“Y si no tienes bicicleta, recuerda que es posible vivir en bicicleta incluso sin bicicleta…”. Marcos Cruz

lunes, 9 de marzo de 2015

El Calar de la Sima en Tus


 Buenos días a todos.

 Estreno de BTT 40 rutas por todo lo alto, y nunca mejor dicho que vaya puerto me he tenido que ventilar este fin de semana. Como bien dice el amigo Coronado, ¡rutón, rutón!

 Y es que, por fin pude explorar el Calar de la Sima, que sin duda alguna es un auténtico espectáculo de la naturaleza.



 Así que el sábado, después de desayunar (que la etapa lo requería) me encaminé desde las Cabañas del Batán del río Tus hacia el Calar de la Sima. Este calar tiene un pico de 1892 metros, el Pico de las Mentiras, que una vez que subes al calar domina siempre el horizonte.

 Me lo tome con mucha tranquilidad, pues el puerto que tienes que subir es de esos interminables, con unos 13 kilómetros de subida y con algunos tramos con un desnivel que pasa del 20%. Ya me avisaron que además era probable que me encontrara algo de nieve en la zona más alta.

 Pasado el camping (ahora cerrado) y a un par de kilómetros tomamos la primera desviación hacia Las Mohedas, cruzamos un puente sobre el río Tus con unas de las aguas más cristalinas que se pueden ver, y enseguida empiezan las rampas de esas que te hacen preguntarte "¿qué pijo hago yo aquí?".

 Pero bueno, por suerte siempre con voy con Tole-tole y Chano-chano en estas rutas, así que subiendo a mi ritmo y con ellos a cada lado de la burra, sé que antes o después llegaré arriba.

 Una vez que pasas las Mohedas el camino se dirige hacia la zona de Arguellite, si bien, al llegar a la parte superior del camino, en dirección a las Fresnedas, tomamos el camino de la derecha que nos lleva  a Los Prados, donde por cierto, me pude encontrar un par de caballos por allí sueltos, tan tranquilos que ganas me dieron de quedarme allí con ellos, pastando, tan tranquilamente. Es que menudo sitio habían ido a coger los animales, ¡no daban ganas de seguir!



 En fin, que unos kilómetros más adelante el camino pasa por la antesala del calar, quedando Collado Tornero justo abajo del monte en una pendiente inverosímil, de esos donde hasta las piedras tienen que hacer equilibrio.

 Llegados al Calar pude ver que efectivamente había nieve, si bien en la parte más alta del mismo, menos mal, con lo cual sólo tuve que enfrentarme al barro de las pistas, que ya sabéis que es lo mejor cuando aún encima estás subiendo el puerto.

 Decidí parar a beber agua de uno de los arroyos que bajan del deshielo; el agua fría, congelada, pero eso sí, pocas veces beberé un agua más limpia. Y de paso di con una zona donde había fósiles, foto que os dejo de uno de los que vi cuando iba a beber agua.


 La idea era continuar hasta llegar a la sima que da nombre al Calar, si bien, me dirigí a la parte que queda enfrente del Calarico, desde donde se puede ver la sima y unas vistas realmente increíbles de la zona. Además, desde aquí se puede divisar también la sima, con lo cual, ¡dos pájaros de un tiro!


 Aquí nos encontramos a unos 1600 metros de altura y todo lo que se pueden ver son barrancos, ríos, bosques y muelas de piedra viva coronando todos los montes. Ahí os dejo las fotos para que decidáis vosotros.




 El siguiente punto que quería ver era una casa abandonada que allí arriba existe, de piedra, con su buen corral para el ganado, en concreto el Corral de Cerrico Lobera. Una pena que esos muros ya hayan cedido, pero merece la pena visitarlo simplemente por las vistas que desde allí tenemos.

 A todo esto, el Pico de Las Mentiras siempre lo tienes ahí, dominando tus movimientos y además con bastantes ventisqueros llenos de nieve.

 Vuelta al camino principal, el siguiente punto a visitar era la casa de Pradomira, también dedicada a las labores del campo, y sin que lleguen a ser puntos realmente singulares, merece la pena visitar pues nos da una idea de lo duro que puede ser trabajar en semejantes sitios. A poco que uno mire a los abrigos de montaña que por allí existen, se adivinan continuamente muros para el cuidado del ganado desde hace siglos y siglos.

 Ahora me tocaba ir hacia la cañada del Avellano, por donde circula un arroyo homónimo que va a dar a un salto de agua tremendo, y al que ya os adelanto, es imposible llegar con la bicicleta. Investigué también el camino de los Voladores, que nos lleva hasta Voladores de Arriba, Voladores de En Medio y Voladores de Abajo, y supongo que con esos nombres no hace falta explicaros como se sitúa cada uno en el mapa.

  Todas estas aldeas están completamente abandonadas, sin que existan carreteras y los caminos que por allí circulan son impracticables para la mayoría de vehículos, desde luego, un sitio ideal si te quieres quitar de en medio.

  Estuve investigando en el arroyo para intentar llegar a la cascada, y se circula por una serie de tablares de huerta (de los pocos que puede haber allí) igual de abandonados que las aldeas. Aquí, estás rodeado por dos muros verticales de bosque, el del Calar y el del Calarico.



