“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

jueves, 21 de mayo de 2015

Saliendo los miércoles: Una ruta por el río Júcar


 Buenos días.

 De las rutas preferidas para muchos ciclistas de estos lares son, sin duda alguna, las que discurren por las márgenes del río Júcar. Sendas, subidas, bajadas, los parajes, el río... son muchos los aditamentos que hacen de esta zona otro paraíso de la BTT. Así pues, no está de más que dediquemos un par de rutas seguidas a la zona.


 La de ayer se corresponde con el paraje llamado "Las Mariquillas" en el río Júcar, y comprende desde el puente de la carretera N-322  hasta "La casa del Alemán" siempre en dirección Valdeganga. Además en toda esta zona acometieron hace ya algunos años una reforma de los caminos de modo que ningún vehículo a motor puede entrar, reformaron el camino para que sólo peatones y bicicletas pudieran circular, colocaron algún merendero y dieron accesos desde el camino al propio río para que los pescadores vieran también facilitado su deporte. Y de paso se mejoraron dos vías desde este punto, tanto en dirección Valdeganga como hacia "El Torcío", creando así una ruta muy interesante y con más que buena carga de kilómetros.


 Así pues a las cinco de la tarde nos vimos nada menos que Teo, Nino, Pedro Lara, José Luis (ambos de Patillas Rotas) y éste que suscribe en la gasolinera de Tamos, pues la intención era salir por el cementerio hacia la finca de Miralcampo, y de ese modo, poder llegar cuanto antes. Por cierto, la puntualidad fue manchega, ¡como siempre!


 Con buen ritmo pero sin llegar a ser demasiado fuerte fuimos ganando kilómetros...y barro, mucho barro. En la tarde-noche del martes 19 cayó una tormenta fuerte por Albacete e hizo estragos a tenor de lo que vimos. Y por cierto, ya no os preocupéis del barro que nos lo llevamos todo nosotros ayer, no dejamos nada.


 Al llegar a la pista que nos lleva a los Yesares comienzan una zona de monte bajo formado en su mayoría por encinas, merece la pena el fijarse en algunos de los árboles que por allí hay. Al cabo de unos kilómetros se puede tomar un desvío que te llevará a través de un camino-senda hasta la ribera del río por un descenso realmente delicioso (eso sí, algo roto después del agua que cayó). En la bajada existe un pequeño curso de agua que se puede atravesar fácilmente sin bajarse de la bicicleta.


 Aparece por fin el río Júcar y continua la ruta por una carretera en sentido Valdeganga durante un par de kilómetros. Al pie de un restaurante aparece la pista que discurre junto al río,  una auténtica gozada, vayas andando o en bicicleta. Merece la pena dar un paseo por aquella pista, visitar la noria...


 Dado que los kilómetros iban pasando y la tarde avanzaba, decidimos que lo mejor era irnos volviendo para Albacete, por lo tanto tomamos el camino que parte de Los Yesares, hicimos una buena subida y decidimos que todavía llevábamos tiempo como para alargar algo más la ruta. Dicho y hecho tomamos la pista que va de "Tinajeros a Los Frailes".

 El viento a esa hora comenzó a entrar algo de cara pero este camino va picando hacia abajo hasta llegar a Tinajeros, con lo que el ritmo era bastante bueno hasta llegar al pueblo, donde paramos para refrescarnos.


 Desde aquí el viento empezó a soplarnos con intensidad en la cara con lo que tuvimos que apretar, pero tampoco nos amilanamos demasiado, pues la velocidad empezó a subir a base bien y los 30 aparecían continuamente. Caso a destacar es el de Nino, que como no llevaba ayer el cuenta kilómetros empezó a tirar tanto que llegó a unirse a un grupo de flacas, del que ya se separó en las proximidades de Albacete (y porque tenía que esperarnos...jaj aj aj).


 En fin, que después del tute que nos habíamos metido, evidentemente teníamos que hidratarnos convenientemente, pues como ya sabéis la cerveza del final, ¡también es ruta! De modo que al entrar a la ciudad nos quedamos en el Avión II, nos tomamos una más que merecida cerveza y con los deberes hechos, nos despedimos hasta la siguiente quedada.


 Añadir que al final realizamos 50,8 km a una media de 20,8 km/h, en algo más de dos horas de pedaleo.

 Una ruta realmente buena donde lo mejor, he de decirlo, fue la compañía.

 Como siempre, aquí tenéis el enlace a todas las fotos y el track de la ruta.


4 comentarios :

  1. Estupenda ruta con bonitos parajes, muy buen recorrido a la vera del rio, la noria queda estupenda, buen detalle de restauración, como va de agua el rio, y como siempre que no falte esa cerveza fresca después de cada ruta, un saludo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es curioso la cantidad de norias que había por esta zona y las poquitas que van quedando, que digo yo que tampoco sería muy descabellado el volver a ponerlas en marcha. No consumen energía y pueden estar todo el día funcionando...Pero claro, tampoco engorda la factura del consumo eléctrico, no había caído en ello...aj jajaa j

      En estas fechas lo de la cerveza es que nos supera a todos. Como bien decís vosotros, "la cerveza de los campeones" jaj aj aj

      Saludos y buen fin de semana...Edu

      Eliminar
  2. Vaya ruta que me he perdido Edu...., en fin, no podía ser...., llegué muy cansado y además ya llegue cerca de las 16h.00', no tenía tiempo para nada, ni para comer y mucho menos para descansar algo.

    La zona, aunque la hemos hecho un sinfín de veces, veo que está espectacular y con agua para parar un tren. Lo de la Noria, es simplemente espectacular, nunca la había visto, así que ya sabes, toca ruta y repetirla.

    Un saludo Edu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, ¡será por días! Pues nada, si es que cuando llevas todo el día por ahí dando tumbos y llegas con la hora justa, lo mejor es descansar un rato, que ya habrá tiempo de repetir.

      Lo del agua es circunstancial después de la que cayó el día de antes, una pena, que bien podía estar así todo el año, pero bueno, es lo que tenemos.

      A ver si nos vemos este fin de semana.

      Saludos...Edu

      Eliminar