“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Tinajas, machos alfa y muchos kilómetros en las piernas


 Buenos días.


 Impresionante ruta la que ayer nos propusieron a la limón, Pedro Lara y Coronado. Pasar por el lado la ganadería sita en Puñoenrostro, acercarnos desde ahí al río Júcar a la altura de la casa de las Ánimas, ver las tinajas que allí quedan, su micro central hidráulica, la casa del concejo con su cueva dedicada a los vinos, su antigua noria y claro está, hacer unas cuantas sendas por aquellos lares.


 Y es que, hemos de recordar que la zona del río Júcar ha sido, es y será una gran productora de vino; en pocos kilómetros llegamos a tener dos denominaciones de origen por una lado Ribera del Júcar (más en al provincia de Cuenca), y por otro, Manchuela. Es esta segunda la que se sitúa por completo en la provincia de Albacete y la que últimamente nos está dando muchas y muy buenas alegrías.


 No podemos olvidar que la zona posee unos suelos ideales para el cultivo de la vid, el régimen de lluvias entre mayo y septiembre es realmente bajo, y a esto se le une una característica que sólo se da en esta zona, que el clima se ve dulcificado por las noches pues llegan los vientos del mediterráneo, cargados con algo de humedad, dando como resultado unos caldos realmente buenos y de aromas realmente intensos.


 En esta ocasión nos hemos dado cita nada menos que Pedro y Paco Lara, Francho, Coronado y como no, éste que suscribe. Dado que iba a ser una ruta larga, decidimos que lo mejor era quedar a una hora más bien temprana, ocho de la mañana y en la gasolinera de Tamos, pues la salida hacia la zona de la finca se hace de manera directa.


 La mañana apuntaba de nuevo frío, nada más salir de Albacete de nuevo la niebla nos cubrió al igual que el Domingo anterior; son fechas de nieblas por aquí, y parece que no nos las quitaremos hasta la primavera.



 En breves kilómetros visitamos la explotación taurina de Puñoenrostro. Es esta una zona de cría y que en días como hoy se hace realmente bonita la visita. Es aquí donde toma todo el sentido el tema de los machos alfa: menudos morlacos los que se pueden ver, y muchos de ellos dedicados a cubrir vacas...la cuestión es que se oían por allí unos sonidos sospechosos, y no sabíamos si eran llamadas de amor de los toros en cuestión o de algún ciclista descarriado que con la niebla se hubiera confundido de carril. ¡Vaya usted a saber! Por si acaso nos pusimos a verlos al otro lado de la barrera.



 En la zona de crianza queríamos hacer alguna foto pero hete aquí que uno de los toros no sólo no se movió de donde estaba, sino que nos miró sin quitarnos la vista de encima un momento, y empezó a escarbar algo en la tierra con la pezuña. Visto lo visto y sin ganas de que el toro empezara a enfadarse, seguimos por nuestro camino, y que aunque está la valla de pinchos...cualquiera se queda allí.


 Desde aquí nos pusimos en marcha hacia la casa de las Ánimas que está en el río Júcar. Caminos de pinos que se suceden sin solución de continuidad hasta llegar al propio río, una auténtica gozada.


 Aquí hicimos una visita a las tinajas de la casa, que es lo que mejor se conserva de todo el recinto y que por supuesto, os dejamos en modo de relato fotográfico.










 La micro central hidráulica está a escasos metros de la finca y por supuesto le hicimos una visita. Ya la visitamos en su momento, aquí os dejo el enlace a aquella ruta y donde os hablamos algo del funcionamiento de las mismas.



 Ganada pues, la margen derecha del río Júcar, circulamos por ella hasta unos cuantos kilómetros curso arriba hasta llegar a la Casa del Concejo donde hicimos visita a los restos de una noria que allí hubo, de la cual os dejo un esquema de como debía funcionar. Este tipo de norias suele tener una gran profundidad, y donde el mecanismo no hace una circunferencia perfecta, sino que el movimiento de cada canjillón es sube-baja y giro de 180º en cada parte superior-inferior del recorrido.


 La aldea también está muy deteriorada pero todavía se aprecian restos de tinajas (¡otra vez!), cuevas para almacén y en esta ocasión, hasta los restos de las antigua letrinas, mejor os dejo una foto que explicaros como es.


 La ruta estaba prácticamente terminada en cuanto a lo que queríamos visitar, ahora nos quedaban unos cuantos repechos de 20% y 15% de desnivel para dirigirnos a La Gineta, donde en el bar Dunia nos esperaba un merecido almuerzo.


 Como no, nuestro querido Pascuy apareció por allí para compartir el almuerzo y el final de la ruta. Buen sitio éste y que últimamente estamos frecuentando, bien de precio, bien de calidad y de cantidad.


 La vuelta a Albacete fue bastante cómoda por la vía de servicio que une La Gineta con Albacete, dado que ya llevábamos muchos kilómetros en las piernas tampoco pusimos un ritmo muy fuerte, aunque la marcha del grupo rondaba los 27-30 km/h con lo cual la llegada a Albacete se hizo realmente cómoda y rápida.

 Y ya os estáis imaginando, cuando entramos por esta zona ya sabéis que las cervezas rehidratantes nos las tomamos en La Oficina, a razón de 1,40 euros por pinta, bien servidas y con gracia, ¡ole!

