“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

martes, 29 de diciembre de 2015

Visitando la cementera abandonada de Pozo Cañada

 Buenos días.

 En estos días navideños los excesos son casi tan frecuentes como necesarios, así que llega un momento en el que el cuerpo pide un alto el fuego, no tenemos más remedio que hacer caso a nuestros ardores y dejar de lado tanta vianda regada con tanto vino.


 Pero señores, no es ese nuestro caso, que para eso salimos con la bici, así que en esta ocasión nos vimos las caras Pedro y Paco Lara y éste que suscribe. A las ocho de la mañana y con puntualidad manchega, como exige el protocolo.


 La idea era hacer una ruta tranquila pero cargada de kilómetros, y dado que Pedro llevaba un tiempo señalando que un buen destino podía ser Pozo Cañada y la cementera abandonada.


 Y es que, la arquitectura industrial siempre es espectacular, pero cuando hay signos de abandono -ruinas más bien- todavía se hace más apetecible el visitar estos lugares.


 El camino de ida va picando hacia arriba no demasiado, pero teníamos algo de viento de cara que hizo que se notaran las piernas algo cansadas.


 Tampoco queríamos desviarnos mucho del camino más recto (vía de servicio) pues había multitud de cazadores por la zona, con lo cual, nos plantamos en Pozo Cañada a una hora más que respetable para poder visitar la fábrica.


 Antes, echamos un vistazo por algún que otro monte que por allí hay, pero tan sólo encontramos una senda que deben utilizar para hacer motocross, y como no es nuestro caso, nos plantamos rápidamente en la cementera.


 Para el almuerzo nos fuimos derechos a Los Cañetes, donde podemos afirmar que nos tratan realmente bien y que los precios son realmente buenos. Seguiremos yendo por allí, eso es seguro. Por cierto, felicitamos a Francho que fue el día de su cumpleaños y que además tuvo a bien el pasarse por allí con su cuñado, y donde nos metimos un almuerzo con todos los predicamentos.


 Terminado el almuerzo y con keroseno en nuestro cuerpo la vuelta se hizo muy rápida, máxime, cuando traíamos un viento de espalda que nos empujaba hacia Albacete a base de bien, así que en una hora aproximadamente nos plantamos de vuelta en la ciudad y como llevábamos los deberes hechos, todavía pudimos tomar la cerveza de los campeones en el Estadio.


 Poco más puedo deciros, simplemente que fue un día muy tranquilo el que pasamos y que pudimos ver una fábrica que merece la pena visitar.


 Aquí os dejo el track y un enlace a todas las fotos, así como lo datos más técnicos.


 Distancia total: 61 km
 Elevación: 540m+
 Altura máxima: 901 m
 Velocidad media: 19,4 km/h
 Calorías: 753 (ja jj aj aj)

Saludos...Edu


Para saber
 La fábrica está situada en la carretera nacional 340, en las inmediaciones de Pozo Cañada y a unos 28 km de Albacete. En las proximidades se encuentra la estación de ferrocarril y las canteras. Se dedicaba al sector industrial del cemento y del yeso, poseía una nave longitudinal y varios silos a cada lado, la cubierta era de láminas cilíndricas y/o cónicas. Una sobria composición compacta e integrada que muestra una arquitectura industrial de los años 70.


 Esta era una fábrica que tuvo producción hasta la década de los 90, como siempre ocuerra con estas cosas, fue pasando de empresa a empresa hasta que  finalmente pasó a mejor vida. En una época en la que el cemento empezaba a dominar la obra en España, y por extensión, todo el horizonte especulativo, no nos debe extrañar que su producción fuera derivada a otros puntos del litoral levantino.



8 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Yellow, vaya que si fue una vuelta rápida, es que ni nos enteramos...ja jaj aj

      En cuanto a la caza, pues eso, siempre hemos dicho que hay que respetar, esperemos que cuando se acabe la veda podamos hacer esas rutas que tenemos pendientes por aquella zona, que son unas cuantas.

      Pues nada, a ver si el día 31 podemos quedar para dar la última ruta del año, aunque sea exprés y por La Pulgosa. ;-)

      Saludos...Edu

      Eliminar
  3. Ruta muy guapa, estos sitios son también muy interesantes de visitar, para ver lo que en su tiempo tuvo que ser esta cementera, una lastima de como se quedan las industrias en el camino, desearos un feliz año nuevo, con grandes rutas interesantes, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigos Ginetas, así es, estos sitios también merecen la pena visitarlos pues te puedes encontrar cosas realmente curiosas, y aunque yo soy más de piedras en el suelo, todo hay que verlo.

      Como bien decís, ¡feliz año nuevo! Que nos traiga más y mejores rutas, que nos están esperando ahí fuera...je je je

      Saludos...Edu

      Eliminar
  4. Muy buena crónica, como es habitual en vos, cargada de kilómetros y de fotos, que a la vez que estupendas nos dicen mucho de esa cementera. Lástima no haber asistido con vosotros a la ruta.

    Lo de los cazadores, mejor dejar que pases la veda, no merece la pena jugársela por unas sendas.

    Saludos Edu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya iremos de nuevo, antes o después, que merece la pena ver el sitio. Buena cantidad de kilómetros, buen almuerzo y mejor compañía... Faltbas tú ;-)
      Mañana más.

      Eliminar
    2. Ya iremos de nuevo, antes o después, que merece la pena ver el sitio. Buena cantidad de kilómetros, buen almuerzo y mejor compañía... Faltbas tú ;-)
      Mañana más.

      Eliminar