“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

domingo, 20 de septiembre de 2015

Investigando por La Roda

Había almorzado el Viernes con Pedro Lara  por la mañana y durante el almuerzo le comenté la intención que tenía de hacer una ruta por La Roda para localizar lo que me había parecido en un principio una pinada que podría darnos alguna senda aunque fuese sencilla. Me comentó que le parecía bien, así que quedamos para el Sábado a las 08h.00' en el Kiosko de la Tamos. Lo puse en el whatsapp, pero nadie contestó a excepción de alguien que ya había quedado con Vicente Pura Vida para hacerse un rutón por Jorquera.

Así pues, el Sábado a las 08h.00' quedé con GPS Lara y salimos de ruta hacia La Roda. A esta hora despuntaba el día con una temperatura cercana a los 11º C, lo cierto es que hacía fresquete. Pedro me comentó de hacer alguna senda de esas que él se saca de la chistera nada más salir de Albacete, hasta llegar a las vías del tren, de aquí al puente del ferrocarril que está al final de Polígono Campollano, como si fuésemos de ruta para Puñoenrostro, y desde aquí tomamos caminos y vía de servicio, unas veces asfaltada y otras con tierra, pero por el margen derecho de la autovía. El viento nos daba ligeramente racheado ayudándonos a darle al pedal y casi sin darnos cuenta nos plantamos en el Monolito que hay en el Acueducto Tajo-Segura, justo unos kilómetros antes de llegar a La Roda.

No sé exactamente lo que quiere representar, dos figuras.



Después de tomar un gel y hacer aguas menores, investigamos un poco por los alrededores sin ver mucho de interés. Nos cruzamos al otro lado de la autovía por un túnel, siguiendo el Acueducto, que es ahí donde estaba la pinada y después de unos cuantos kilómetros pero no había nada ni mucho más que investigar, la supuesta pinada no era más que la hilera de pinos que se han plantado a lo largo del Acueducto y lo cierto es que las posibilidades no eran muchas, salvo seguir el cauce del Acueducto hasta Barrax y de ahí vuelta a Albacete.

En esto Pedro me dijo que recordaba que el acueducto, en un tramo pequeño, desaparecía por debajo de la vía del tren para dar paso a estas enormes máquinas de cientos de toneladas de peso y eso si que despertó mi curiosidad, así que nos dispusimos a localizar este tramo y vaya que si lo encontramos, bueno yendo con GPS Lara, cualquier cosa se puede encontrar, ja, ja, ja. Os dejo unas fotos para que os hagáis una idea.






Después hemos seguido mirando alguna pista o camino para saber donde nos llevaría, pero las opciones es que se nos abrirían mucho y todas ellas nos llevarían hacia la zona de Barrax y lo cierto, es que no han faltado ganas de hacer esas pistas y camino, pero el tiempo nos apremiaba.


Habíamos tomado la decisión de almorzar en La Gineta, pero dado que habíamos llegado al Acueducto con una buena carga de kilómetros, cambiamos los planes y la decisión era almorzar en La Roda, en un bar del Polígono que conozco y en el que se almuerza muy bien.

De camino a La Roda, Pedro ha descubierto una camino que salía del Acueducto y que nos hemos lanzado a investigar. El camino era un talud de bastante altura desde que se divisaba a la izquierda, unas enorme balsas de gua de miles y miles de metros cúbicos de capacidad, y a la derecha, una especia de hondonada, justo al margen del Acuducto...., algo muy curioso que a buen seguro nuestro querido Edu conocerá y nos podrá aclarar, pues nos ha llamado mucho la atención.






En fin, pues después de las balsas de agua, La Roda nos invitaba al almuerzo. Hemos encarado las bicis por un camino que nos ha llevado a una vía de servicio, de aquí a una rotonda y al polígono donde hemos repuesto fuerzas,,,,,, merecido almuerzo.




Con las fuerzas recuperadas y al ánimo contento, nos hemos dispuesto a volver a Albacete, ya eran las 11h.20' y tanto Pedro como yo queríamos estar no más tarde de las 13h.00', sin embargo y aunque la vuelta iba a ser por la vía de servicio para llegar pronto, nos habíamos olvidado por un momento de Eolo, ja, ja, ja. Pues.., desde La Roda hasta Albacete nos ha dado de lleno y de frente, unas veces muy fuerte y otras no tanto, hasta La Gineta, a partir de aquí nos ha dado de lo lindo llegado a aguantar rachas de aire considerables, pero bueno al final llegar hemos llegado, yo a casa a las 13h.00'.

De la ruta, deciros que ha sido tremendamente rodadora pero muy interesante por las cosas que hemos visto por La Roda. La charla, genial como siempre con Pedro Lara y poco más os puedo contar. Nos vemos para la próxima ruta.

Os pongo los datos técnicos de la ruta:

Salida a las 07h.50' con llegada a las 13h.00'
Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.53'24"
Distancia recorrida, 82'500 Kms
Velocidad Media, 21'5 Kms/hora
Velocidad máxima alcanzada, 40'8 Kms/hora
Calorías quemadas, 1156 ja, ja, ja, ja.

3 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Pues a pesar de ser muy rodadora, me lo pasé bien, más que nada por las cosas nuevas que vimos por esa zona. No es muy destacable, pero ahí quedan los 83 kilómetros para los que los quieran hacer.

    El viento como siempre, un verdadero coñazo. Un saludo Yellow.

    ResponderEliminar
  3. Buen ruta rodadora, de las que se te quedan las piernas temblando toda la tarde...ja ja ja

    La zona por la que habéis ido la verdad es que no tiene mucho destacable, tan sólo la obra que encontrasteis para salvar la vía del tren por parte del canal.

    En cuanto a la estatua-monolito, muy del gusto de los setenta, trata el tema de la repartición del agua. El tema es bueno, pero bueno, podíamos estar hablando de ello mucho tiempo ;-)

    Lo dicho, a ver si en una de estas vuelvo.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar