“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

miércoles, 12 de agosto de 2015

Peñascosa: Los Catalmerejos, cuerda de la Almenara y cañada del Pino-Roble



 Buenos días.

 Por fin de nuevo puedo volver a publicar crónica sobre alguna de las rutas que estoy realizando estos días por Peñascosa.


 ¿Qué ha pasado en estos días? Pues muy sencillo, una buena tormenta que cayó en el camping en el que estoy alojado, de las de rayo y tentetieso, resulta que se encargó de destrozar la instalación de la wifi y claro, dejarme incomunicado con vosotros durante estos días.


 En fin, que vamos allá con la ruta que realicé el pasado 5 de agosto, dos días antes de la tormenta de marras.


 En este caso se trataba de ganar la cuerda de la Almenara desde su inicio, allá cerca de la aldea del Vidrio, y para ello lo mejor es tomar la carretera que sale desde Peñascosa en dirección a los Catalmejeros. Dicho y hecho me puse en marcha hacia mi destino por una pista que sale al lado del camping y que en seguida nos deja las piernas con buen tono, pues poco a poco va ganando metros hasta llegar a un tramo, ya cercano a la carretera, de un porcentaje de los que te hacen sudar sí o sí.


 Llegados a la carretera nos dejamos llevar por ésta en una serie de sube y baja realmente agradables de hacer, pues después de los metros anteriores vienen bastante bien el poder estirar las piernas.


 Los kilómetros se sucedían y como podéis ver tuve compañía en el camino en forma de cuatro patas, 500 kilos y dos cuernos de reglamento, toda una preciosidad a la que es mejor no molestar demasiado.


 Continué por la carretera hasta llegar a la fuente de la raja, donde para mi sorpresa, tan sólo salía agua por la parte inferior de la fuente, y es que este año la pluviometría en la zona ha sido más bien escasa.


 Hete aquí que me he llevado la segunda sorpresa de la mañana, y es que el camino que solía tomar otras veces estaba delimitado por unas vallas electrificadas, de las que se utilizan para evitar que las vacas y toros salgan de las fincas; en fin, que yendo yo solo y vistos los ejemplares de antes, lo mejor era pensar en que si aquello estaba allí sería por algo y que más me valía seguir hacia delante y tomar otra vía.


 Así que me encaminé hacia la aldea de los Catalmerejos pasando por la aldea de los vidrios, donde pude comprobar que el nacimiento de agua que tiene la aldea estaba a pleno rendimiento y que al igual que el camino anterior, las vías siguen estando cerrados por vallas electrificadas.


 Finalmente tomé la pista que me acercaría de nuevo a la cuerda de la Almenara, en concreto por la parte desde la que se divisa Paterna del Madera y que poco a poco va ganando altura hasta llegar al final del puerto que te sube a la pista de la cuerda de Almenara. Buenos porcentajes y mejores vistas las que se tienen desde esta pista que nos llevará en breve hasta el puesto de vigía de las Coronillas.


 Allí pude hablar durante unos minutos con la persona encargada del puesto de vigilancia, conversación tranquila y simpática la que mantuvimos y además en un sitio realmente privilegiado, desde el que se divisan kilómetros y kilómetros de los montes que te rodean en aquel lugar.


 Desde aquí y dado que el sol estaba empezando a calentar a base de bien, decidí que lo mejor era tomar el camino de vuelta hacia el camping, y lo hice por la cañada del pino-roble que te lleva derecho y en un instante hacia Peñascosa, pues todo el camino va picando continuamente hacia abajo.

 En total 38,5 kilómetros a una media de 15 km/h y con un desnivel de 850 metros +, parece que ya vamos cogiendo algo de forma pues no terminé nada cansado.

 Aquí os dejo como siempre un enlace a todas las fotos y por supuesto la ruta.

Saludos...Edu




 
 

4 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, parece que me voy haciendo con la bajada de esa carretera y me saco buenas medias, es segura y no tiene muchas curvas cerradas con lo cual son de esas bajadas donde realmente te gusta "dejarte caer".

      Ya iré publicando más rutas de las que he ido haciendo. ;-)

      Saludos...Edu

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué recuerdos me traen esos lares! Sino recuerdo mal, fue el año pasado por estas fechas, aunque he de reconocer que las pase putas para subir. la bajada..., estupenda, pero la subida...., sufrí lo indecible. Sin embargo creo recordar que terminé con buenas sensaciones y si además, le sumas que cuando llegas al camping, hay piscina y cerveza al punto de congelación, ....., pues..... MIEL SOBRE HOJUELAS.

    Muy buena ruta la que te has marcado, desafiando a los astados, ja, ja, ja. SALUDOS EDU.

    ResponderEliminar