espalda muy cargada, pues a pesar de lo llano de la ruta, los kilómetros, se nos fueron a los 70. De igual manera, espero que la ermita te gustase.

    Por lo demás, esta ruta, a mi..., no me desagrada, aunque reconozco que es algo aburrida sobre todo si la haces solo. Pues nada, hasta otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por preocuparte, la espada bastante bien y la ermita me gustó mucho, como siempre un placer.

      Eliminar