  Desde aquí volví hacia Pradomira, si bien, hice algo de campo a través para ganar algo de tiempo y cogí la senda que baja hasta Collado Tornero. En estos momentos vas pegado al barranco llamado "Estrecho del Infierno": abajo el río Tus y unas paredes de cientos de metros que se precipitan hasta llegar al fondo, un paisaje soberbio, pero en el que tienes que tener bastante cuidado.


  Aunque el camino está señalado, y parece ser que hay gente que lo hace en BTT, dudo mucho que lo hagan entero pues a mitad de la senda, esta deja de ser ciclable en muchos tramos, rotos por la extrema pendiente y con una cantidad de piedras en el camino que hace que tengas que poner continuamente el pie en tierra. De hecho, las huellas que uno se encuentra en la parte anterior de BTT, desaparecen en toda esta senda lo que me hace sospechar que aquello se baja, sí o sí, con la bicicleta cogida del ramal.






 Llegados a Collado Tornero me quedaba una última parada para ver como el Arroyo de Las Marinas va a caer al río Tus por una  serie de cascadas llena de pozas. Foto que os dejo, por supuesto.



 Así que, desde aquí tan sólo queda dejarse caer por la carretera hasta llegar de nuevo a las casas.

 Por supuesto, nada más llegar me hidraté convenientemente con una par de cervezas en toda regla, con su jamón y sus aceitunas, que ya sabéis lo que pienso del tema, "la cerveza (muy fría) del final, también pertenece a la ruta".

 En cuanto a los datos más técnicos deciros que al final hice unos 30 km. a una media de unos 10km/h, un media realmente baja pero quien me iba a decir a mi que la senda de bajada tuve que hacerla en parte andando...j aj aj j aj a

 Por supuesto, aquí os dejo un enlace a todas las fotos y la ruta.

Saludos desde 40 rutas...Edu








8 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ja jaj aj! Amigo Yellow, ya sabes que palos a gusto...Y es cierto, al ir sólo te marcas un ritmo bueno y sabes que puedes parar cuando quieras. Del paisaje, pues eso, que te voy a decir. El tiempo perfecto y sobre todo, las ganas que tiene uno ;-)

      Ya sabes, para la próxima tenemos que preparar algo bueno, y se me está ocurriendo que podríamos ir viendo el tema de los cortijos abandonados, ¿no te parece?

      Nos vemos esta semana.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  2. Estupenda ruta 100x100 betetera y de montaña, con un gran aporte fotográfico, es lo que tiene un poco de sufrimiento el subir, para luego contemplar dichas estampas fotográficas, y cuando un sitio es estupendo, no paramos de hacer fotos a todo lo que le rodea, espectaculares vistas, una gran aventura, un gran saludo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Así es, el sufrimiento merece la pena, vaya que si lo merece, sobre todo si el premio es el encontrarte semejantes paisajes. Una pena que pille algo lejos de Albacete, pero bueno, de vez en cuando hay que dejarse caer por estos sitios. ;-)

      Muy buena semana igualmente para vosotros.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  3. Por si fuera poco con el asunto de las rampas y las subidas infernales, que ya tenía con los GINETAS BIKERS, ahora vas tú y azuzas más las ascuas de las rampas. Contento me tenéis con las rampitas. Ahora en serio, vaya pedazo de ruta que te has marcado, ya no tanto por las distancia recorrida, como por los tantos por ciento de desnivel que has tenido que afrontar y lo complicado de algunos tramos que te han hecho poner pie a tierra.

    Supongo que todo merece la pena en el sentido de que las fotos hablan por si solas y sobre todo, vaya paisajes, arroyos, muelas de piedra y demás orografía del terreno.

    La próxima ruta para el blog no dudes que puede ser las aldeas y cortijos abandonados...., a Yellow le vas a dar una alegría.

    Saludos y....., ya está todo en marcha, pistoletazo de salida incluido. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amigo Coronado, esto ya está en marcha. ;-)

      Esta vez, aunque parezca difícil, lo complicado era bajar, que subir también tiene miga, y si no, ojo a algunas fotos de las rampas, pero es que la bajada era imposible.

      Y sí, vete preparando que si querías arroz, dos tazas con las cuestas que te estamos preparando...ja ja ja

      Bueno, como bien dices, la próxima debería ser la de las aldeas y cortijos abandonados. A ver que se cuenta Yellow para el finde.

      Saludos y nos vemos esta semana...Edu

      Eliminar
  4. Hola Edu, ahora entiendo todos los puntos que comentabas, impresionamte el relato la documentación anterior y por su puesto las fotografías, mas que una narración diría que nos has llebado en la mochila mostrándonos los puntos del lugar y creando la necesidad de tener que volver contigo.
    Simplemente genial un abrazo y enhorabuena
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre JuanCar, muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, esta era la idea y seguro que con el tiempo se va puliendo, por el momento y como bien dices, os he metido en la mochila y vamos a ver hasta donde se puede llegar. Seguro que lejos ;-)

      Saludos...Edu

      Eliminar