 Poco más os cuento, simplemente daros los datos técnicos que son:

Distancia total: 70,39 km (43,7 mi)
Tiempo total: 8:16:58
Tiempo de movimiento: 4:49:22
Velocidad media: 8,50 km/h (5,3 mi/h)
Velocidad de movimiento media: 14,59 km/h (9,1 mi/h)
Velocidad máxima: 38,94 km/h (24,2 mi/h)
Ritmo medio: 7:04 min/km (11:22 min/mi)
Ritmo de movimiento medio: 4:07 min/km (6:37 min/mi)
Ritmo máximo: 1:32 min/km (2:29 min/mi)
Elevación máxima: 786 m (2579 ft)
Elevación mínima: 703 m (2307 ft)
Aumento de elevación: 653 m (2144 ft)
Pendiente máxima: 23 %
Pendiente mínima: -15 %



Para saber:

Si hay una pieza de alfarería ligada a la humanidad, esa es sin duda alguna la tinaja. Desde tiempos remotos han sido utilizadas para almacenar agua, aceite, vino, grano, etcétera. Incluso han sido utilizadas en los enterramientos de nuestros antepasados para meter dentro de ellas los cuerpos de los cadáveres. Es esta pieza sin duda alguna, la pieza de alfarería más extendida en todo el mundo y de hecho, podemos encontrarla como denominador común en todas las culturas. Si nos remontamos en la historia podemos encontrar tinajas con más de tres mil años de antigüedad en casi cualquier lugar del mundo.

Y es que, una tinaja no es más que un recipiente de barro con forma ovalada de pies y boca más estrechos, y que dependiendo del tamaño puede tener asas. Sirven para almacenar de una manera fácil cualquier sustancia y de un modo bastante duradero. De hecho, se han encontrado tinajas con vinos y cervezas de hace cientos de años de las cuales se han llegado a extraer hasta las recetas que se utilizaban para su confección.

  En nuestra provincia hemos tenido dos focos industriales que se han encargado durante varios siglos de fabricar tinajas, Villarrobledo y Chinchilla de Monte-Aragón.


  Las tinajas más espectaculares son las dedicadas al vino, con volúmenes que podían rondar las 250 arrobas (o lo que es lo mismo, 4033 litros). El proceso de fabricación de estos gigantes suponía varios meses de trabajo de toda una cuadrilla, pues tan sólo la fabricación de una de ellas podía alargarse hasta tres y cuatro meses.

Saludos...Edu

9 comentarios :

  1. Muy buena ruta y las fotos preciosas, me imagino que el almuerzo tampoco tendría desperdicio, un saludo para todos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena ruta y las fotos preciosas, me imagino que el almuerzo tampoco tendría desperdicio, un saludo para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad que sí, que no nos podemos quejar de la ruta de ayer. Tuvo de todo, llaneo, sendas, algo de montes, cosas que ver...y su buen almuerzo ;-)

      A ver si para la próxima te puedes apuntar. Sobre todo el próximo día 13 que haremos una ruta tranquila y con un almuerzo de "navidad" en San Isidro de Aguas Nuevas.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  3. Bueno....., que gusto...., poder ver otro enfoque en las crónicas, otra manera de contar las cosas y con buenas y nuevas perspectivas de lo que acontece en la ruta y en los lugares que vemos y visitamos. Si señor, hay que darle vidilla al blog para contar las cosas, que no sea monotema, que entre savia nueva y verbo diferente, je, je, je.

    En otro orden de cosas, muy..., pero que muy buena crónica, como no podía ser de otra manera, genialmente relatado todo, absolutamente todo lo que ha sucedido en la crónica de el Martes. Muy buen ambiente y con una ruta que creo que gustó a todos los participantes de la misma.

    Muy buen trabajo de investigación sobre las Tinajas y la zona de Albacete y la Manchuela y muy buenas fotos, que de alguna manera reflejan lo que se vivió el Martes y es que una imagen, a veces..., no siempre, vale más que mil palabras.

    Otra más a la saca y las que quedan. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je, así es, otra más a la saca y parece que de las buenas. Siempre se pueden hacer otras rutas, pero lo importante es que cuando hacemos alguna, la vamos exprimiendo cada vez más y estamos siendo capaces de darle otro tipo de orientación.

      Parece, además, que voy cogiendo algo de tono físico (poco, eso sí) pero lo suficiente para hacer con garantías este tipo de rutas. Habrá que ir pensando en alguna por el río pero a lo largo del cauce en dirección Valdeganga. No hay mucha caza y siempre da mucho, pero que mucho juego.

      En fin, que disfruté mucho del día en general. Ya queda menos para la siguiente.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  4. Estupenda ruta y buen reportaje, que amen de las fotos vemos que hay buenos sitios también por ahí, donde investigar, lo de las tinajas que pasada y todas intactas, esperemos por mucho tiempo y los amigos del mal no hagan tropelías de las suyas, buena ruta y crónica detallada de lo acontecido, una de esas rutas que será una clasica, y no es para menos, salud y pedales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigos Ginetas, es una zona donde nos dejamos caer de vez en cuando, pero es que como siempre, hasta llegar allí tenemos que hacer 25-27 km., con lo cual, entre ir y venir ya te salen 50-54 km., con lo que ya no te da mucho tiempo para hacer demasiado, son etapas de madrugón y mucha paciencia.

      Eso sí, hay rincones realmente bonitos que hacen que la ruta por allí sea realmente divertida.

      Pues nada, seguiremos en ello y preparando las vacaciones que se presentan llenas de rutas.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Antonio, ya lo creo, fue una gran ruta la que nos marcamos. Y es que, esa zona da para mucho, pena de los 25-27 km que tienes de distancia, pero bueno, como bien dices, eso hace más grande este deporte.

      Pues todavía nos quedan unas cuantas zonas de sendas que descubrir, yo al menos ya tengo anotada una; para la próxima nos metemos por ellas.

      Tus fotos no las he podido subir todavía, a ver si hago un hueco que últimamente no me pillo ni con dos manos...ja jaj a

      Saludos y nos vemos el domingo...Edu

      Eliminar